Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ago 2017 - Edición 213

Liderazgo con sentido

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Conoce los planes

El niño desmotivado

Psicología

¿Cómo mover a los que no están ni ahí?

...Pedro tiene nueve años. Cada vez que su profesor presenta una materia o actividad nueva, Pedro está con una cara de indiferencia... Al empezar a trabajar en el cuaderno, Pedro se remueve inquieto en su puesto y no parte nunca. A veces, a fuerza de pedirle, su profesor logra que Pedro empiece a trabajar, pero una vez que su profesor se da vuelta, Pedro abandona la tarea o la deja a medias. Si el trabajo es fácil logra terminarlo, si es difícil lo abandona ante el primer obstáculo. En ocasiones su profesor ha conversado con él y Pedro dice que no le interesa que le vaya mejor...

Todos hemos tenido uno o más Pedros en nuestras salas de clases y hemos sentido la impotencia de su profesor ¿Cómo lograr que trabaje? ¿Qué le pasa que nada lo mueve? Muchos responderíamos que el problema de Pedro es que no está motivado.

¿Qué es la motivación?

La motivación es lo que hace a los niños ponerse metas, creer que son capaces de lograrlas y perseverar a pesar de las dificultades.

Niño Motivado:

Planteamiento de metas:

  • Tiene metas personales exigentes y próximas: “la proxima prueba voy a sacarme un 7” “Quiero aprender harto de los dinosaurios”.

Capacidad de esfuerzo y persistencia:

  • No sobrestima sus capacidades, valora más el trabajo que su capacidad.
  • Le asigna tiempo a las tareas, no la subestima.

Enfrentamiento del fracaso y las dificultades:

  • Es capaz de persistir ante la dificultad.
  • Ve el fracaso como parte del proceso de aprender algo.
  • Reconoce cuando no sabe algo o cuando le cuesta y busca superarse

Niño Desmotivado:

Planteamiento de metas:

  • No se plantea metas o se plantea metas poco exigentes o muy alejadas: “Con un cinco estoy bien” “Quiero que me vaya bien”.

Capacidad de esfuerzo y persistencia:

  • Tiende a subestimar la tarea y no darle el tiempo necesario: “Es papaya para que la voy a hacer antes”.
  • Tiende en ocasiones a sobrestimar la tarea y a subestimar sus capacidades: “Es muy difícil, no se puede hacer”.

Enfrentamiento del fracaso y de las dificultades:

  • Ante la dificultad se frustra o abandona la tarea.
  • Ve el fracaso como un indicador de su incapacidad: “es que soy malo para las matemáticas”.
  • No reconoce que no sabe sino que se justifica: “no me lo han enseñado”.

¿Cuáles son las raíces de la motivación para el aprendizaje?

1 Las personas motivadas esperan el éxito y se plantean metas exigentes de aprendizaje y rendimiento. Las investigaciones muestran que los estudiantes motivados se plantean tres tipos de metas al interior de la sala de clases:

a- Metas de aprendizaje: ser un buen estudiante, aprender nuevas cosas, comprender, hacer las cosas lo mejor posible, hacer las cosas a tiempo, dominar una habilidad.

b- Metas de desempeño: ganar premios, ganar concursos, ser mejor que otros en una habilidad, ganar la aprobación de otros, sacarse buenas notas.

c- Metas sociales: pasarlo bien, ayudar a otros, trabajar en equipo, hacerse amigos, ser responsable, sentirse necesitado.

Otras investigaciones han mostrado que los estudiantes motivados suelen ponerse metas más próximas o de corto plazo como parte de metas de más largo plazo: “Voy a hacer super bien este trabajo porque quiero subir mi promedio en historia”.

¿Cómo puedo ayudar al planteamiento de metas en mi casa de clases?

Hacer actividades que promueven las metas sociales

  • Tener sistemas de tutoría, donde los alumnos que terminan antes ayuden a otros con dificultades, explicándoles o enseñándoles. Así también se evita tenerlos dando vueltas por la clase.
  • Realizar con frecuencia (por lo menos una vez al día) trabajos en parejas. Por ejemplo, corregirse los dictados de a dos, revisar si los cuadernos están completos, tomarse mutuamente una poesía, inventar y corregirse problemas o ejercicio de matemáticas etc.
  • Poner responsabilidades en la clase que impliquen ganar reconocimiento. Por ejemplo: responsable de llamar o preocuparse por los que están ausente, responsables de organizar la celebración del dieciocho, responsables del recreo de ver que todos lo pasan bien etc.
  • Realizar con frecuencia trabajos de equipo, tanto con objetivos académicos.

