Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ago 2017 - Edición 213

Liderazgo con sentido

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Conoce los planes

El niño amistoso

Psicología

Las Raíces de la Aceptación: el rechazo o el olvido

¿Qué tan importante es la amistad para los niños?

¿Qué hace que un niño sea querido, rechazado u olvidado en su curso?

¿Qué podemos hacer nosotros como profesores para fomentar  relaciones de amistad genuinas dentro de nuestros cursos?

Por Grupo Educar

La importancia del tener amigos para el desarrollo armonioso de los niños

Según Zick Rubin en su libro “La amistad de los niños” el tener  amigos es importante por tres razones:

  • La amistad le da a los niños la oportunidad de aprender nuevas habilidades sociales como saludar, sonreír, conversar, compartir juegos, trabajar juntos, solucionar conflictos, dar, recibir, desarrollar la sutileza, mandar a otros, seguir a otros, etc.
  • La amistad facilita que el niño se compare con sus pares, lo que es fundamental para el desarrollo de su identidad. Ejemplo: soy más alta que la Javiera, soy más flaco que José, soy el mejor de matemáticas de mi curso, leo más lento que el resto, soy seco como arquero.
  • La amistad da a los niños un sentido de pertenencia grupal. Ejemplo: estos son mis mejores amigos, todo mi grupo va a ir al coro.

Por otro lado, los niños que sufren problemas de rechazo dentro de su curso, o que están aislados, suelen ser niños que son más proclives a desarrollar problemas de otro tipo, tales como angustia y depresión.

Del amigo casual al amigo cercano hasta la amistad profunda

Así como maduramos en otros aspectos, la amistad también madura.

En preescolar lo normal es el amigo que es mi amigo porque jugamos juntos en el recreo, y como la raíz de la amistad es así de práctica el cambio de circunstancias externas puede hacer cambiar de amigos. Como por ejemplo; me cambiaron de puesto y ahora soy amigo de Javier.

En la edad escolar los amigos se empiezan a estructurar en torno a intereses en común, el fútbol, el elástico, conversar, hacer travesuras.

Al llegar a la adolescencia el interés estará más centrado en características de personalidad que hacen que unos se sientan más a gusto con otros.

Las raíces de la amistad: popularidad, aceptación,  rechazo y olvido

La popularidad de un niño dentro de sus compañeros no tiene que ver sólo con su capacidad para las relaciones sociales, sino que muchas veces se relaciona con otras características que lo hacen ser valioso ante los otros. Por ejemplo: si un niño hombre es bueno para el fútbol y otras habilidades atléticas, ser buena alumna y bonita entre las niñas; para ambos sexos el ser activo y hábil en los juegos, son todos factores que aumentan la popularidad.

La aceptación de un niño por sus pares, el ser querido y aceptado dentro de un curso, no depende ya de factores de popularidad, sino de las habilidades sociales de ese niño. Dicho en fácil: si es simpático y buen amigo, agradable en su trato hacia los otros.

La falta de popularidad de un niño, que se refiere a que un niño no sea buscado por sus pares y/o sea rechazado por ellos puede asumir dos formas:

a) la del niño abiertamente rechazado: que los otros no quieren sentarse con él, no quieren hacer trabajos con él o que cuando pide entrar a un grupo de juego durante los recreos, se le niega la entrada.

b) Otra forma de ser impopular es la del niño olvidado: es decir un niño que no es rechazado, pero que nadie lo busca para jugar, para trabajar con él y los demás no inician interacciones con él, es como si nadie notara su presencia.

Los estudios muestran que los niños rechazados tienden a mostrar conductas más agresivas hacia sus compañeros, especialmente para resolver conflictos, pero también caras más serias y gestos más agresivos al aproximarse a otros, o respuestas más pesadas cuando otro le hace un pedido.

