Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2021 - Edición 255

La tecnología, ¿Cambió la forma de enseñar o no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

"Solo el 22% de los alumnos de CFT e IP más vulnerables accederán a la gratuidad"

Asegura Gonzalo Vargas, Rector de Inacap y Presidente de Vertebral Chile.

Los dos grandes ejes de la reforma a la educación superior debieran ser la equidad y la calidad, aseguran en la asociación gremial de Institutos Profesionales (IP) y Centros de Formación Técnica (CFT) acreditados, Vertebral. Dentro de la discusión,  un punto álgido ha sido el financiamiento. Hasta el momento, de acuerdo al proyecto, quedan fuera las instituciones con fines de lucro y con ello un alto porcentaje de alumnos vulnerables resulta marginado de este beneficio. 

Por Angélica Cabezas Torres. Entrevista de Revista Educar Octubre

“Nos preocupa profundamente que la reforma tal como está diseñada, limitará el acceso a la educación superior, profundizará la inequidad y repercutirá negativamente en la calidad de los procesos formativos.Tenemos claros ejemplos de que esta propuesta no está orientada hacia las necesidades del país”, fue la critica que realizó el presidente de Vertebral, Gonzalo Vargas, al inaugurar el seminario  «Reforma en Educación Técnico Superior Profesional: ¿Mayor calidad, equidad y acceso?» que realizó esta asociación en agosto pasado. Conversamos con él para profundizar en sus aprensiones sobre el  tema de la gratuidad. 

Cabe destacar que cada año, del total de alumnos que ingresan a la educación superior, el 55% lo hace a IP y CFT, de ellos el 70% son los primeros de sus familias en acceder. (Ver recuadro). esta propuesta no está orientada hacia las necesidades del país”, fue la critica que realizó el presidente de Vertebral, Gonzalo Vargas, al inaugurar el seminario  «Reforma en Educación Técnico Superior Profesional: ¿Mayor calidad, equidad y acceso?» que realizó esta asociación en agosto pasado. Conversamos con él para profundizar en sus aprensiones sobre el  tema de la gratuidad.  

A nivel general, ¿cuántos alumnos vulnerables se quedarán sin gratuidad en la educación superior?

—De acuerdo con la distribución de alumnos por decil de ingresos y tipo de institución según la encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) 2013 y matrículas del Consejo Nacional de Educación (Cned) 2015, los alumnos del 50% más vulnerable que se quedarán sin gratuidad son 312.694, de los cuales 201.164 pertenecen a institutos profesionales (IP) y centros de formación técnica (CFT). 

De acuerdo al proyecto de ley, quienes queden fuera de la gratuidad ¿tendrán algún mecanismo para financiar sus estudios?

—Cabe reiterar nuestra postura de mantener y mejorar el sistema de becas. Este mecanismo, junto con estar operativo al día de hoy y de fácil implementación en 2016 para los nuevos criterios de financiamiento, permite diferenciar de mejor manera la asignación de recursos de acuerdo a los objetivos de la política pública, y mantiene al estudiante como el centro de la política, permitiéndole estudiar en la institución, carrera, jornada o modalidad de su preferencia. Además, permite una mayor flexibilidad para adecuar el sistema futuro a la situación presupuestaria del Gobierno. 

¿Están los alumnos de CFT e IP en mayor desventaja que los de las universidades fuera del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCh)?

—Ambos se encuentran en desventaja. Mientras todos los estudiantes vulnerables del CRUCh tendrán gratuidad, en el caso de los alumnos de IP y CFT solo el 22% más vulnerable accederá al beneficio. En el caso de las universidades no CRUCh, solo el 9,5% de sus alumnos del 50% más vulnerable. 

Usted ha dicho que “las razones para implementar de forma gradual la gratuidad son arbitrarias y discriminatorias” y que “podría haberse hecho de una manera más igualitaria, incluso en una fase de transición”. ¿Cuál es su propuesta? 

—La manera más directa de avanzar en acceso sin discriminación y en un camino hacia la gratuidad, es perfeccionar el sistema de becas y créditos existente. Concretamente, se propone aumentar el financiamiento de la Beca Nuevo Milenio hasta el arancel de referencia, de modo de evitar la discriminación que existe respecto del sistema universitario. 

¿De qué manera cree que un sistema de gratuidad universal reordenaría nuestro sistema de educación superior?

—Lo que se necesita para reordenar nuestro sistema de educación superior es un marco regulatorio que contemple todos los problemas de calidad, arquitectura, acceso y financiamiento, y complementario a ese marco se debería implementar la gratuidad. 

Vertebral presentó el documento “Reforma y Educación Superior Técnico-Profesional” con 21 propuestas técnicas. 

Puede revisarlo en www.vertebralchile.cl/estudios.


Deja un comentario

Últimos Artículos

2 de cada 3 docentes consideran que su profesión fue revalorizada tras la pandemia.

Ver más →

SEMINARIO ONLINE: ¿Cambió la forma de enseñar?

Ver más →

¿Usas aula invertida, pero los alumnos no leen?

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.