Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2020 - Edición 245

Educar en el cuidado del medio ambiente

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Habilidades, talentos y vocaciones

El objetivo de la educación en nuestro sistema escolar apunta a la formación de un ser humano integral. “En ese contexto, las artes, el deporte y las llamadas actividades extraprogramáticas adquieren un papel muy importante que puede ser apoyado en los hogares”, señala la educadora María de los Ángeles Correa.

Por: M. ester Roblero
Habilidades, talentos  y vocaciones

La mayoría de los niños, desde muy corta edad, demuestra interés por el baile, la música, el arte, el deporte, la naturaleza... Sin embargo, todas estas actividades aún son llamadas extraprogramáticas. “Es un error”, afirma María de los Ángeles Correa, educadora del Colegio Kopernikus, de Frutillar, psicopedagoga y expositora en el Encuentro Internacional para el Aprendizaje y la Creatividad Puelche. “Todas esas disciplinas forman parte importante del currículum ya que los niños desde muy pequeños deben explorar más áreas además de lo cognitivo, desarrollar otras habilidades y a través del deporte, canalizar la energía”. Agrega que, específicamente, en el establecimiento en que ella trabaja, la creatividad se entiende como una forma de “hacer y pensar” y que permite fortalecer cinco hábitos muy importantes de la mente: el inquisitivo, perseverante, colaborativo, disciplinado e imaginativo.

Hobbies que desarrollan habilidades para el trabajo

A través de los hobbies, los niños descubren que tienen habilidades y talento para algo que les gusta mucho. “Cuando un niño descubre para qué es bueno, aumentan sus niveles de confianza, esperanza, optimismo y resiliencia”, señala Nuria Pedrals, psicóloga y subdirectora de desarrollo de la Dirección de Personal UC, en su conferencia Cómo ser más felices, bases científicas y prácticas. “Por esto” –explica– “identificar las fortalezas y cultivar los talentos de los niños es un asunto muy serio, porque lo que está en juego es su felicidad; no sólo lo feliz que él pueda ser durante la infancia, sino también el nivel de bienestar que pueda alcanzar luego, como adulto”.

“Los hobbies desarrollan habilidades, para ser creativos y activos, y sobre todo para canalizar emociones”, dice María de los Ángeles Correa.

Sin embargo, a veces los padres creen que los hobbies son un distractor de los estudios de sus hijos y que no se reflejarán luego en su vida profesional. Pero, según la revista Forbes, un medio especializado en negocios y finanzas, cada vez los empleadores valoran más las habilidades relacionadas con la creatividad, el trabajo colaborativo y la capacidad de asumir riesgos. Por ello, publicó una lista de diez pasatiempos que hoy es importante agregar en los currículums de quienes postulan a un trabajo, por lo mucho que reflejan de una persona.

Así, por ejemplo, en lo que se refiere a los deportes, practicar escalada hablaría de alguien que se siente cómodo enfrentándose a retos; correr carreras ciclísticas o maratones son actividades que requieren de tenacidad, dedicación y disciplina; y ser el capitán o capitana de un equipo deportivo es, sobre todo, ser un líder. Otros hobbies, como la fotografía, reflejan una personalidad creativa y paciente; la producción de videos requiere de una gran atención a los detalles y de una mente precisa y creativa. Tener un blog bien actualizado da cuenta de alguien que participa activamente en la sociedad, e incluso la afición a la jardinería puede ser un activo del postulante, ya que demuestra preocupación por la ecología y el medio ambiente.

Gabriela Jorquera, psicóloga con mención en Psicología Laboral (PUC), señala que, en Chile, en general, el proceso de reclutamiento y selección de trabajadores se basa en evaluaciones técnicas de los currículum vitae; es decir, para ponderar estudios y experiencia laboral. Pero advierte que los hobbies, “al ir desarrollando características de personalidad positivas con el trabajo, podrían ayudar a disminuir brechas educacionales”. En ese sentido, señala, ella estaría de acuerdo en ir evaluando también esos talentos de los postulantes para determinados cargos.

Los hobbies en pandemia

En esta larga crisis sanitaria que ha impedido a los niños y adolescentes asistir al colegio y salir a practicar deportes, los hobbies y pasatiempos cumplen un papel fundamental. “Estos sirven para desarrollar habilidades, para mantenerse creativos y activos, y sobre todo para canalizar toda la parte emocional”, explica María de los Ángeles Correa.

El apoyo de la familia es clave al motivar y estimular a que sus hijos tengan pasatiempos. “Cualquier hobby bien hecho puede dar enormes frutos, sea en disciplinas como el arte, la música, las colecciones, el deporte, manualidades, etc… Todas estas actividades estimulan la creatividad y la imaginación, y enseñan a perseverar y ser disciplinados”.

¿Más razones para estimular hobbies en los hijos? Años atrás, el escritor Kurt Vonnegut dio el siguiente consejo a unos estudiantes de un colegio en EEUU: “Practiquen cualquier arte; música, canto, danzas, actuación, dibujo, pintura, escultura, poesía, ficción, ensayos, reportajes. No importa si lo hacen mal o bien, no lo hagan para obtener fama o dinero, sino para transformarse, para ver qué llevan dentro, para que les crezca el alma. ¡En serio! De ahora en adelante, practiquen un arte, y practíquenlo por el resto de su vida (…) Tengo una tarea para esta noche (…): escriban un poema de seis líneas sobre cualquier tema, pero que rime… Rómpanlo en pedacitos y repártanlos en diferentes tachos de basura. Van a descubrir que ya habrán sido gratamente recompensados por su poema. Se van a haber transformado, van a haber aprendido mucho más sobre lo que llevan dentro y les habrá crecido el alma. ¡Que Dios los bendiga!”.

Testimonio

Clemente Mackay:  La pasión por la música y la arcilla

Al salir del colegio entré a estudiar Arquitectura en la Universidad Católica. Antes, había dudado entre esa carrera y Diseño o Música. Partí a los seis años tocando instrumentos musicales. Pero con el tiempo mi inquietud por los instrumentos musicales era tal, que tuve que inventar un negocio para ganar plata y comprarlos. Ya en segundo medio tenía página web, aviso en Mercado Libre y en Instagram, equipo de amplificación y, además de fiestas, ponía música en eventos de empresas. Gracias a eso pude comprar una melódica a medias con mi hermano y luego un handpan, que es un tambor de acero para seguir sumando instrumentos a mi colección.

Me fue muy bien en Arquitectura el primer año, pero lo estaba pasando muy mal. No me veía como arquitecto en el futuro. Hablé con mis papás y por supuesto me dijeron que no dejara la universidad, que era normal al comienzo de una carrera sentir eso, que perseverara. Pero al año siguiente decidí congelar. Ellos me advirtieron que, si dejaba la U tendría que trabajar.

Aunque sigo trabajando en arriendo de parlantes (arriendoparlantes.cl) y grabando música en vivo, mis papás con el tiempo me han apañado con el tema de la cerámica y ahora ya veo más posible estudiarlo seriamente, quizá fuera de Chile, y seguir explorando en esta sabiduría ancestral ligada a la arcilla y a la música.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.