Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2019 - Edición 234

Profesores Extraordinarios

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Los profesores también deben dormir bien

Mucho se ha hablado de los hábitos de sueño de los alumnos, que deben dormir buena cantidad de horas para que tengan un buen desempeño escolar; pero para que el proceso de aprendizaje sea óptimo, es necesario que los profesores también tengan buenos hábitos. Los docentes, deben llegar descansados para enfrentarse a alumnos cada vez más inquietos y demandantes.

Por: Ivette Arriagada
Los profesores también deben dormir bien

 

Un estudio publicado recientemente por la revista de la Sociedad Médica de Chile señala que los universitarios chilenos, tienen alto nivel de insomnio, somnolencia durante el día, obesidad y sobrepeso. Esto es por los malos hábitos adquiridos durante la educación superior.  Estos malos hábitos deben cambiarse cuando hay que entrar a la vida laboral, sobre todo si el trabajo es la docencia.

Se sabe que la tarea del profesor, muchas veces requiere de trabajo extra en la casa. Preparar una clase, preparar una evaluación y luego corregir, podría mantener a un docente hasta altas horas de la noche trabajando.

Especialistas señalan que la falta de sueño genera ansiedad, depresión e irritabilidad. Si un profesor no tiene una buena higiene del  sueño, llegará a enfrentar a un curso con más de 30 alumnos inquietos, cansado y con poca tolerancia al inevitable desorden de una sala de clases.

Victoria Cargio

Esto puede llevar a niveles elevados de estrés y/o depresión, para la neuróloga de Clínica Somno, Victoria Cargioli existe una relación directa entre malos hábitos de sueño y depresión. “La fuerte asociación entre insomnio y depresión pareciera deberse a un mecanismo fisiopatológico común para el sueño y la regulación del ánimo que haría al paciente susceptible a sufrir ambas condiciones”.

Además señala que “ ..el sueño tiene un rol importante en la modulación de la función neuroendocrina y del metabolismo de la glucosa. Se ha demostrado que el mal dormir (insomnio, apnea de sueño por ejemplo) se asocia a alteraciones endocrinas y metabólicas, tales como intolerancia a la glucosa, aumento en los niveles de cortisol, aumento del apetito”.

“Los adultos privados de sueño tienen elecciones más impulsivas en la elección de los alimentos y suelen elegir alimentos más calóricos. Además, el insomnio se asocia a una menor respuesta corporal a la actividad física y a una disminución de la flora intestinal que juega un rol importante en el metabolismo”.

Para la neuróloga Cargioli, es necesario que las personas ordenen sus horarios, es un proceso lento, que se demora alrededor de un mes, pero vale la pena. La calidad de vida, va directamente relacionada con la calidad de sueño.

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

WhatsApp para la educación

Ver más →

Google lanza herramienta educativa para combatir el plagio

Ver más →

"La TV hoy puede ser un valioso aporte educativo"

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.