Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Dic 2018 - Edición 227

Educar desde los primeros años

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Conoce los planes

Cómo enseñar sobre sustentabilidad a tus alumnos

Cómo cocinar a través de la recuperación de alimentos o promover entre nuestros alumnos que dejen de usar plástico, son solo algunas de las prácticas que pueden aprenderse en la primera Asociación de Consumidores Sustentables de Chile.

Por: María Salazar
Cómo enseñar sobre sustentabilidad a tus alumnos

Para las creadoras de AdC Circular, Asociación de Consumidores de Chile especializada en temas de Sustentabilidad y Perspectiva de Género, el mayor problema que sufre la sustentabilidad en nuestro país es la falta de información con que cuentan las personas para poder tomar decisiones y, por ende, consumir de manera más consciente.

Saber cuál es el ciclo de vida de los productos, qué acciones aminoran nuestra huella de carbono, o cómo podemos aprovechar los residuos y disminuir los desechos, son, a juicio de Marcela Godoy, presidenta de la asociación, prácticas fundamentales para iniciarse en el consumo consciente. Sin éstas, difícilmente las personas sabrán diferenciar qué afecta, en mayor y menor grado, nuestro ecosistema.

El objetivo principal de AdC Circular, la primera Asociación de Consumidores Sustentables de Chile, es enseñar de manera didáctica, asequible y gratuita, a todo aquel que quiera ser “agente del cambio en el modelo de producción de productos y servicios… A través de buenas prácticas de consumo sustentable y con perspectiva de género, incidiendo en políticas públicas y de mercado”.

En este sentido, la comunidad educacional tiene un rol primordial dentro del cambio. Según Marcela, esto no solo “implica educar a través de la entrega de herramientas de base técnica y científica, sino también concientizar a los estudiantes y los pares sobre cómo nuestros hábitos de consumo afectan de manera negativa nuestra calidad de vida, entorno inmediato y al planeta, y que está en nuestras manos el convertirlos en impactos positivos, esto es lo que llamamos ser agentes de cambio”.

 

Cómo ser un agente del cambio

 Para Marcela, quien también es una de las creadoras de AdC Circular, cualquiera puede ser agente del cambio, es decir, llevar el conocimiento de estilos de vida sustentable a su casa, espacios de trabajo y las aulas, siempre y cuando su injerencia sea permanente en el tiempo y no se limite a ser solo una buena intención.

“Nuestra academia cuenta con un programa de formación de Agentes de Cambio en Hábitos de Consumo y Estilos de Vida Sustentables, el cual está dirigido a personas interesadas en consumo y producción sustentable, el impacto de su consumo y la importancia de transmitir este conocimiento a la ciudadanía”, define Marcela.

Por esto, si se quiere trabajar activamente este año en la transformación cultural de patrones de consumo y estilos de vidas saludables, eficientes, responsables, éticos e informados, con capacidad para hacerlo inspirando, movilizando y educando a su comunidad local o virtual, ésta es la oportunidad de realizarlo con un gran equipo detrás.

Actualmente, AdC Circular tiene una convocatoria abierta hasta el 25 de marzo, en la que se seleccionará a veinte personas mayores de 15 años para cada uno de sus programas 2018, quienes presenten una idea de actividad para transmitir lo aprendido en la academia a su comunidad.

El programa será experiencial e itinerará en diferentes locaciones, componiendose de seis módulos educativos que incluyen clases teóricas y prácticas, realizadas por un grupo multidisciplinario de expertos en temas medioambientales, sociales y económicos. Para postular, se debe completar el siguiente formulario.

 

Tres tips de enseñanza para los docentes 

 1.- Enseñar sobre las huellas sociales y ambientales de nuestro consumo y estilo de vida: Huella Ecológica (impacto ambiental en el planeta por demanda de seres humanos), Huella de Carbono (totalidad de gases de efecto invernadero), Huella Hídrica (volumen total del consumo de agua dulce), Huella de la Esclavitud (trabajos impropios del consumo), Cambio Climático (cambio en los patrones meteorológicos del planeta), Residuos (no reciclable), Daño a los Ecosistemas (tiene relación con la pérdida de diversidad), entre otros.

2.- Concientizar sobre las herramientas del consumo sustentable, el enfoque de los ciclos de vida de las cosas (todas las etapas por la que pasan los productos para ser producidos; materiales, procesos, transporte, uso y fin de vida útil) y la incorporación en la vida cotidiana de los conceptos 3Rs (reducir, reutilizar, reciclar), Economía y Consumo Circular, Alimentación Saludable y Eficiencia Energética.

3.- Finalmente, tomar en cuenta lo que se conoce como pensamiento sistémico o la capacidad de reconocer y analizar las interconexiones dentro y entre los distintos sistemas, con el objeto de entender las consecuencias de las decisiones de consumo que realizamos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Bajo valor que los docentes tienen de su profesión se debería a los estigmas que la sociedad le ha otorgado a la carrera durante muchos años

Ver más →

Cómo ayudar a los niños en esta última parte del año escolar

Ver más →

"Un profesor que no se preocupa de su bienestar tiende a descuidar el de sus alumnos"

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Siguenos @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.