Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Mar 2019 - Edición 228

Entran al colegio el arte, la música y la danza

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Todo suma

Conversamos con Marta Estruch, directora académica de los Colegios de la Sociedad Nacional de Agricultura, y con Francisca Bernales, quien trabajó en los musicales de los colegios municipales de Las Condes; sobre la competencia folclórica y la obra de teatro que realizan, respectivamente, y ambas coinciden en que desarrollan habilidades transversales de los estudiantes

Por: Paula Elizalde
Todo suma

¿Quién iba a pensar que una competencia de rodeo entre representantes de los 20 colegios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) iba a derivar en una competencia folclórica de primer nivel? Así fue. “No todos los colegios tenían colleras para participar en el rodeo, y un año propusimos hacer, junto al rodeo, una muestra de folclore”, cuenta Marta Estruch, directora académica de SNA Educa. Comenzó como una muestra, pero luego se transformó en una competencia con premios para los tres primeros lugares. Fue tal la producción, y el drama de quienes no quedaban entre los tres primeros, que optaron por elegir los 10 mejores bailes para hacer una muestra en Santiago, en septiembre, comenta Marta.

Marta Estruch de la SNA Educa

Y así, cada año, los 20 colegios preparan, de una manera totalmente profesional, el baile que se les asigna por sorteo. Puede tocarles un baile del norte a un colegio del sur, o viceversa. “Ellos tienen que aprender de otros bailes también. Lo que nos interesa es promover el folclore chileno en todos los estudiantes, que es distinto dependiendo de la zona”, señala la directora académica.

“La competencia responde a una formación integral, que no solo manejen el baile sino que se desarrollen distintos talentos. Aquí se fortalecen habilidades transversales, competencias blandas. Todo lo que tiene que ver con el compañerismo, el trabajo en equipo, el respeto, la puntualidad, el saber que, si lo hago mal, estoy perjudicando a un tremendo grupo”.

¿Vale la pena que los alumnos pierdan clases? “Al final todo suma, un buen resultado de un colegio no es solamente que tengamos un muy buen profesor de matemáticas y lenguaje. Hoy día tienen que tener un buen clima, un espacio propicio para el aprendizaje. Con esta muestra folclórica los colegios se visten y los alumnos se sientan orgullosos de su colegio, y cuando uno se siente orgulloso de pertenecer a algo, tu compromiso es aún mayor. Los alumnos lo hacen con un compromiso tremendo esto y se esfuerzan mucho por llegar ahí. Entonces, esto también genera que se involucren más en el colegio, más asistencia, más motivación, mirar las cosas desde otro punto de vista”, concluye Marta.

Asegura Francisca Bernales que este tipo de disciplinas enseña en los alumnos aquellas habilidades necesarias para su desempeño futuro.

Querer es poder

Desde hace siete años que Francisca Bernales, profesora de música, dirige los musicales del colegio Villa María, y desde hace dos años que también participa en la producción de los musicales de los vecinos de Las Condes y el Musical Escolar de la misma comuna.

Francisca Bernales, profesora de música

Respecto a este trabajo cuenta: “Es una experiencia maravillosa, muy enriquecedora, tanto para los alumnos como para mí y para el gran equipo con el cual trabajo. No sólo se desarrollan habilidades artísticas, sino también personales, sociales y emocionales. En el proceso, se crean lazos de amistad entre generaciones, se cuidan y ayudan sin importar la edad o los diferentes gustos y formas de pensar que tengan, se forma una verdadera familia dónde la contención y apoyo es la base”.

Francisca cuenta que los alumnos desarrollan infinitas habilidades: “Artísticamente desarrollan habilidades en canto, danza, teatro y artes visuales, además de las habilidades transversales, como la capacidad del trabajo en equipo, expresión, comunicación, reflexión, entre tantas otras. Ser parte de una obra musical, un proyecto multidisciplinario que involucra todas las artes, desarrolla en los alumnos comunidad, compromiso e identidad a través de una actividad que fomenta la integración, unión, sentido de grupo y trabajo en equipo”.

¿Cómo compatibilizar todo esto con las clases, tareas y pruebas? “Querer es poder. Todos los alumnos que son parte del proyecto, aprenden que esforzándose, y queriendo hacer las cosas, todo es posible. Aprenden a dividir sus tiempos para lograr sus diferentes objetivos”, concluye Francisca.

Campamento de Teatro de colegios de la SNA

Desde el año pasado SNA Educa, apuntando a que todos los niños puedan desarrollar sus talentos en sus colegios, realiza un campamento de teatro en el mes de enero llamado Bambalinas.

El campamento consiste en preparar una obra de teatro, con su vestuario y orquesta para presentarla al final del mes. El casting para participar se realiza durante el año, a través de videos que envían los participantes. Este año 2019 se realizó su segunda versión de manera muy exitosa.

“Nosotros tratamos de ampliar y fortalecer todas las capacidades de nuestros alumnos y sus intereses. No solo estamos enfocados en el folclore, también estamos en el teatro, en la música, en los campamentos de inglés. Queremos que el alumno encuentre su lugar en cada una de estas cosas”, reflexiona Marta Estruch, Directora Académica de SNA Educa.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.