Se ha observado también que son niños que tienden a molestar más frecuentemente a los otros cuando están trabajando y que usan estrategias inadecuadas para iniciar una interacción con los otros. Por ejemplo: si dos niños están jugando a las bolitas él se acercará y dirá: “uy que malo ese tiro” o “yo tengo muchas más bolitas en mi casa”. Si un grupo está jugando al elástico se acercará y dirá: “ahora quiero saltar yo” o “yo nunca pierdo cuando salto”.

Otro aspecto frecuente a los niños rechazados es el de mostrar conductas que son consideradas por los otros como inapropiadas para la edad. Por ejemplo: el llanto excesivo en la básica, el acusar alrededor de 4° básico. También el ser muy sucio o andar muy desarreglado es un factor de rechazo muy mencionado por los niños.

En relación a los niños olvidados, los estudios muestran que son niños que tienden a aislarse, que no inician interacciones hacia los demás, no sonríen, no saludan, no inician conversaciones, no convidan a jugar, no ofrecen ayuda. Así mismo, responden frente a los intentos de interacción de otros de un modo muy pasivo, es decir si otro les “mete conversa” responden con monosílabos, si los convidan a jugar se quedan mirando etc.

Estrategias para promover la integración de los niños dentro del curso

Examinaremos diferentes estrategias para fomentar el desarrollo de la amistad dentro del curso y de integración de niños rechazados y olvidados.

  • Es interesante evaluar dentro del curso, los casos de rechazo, olvido y aceptación. Esto puede realizarse a través de un sociograma. Conociendo ya la realidad de nuestro curso se pueden tomar medidas.
  • El consejo de curso puede ser un buen momento para hablar sobre la amistad. Formar a los niños sobre la importancia de ser un “buen amigo”, que es más importante tener amigos o ser popular. Destacar las características de ser un buen amigo que se refieren fundamentalmente a ser una persona que se da a otros, que es generoso con sus cosas, con su tiempo y con sus conocimientos, que ayuda a los demás. Que integra a los demás al juego, que no deja de lado a nadie y que es amable con todos.
  • Leer historias de amistad como las del libro de las virtudes de William Bennett, es un buen modo de mostrar a los niños ideales de amistad.
  • Destacar dentro del currículum, por ejemplo a través de la literatura o la historia los ejemplos de amistad.
  • En el caso del niño rechazado, observar que actitudes son las que despiertan el rechazo y conversar con él/ella alternativas más positivas. Por ejemplo: enseñarle modos de resolver conflictos, modos simpáticos de iniciar una interacción, mostrarles alternativas y modos de ser amables. En el caso de niños sucios como se ven mejor más arreglados.
  • En el caso del niño rechazado también se puede pedir ayuda de otro compañero con habilidades sociales y sentarlo cerca de él, para que ejerza de modelo.
  • En el caso de los niños olvidados es importante asignarles cargos que les ayuden a entrar en interacción con los demás. Por ejemplo nombrarlo encargado de escribir los cumpleaños de los niños del curso, para lo cual debe preguntar a todos por su fecha de cumpleaños. Otra alternativa es la de encargarse de los niños que están ausentes ya sea para copiarles la materia y conseguir ayudantes para que le copien, averiguar sobre lo que le pasa y contarlo al curso, mandarle las tareas con algún hermano o vecino, junto con una cartita etc. Otra alternativa es la de enseñar a otros algo que no sabe ya que al enseñar deberá necesariamente interactuar con el otro.
  • En el caso del niño olvidado también se puede hacer leer alguna historia, cuento sobre un niño tímido y a partir de esa historia conversar sobre la importancia de mostrarse a los demás para que los otros lo conozcan.
  • En ambos casos es importante ayudarlos a que muestren facetas más positivas de su persona ya sea descubriendo algo en lo que se destaquen, algún hobby y que lo muestren frente al curso. Como dirían los ingenieros comerciales ayudar al “Marketing” de esos niños.

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Siguenos @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.