Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2020 - Edición 246

Deserción escolar, todavía estamos a tiempo

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Propuestas para trabajar en RED marcan Seminario Nacional de la RED Irarrázaval

El seminario Claves para la Educación del Futuro es una cita que congrega, todos los años, a los directores de los colegios de la RED Irarrázaval y es una instancia clave para fortalecer el espíritu colaborativo.

Por: Angélica Cabezas
Propuestas para trabajar en RED marcan Seminario Nacional de la RED Irarrázaval

Más de 130 directivos pertenecientes a la RED de colegios de la Fundación Irarrázaval participaron en el XXI Seminario Claves para la Educación del Futuro, bajo el título “Juntos somos Colegio de Colegios”, efectuado de manera online el día 6 de octubre. La cita, además, se enmarcó en la celebración de los 100 años de la Fundación Irarrázaval.

Aníbal Vial, gerente general de la Fundación Irarrázaval

Aníbal Vial, gerente general de la Fundación Irarrázaval, explicó que el título “Juntos somos Colegio de Colegios” hace referencia, de manera sugerente, a la vida de la RED y al espíritu colaborativo que, al interior de esta, se ha ido forjando en los últimos años. “La Fundación acoge las buenas iniciativas de cualquier colegio y contribuye a que ellas favorezcan al conjunto”, afirmó.
En la oportunidad, mediante una distendida conversación con los directivos, Aníbal Vial realizó un breve recuento de los desafíos que ha significado el trabajo en los colegios durante este año afectado por la pandemia; así también, los incentivó a rescatar los “otros aprendizajes” y crecimientos que ha dejado este periodo, tanto en lo personal como en lo comunitario.

A raíz de lo vivido este año y mirando a futuro, Aníbal Vial invitó a los directivos a plantear ideas concretas para trabajar de manera colaborativa y a ver todo lo ocurrido como una gran oportunidad para la RED Irarrázaval, para fortalecerse, emprender nuevas iniciativas y consolidarse como un “Colegio de Colegios”.

Eso es lo que buscan diversas iniciativas que la Fundación Irarrázaval ya está desarrollando; por ejemplo, el proyecto Tknika que pretende fortalecer el aprendizaje colaborativo basado en retos y que nació desde los colegios de la Fundación Magisterio de la Araucanía y donde se está construyendo una infraestructura que servirá a toda la RED.
También es preciso mencionar el Aula Móvil, iniciativa de los colegios de SNA Educa y que hoy lleva tecnología de automatización industrial y mecatrónica a liceos de enseñanza media técnico-profesional, a lo largo de todo el país. Y, por supuesto, no puede quedar fuera de este recuento el Buque Escuela, que nació en el contexto de la ONG Canales, y cuyo objetivo es apoyar la formación de tripulantes de embarcaciones marítimas en liceos e instituciones de educación superior de la zona de Puerto Montt y Chiloé.

Durante el encuentro virtual, los directivos presentaron diversas ideas, todas en la línea de sumar esfuerzos para alcanzar aprendizajes significativos en los alumnos. Algunas de las propuestas son: desarrollar proyectos entre colegios de la RED, realizar pasantías de profesores y equipos directivos, compartir experiencias pedagógicas, mentorías y acompañamiento, trabajar por zonas geográficas, entre otras.

Manuel Olave, director del Liceo Politécnico San Joaquín de la comuna de San Joaquín, enfatizó el hecho de que la RED Irarrázaval es la agrupación de colegios técnicos más grande a nivel nacional y también la experiencia que tiene a raíz de los múltiples proyectos que está promoviendo. “Transformarnos en un ‘Colegio de Colegios’ es un desafío precioso y creo que todos los que estamos acá tenemos que ser parte”, dijo. Asimismo, sugirió la opción de trabajar por macrozonas, conformar equipos, capaces de ir “consolidando metodologías de aprendizajes”.

Por su parte, Claudio Olivares, rector del Colegio Diocesano Obispo Labbé de Iquique, subrayó el espíritu de la Fundación Irarrázaval y valoró profundamente el apoyo y acompañamiento que ha otorgado a los colegios durante este año de pandemia. Sobre el concepto “Colegio de Colegios”, Claudio Olivares afirmó que “la Fundación Irarrázaval ya lo tiene, aquí está a la vista, somos 144 colegios que forman uno solo, donde tenemos los mismos ideales, una misma misión y visión, y donde cada uno aporta a darle vida a este gran Colegio de Colegios, desde su realidad y desde sus dones y talentos”.

Al finalizar, de manera simbólica se cantó el cumpleaños feliz a la Fundación Irarrázaval y se invitó a los directores a reunirse por grupos más pequeños, en enero de 2021, para continuar trabajando en este mismo sentido, consolidar una RED activa de colegios.

100 años de historia

En el año 1920 don Arturo Irarrázaval Correa creó la Fundación, a la cual dio su nombre, y cuyo objetivo, desde el primer día, ha sido apoyar a colegios técnicos donde asisten niños y jóvenes de los sectores menos favorecidos del país. Los colegios de la RED pertenecen a sostenedores con gran sensibilidad y responsabilidad social, con una especial preocupación por la formación moral y religiosa de sus alumnos.

A la ayuda histórica que ha otorgado la Fundación, fundamentalmente para implementar y mejorar talleres, infraestructura y becas para los alumnos, se ha sumado el aporte al perfeccionamiento y fortalecimiento del área de formación técnica, a través del apoyo de diferentes instituciones privadas dedicadas a la capacitación de profesores en distintos ámbitos y materias. Actualmente, además, se consolida como una RED de colegios con espíritu colaborativo.

La clave de todos estos años de historia “no ha sido otra que respetar lo que el Fundador estableció en sus estatutos, y que todos quienes lo han sucedido, a lo largo de estos 100 años, han procurado respetar, seriamente, esa voluntad del Fundador. Eso, de verdad es algo bien excepcional en Chile”, afirma Aníbal Vial.
Sin embargo, también destaca el aporte de los colegios en la construcción de esta historia. “El ánimo colaborativo y generoso que ha caracterizado la relación entre ellos, la conciencia común de estar construyendo una obra de bien, que favorece a muchos niños y niñas en Chile, a quienes se les educa en una especialidad técnica, con una impronta cristiana, que se expresa como un servicio que impacta muy directamente en las comunidades donde se encuentran los colegios de la Fundación, ayuda y facilita su objetivo. La responsabilidad compartida entre la Fundación y los colegios ha contribuido a la permanencia y fortalecimiento de esta gran alianza”.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.