Hacer actividades que promuevan las metas de aprendizaje

  • Al empezar una nueva materia estimular a los niños a plantear todas las preguntas que se les ocurran sobre esa materia: ¿qué es lo que no saben y que querrían saber?
  • Al empezar una nueva materia contarles a los niños que logros de aprendizaje van a tener como resultado. Al final de esta materia sabrán...
  • Como complemento a las actividades poner alguna pregunta o problema que sobrepase la capacidad de los niños y planteárselas como desafío para que lo tomen en forma voluntaria y ¡¡ver que sucede!!
  • Enseñar a los niños a evaluar su propio incremento. Por ejemplo cómo aumenta su velocidad lectora, la precisión en ortografía, el número de respuestas correctas a ejercicios de matemáticas. El llevar un gráfico de mejoría resulta para los niños muy motivante.

Hacer actividades que promuevan metas de desempeño

  • Realizar concursos de tablas, de deletreo, de recitación, de experimentos etc.
  • Realizar cuadros de reconocimiento frente a diferentes actividades. Por ejemplo en escritura reconocer el ensayo más divertido, el con mayor imaginación etc.
  • Clarificar los requisitos para obtener las notas, para que así los niños sientan que tienen mayor control sobre los resultados. Por ejemplo si es un trabajo de investigación clarificar el puntaje por contenidos interesantes, por presentación, por creatividad en el enfoque, por la presentación frente al curso etc.

2- Otro aspecto que se ha estudiado en la motivación es el concepto de Autoeficacia; concepto acuñado por el psicólogo A. Bandura que se refiere a cuan capaz se siente una persona de alcanzar una meta. Mientras más capaz me siento más motivado estoy a intentarlo.

Se ha visto que los profesores que se centran en enseñar los procesos, en capacitar a los niños a saber hacerlo, tienen alumnos con mayor sentido de autoeficacia.

3- La capacidad de enfrentar el error y el fracaso como parte del aprendizaje.

Curiosamente a veces todos estamos imbuidos de la idea de que los niños van al colegio a demostrar que saben y no a aprender. Una madre al inscribir a su niño a prekinder la profesora le indicó que el niño ¡¡no sabía tomar el lápiz!!

Todo aprendizaje implica errores, eso forma parte del proceso. Los niños que cren que equivocarse está mal tienden a centrar sus energías en no cometer errores y en evitar la crítica, más que en afrontar nuevos desafíos.

¿Cómo enseñar a aceptar el error y el fracaso como parte del aprendizaje?

  • Hablar con los niños de que al iniciar un aprendizaje siempre hay caídas y errores, eso ya relaja el clima de la sala de clases.
  • Varios estudios (Torrance y otros) muestran que la actitud de los profesores frente a las preguntas de sus alumnos influyen en crear un ambiente de clases más motivante. Los profesores que se toman en serio las preguntas de sus alumnos les están transmitiendo que la curiosidad es valiosa!!
  • Otros estudios muestran que el variar el tipo de preguntas que se le hacen a los niños así como el esperar a lo menos 10 segundos para que respondan influye en aumentar la participación en la sala de clases y la calidad de las respuestas.
  • Se ha visto (Ginott y otros) que el plantear los aprendizajes y actividades de la sala como difíciles y desafiantes contribuye a la perseverancia, porque ya el fracaso no es tan penalizado. Si fracaso en una tarea difícil es más honorable que el hacerlo en una fácil y si triunfo es más valioso.

¿Qué le puede suceder a un niño desmotivado?

  1. Problemas de aprendizaje. Se ha visto que los niños con dificultades de aprendizaje, tienden a generalizarlas a todo su auto concepto académico: “Soy porro” “Me cuesta”
  2. Problemas emocionales de otra índole. En ocasiones cuando un niño está viviendo una situación dolorosa sus energías pueden estar centradas en pensar en dicho problema.

Vías de acción

Evaluar sus antecedentes de años anteriores. Ver como está su velocidad y comprensión de lectura. Mostrarle como apesar de sus dificultades él es una persona inteligente. Averiguar sobre su ambiente familiar o sobre su adaptación social al colegio. Si confía en nosotros preguntarle directa mente. Ya el poderlo conversar con agluien que muestre interés alivia algo la presión del problema.

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Siguenos @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.