Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2019 - Edicion 236

Incluir a todos vale la pena

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Cómo organizar la rutina y las tareas diarias con sus hijos

El ingreso a clases implica una reorganización del tiempo después de la jornada escolar. Los padres cumplen un rol fundamental en el apoyo de sus hijos, promoviendo el desarrollo de hábitos y favoreciendo sus logros académicos, los que serán desarrollados de manera autónoma y con estrategias personales en la adolescencia. Conversamos con Danae Gaete Córdova, Coordinadora de Formación y Disciplina de Enseñanza Básica del Colegio Pedro de Valdivia de Peñalolén.

Por: Por Marcela Paz Muñoz Illanes
Cómo organizar la rutina y las tareas diarias con sus hijos

A continuación les entregamos una serie de consejos prácticos que le pueden ayudar a padres y profesores para que sus alumnos organicen mejor su tiempo y mejoren el aprendizaje. Les entregaremos una guía para hacer las tareas y para organizar los tiempos de estudio.

Algunas sugerencias para tener en cuenta:

  • Secuencia recomendada para hacer las tareas: 

– Revisar la agenda (papel o digital)
– Establecer un orden de cómo van a realizarse las tareas.
– Hacer siempre primero lo más difícil.
– Reunir los materiales necesarios: estuche, libros, enciclopedias, etc.
– Mantener el escritorio o mesa de trabajo en orden.
– Hacer de una  tarea a la vez.
– A medida que se van haciendo las tareas, los cuadernos y libros se van guardando donde corresponden (según horario planificado).
– Mantener ordenado el lugar de trabajo.
– Destinar tiempo para descansar y/o salir a jugar. 

Pasos para tener en cuenta en el tiempo de estudio: 

Rutina: Lo primero, es que los niños tengan un horario de trabajo. Que al llegar del colegio, sigan una rutina. Por ejemplo, cambiarse de ropa, lavarse las manos, comer algo, descansar un rato y luego hacer las tareas. Es importante que tengan un horario fijo y lo respeten. 

Ambiente: El lugar donde hagan las tareas, debe ser en lo posible siempre el mismo, cómodo, bien iluminado (lo ideal es luz natural), ordenado y por último, es importante evitar ruidos distractores (evitar tener encendidas la radio, televisión o tener el celular en el lugar donde se realizan las tareas). 

Trato afectivo: Es muy importante que la mamá o el papá se muestren positivos y cálidos al momento de hacer las tareas con sus hijos. Evitar, por sobretodo, devaluar al niño  porque no entienda alguna tarea o se le haga complicada alguna materia. La relación se puede deteriorar con facilidad si el ambiente no es bueno. Si esto ocurre, pueden adoptar una actitud de rechazo hacia las tareas que después podría ser difícil de revertir. 

Orden y organización: Este aspecto se refiere tanto al orden del espacio físico (ambiente), como de la organización propiamente para tal. Para ello, se debe tener en la mesa de trabajo lo que se va a usar (nada de juguetes o cosas que distraigan). Comenzar por una cosa hasta terminar y después otra, no dejar cosas a medias. Es importante realizar pequeños recreos entre actividades para evitar que el niño o niña se canse y empiece a trabajar mal en actividades muy extensas. 

Hábito: Tal como el nombre lo dice, el estudio y el trabajo debe ser un hábito para el niño, y esto se logra comenzando desde pequeños (incluso desde kínder). La  idea es ir incrementando poco a poco el tiempo y la dedicación hacia lo escolar. Para ello, es fundamental supervisar el trabajo durante los primeros años de su educación, lo cual no significa que lo hagan por él. 

Reconocimiento: Al reconocer al niño/a, se hace énfasis en destacar no solo sus logros y resultados sino principalmente su esfuerzo y dedicación. Esto, hará que el niño/a esté más motivado y que sus resultados sean mayores y mejores. 

Revisión: Es muy importante que los niños tengan siempre sus cuadernos al día y ordenados, para ello se deben revisar diariamente y así, evitar que se estén consiguiendo  a última hora una materia para poder estudiar, lo que provoca mucha angustia principalmente a los padres.

Desde el rol de padres es importante favorecer el aprendizaje y el interés por el estudio de nuestros niños otorgándole un sentido para su vida. Es fundamental enfocarse en apoyar y reconocer lo positivo de sus procesos y potenciar así el logro de sus metas.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

¿Sí o no a las tareas?

Ver más →

El gran debate: ¿cuánta tarea es suficiente?

Ver más →

Mario Aguilar: "El problema no son las tareas sino el exceso de horas de clases"

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.