Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Más de la mitad de los colegios de enseñanza media reordenan a sus alumnos académicamente

Juntar los buenos con los buenos, y los malos con los malos, pareciera ser el lema de muchos directivos de colegios que, al no poder seleccionar a los alumnos en su ingreso, han optado por ordenarlos al interior, con criterios académicos. Esto, que a simple pereciera ser bueno para trabajar de mejor manera con quienes les cuesta más, y potenciar a los que están más motivados, no da los resultados esperados. Solo se logra la segunda parte de ese objetivo.

Por: Ivette Arriagada
Más de la mitad de los colegios de enseñanza media reordenan a sus alumnos académicamente

El 59,1%  de los colegios que imparten solo enseñanza media, realiza reordenamiento académico de los alumnos. Así lo constató un estudio realizado por el Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE), de la Universidad de Chile, en conjunto con la Universidad Católica.

El reordenamiento es más frecuente entre los establecimientos municipales y entre los de nivel socioeconómico bajo y medio bajo. Por su parte, el reordenamiento académico es casi inexistente en colegios que solo tienen educación básica, muy poco frecuente en colegios completos (con educación básica y media), pero más frecuente entre colegios que solo imparten enseñanza media, aunque ello está vinculado especialmente con la conformación de especialidades técnico-profesionales en 3° medio.

El ordenamiento es básicamente agrupar en un curso los alumnos con mejor rendimiento, esto es con las notas de 8º Básico, en colegios de solo enseñanza media, y los de menor rendimiento en otro. Además, existen colegios que agrupan a repitentes en un solo curso.

El investigador de CIAE, Juan Pablo Valenzuela, señala que durante la investigación, en entrevistas con directivos de colegios que reordenan a sus estudiantes, la motivación principal es obtener de sus alumnos el mejor rendimiento posible. Sin embargo esto se logra solo en los cursos con los alumnos de mejor rendimiento.

El investigador explica que en estos cursos, para un docente es mucho más fácil hacer una clase, lograr que el aprendizaje sea efectivo y como resultado, obtener mejores resultados. Sin embargo en los otros cursos, donde se concentran los alumnos con más problemas, los resultados académicos, no mejoran, es decir, este grupo de alumnos, están en un círculo académico que no les permite superarse.

El estudio, indica que en ningún tipo de colegio (municipal y particular subvencionado, Científico-Humanista, Técnico-Profesional o Polivalente), los estudiantes obtuvieron un mejor desempeño académico en las pruebas SIMCE de II Medio si asisten a un colegio que ordena académicamente respecto a otro colegio que no lo hace.

Por el contrario, el resultado alcanzado en estas pruebas es inferior para hombres y mujeres cuando se trata de colegios Técnico-Profesionales (municipales o particulares subvencionados), o Polivalentes municipales, como también entre los Científico-Humanistas particulares subvencionados, pero solo en la prueba de matemática. Adicionalmente, el efecto negativo es mayor en matemática que en lectura.

También se logró determinar que el aplicar estas estrategias exacerba la inequidad en los resultados educativos entre los cursos de un mismo grado: hay mayores brechas en notas promedio y en puntajes de pruebas SIMCE; y mayor tasa de repitencia. Asimismo, se detectó que los cursos de baja habilidad son estigmatizados, que los estudiantes presentan menos motivación para el aprendizaje y los docentes los eluden, mientras que la cobertura curricular y las formas de evaluación son diferenciadas.

Para el investigador Juan Pablo Valenzuela, “…esta situación genera una muy baja autoestima, menor sentido de autoeficacia y menores proyecciones en los alumnos de menor rendimiento. Y es que de verdad al final del día, no hay las mismas oportunidades. Un alumno puede pensar que el colegio en lugar de tirarlo para arriba, potencia las bajas expectativas de la familia”.

La enseñanza media en el país, tiene un carácter darwiniano, de selección natural, solo los mejores triunfan, señala Juan Pablo Valenzuela. “En término de política pública, tiene que existir un consenso de que  la enseñanza media es muy difícil, que está marcado fuertemente por el acceso a la educación superior y al mercado de trabajo, está  muy legitimado la cultura del descreme”

Los  alumnos, a juicio de Juan Pablo Valenzuela no debe solo aprender matemática, lenguaje, historia etc, sino que debe desarrollar capacidad de liderazgo, de trabajo colaborativo, de preguntar críticamente, de hablar frente a un grupo etc. Esas habilidades se tienen que desarrollar en entornos proactivos con los estudiantes. “la enseñanza media tiene que pasar a ser un sistema escolar inclusivo que genere capacidades y competencias, que va más allá del conocimiento curricular”.

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Estos son los 100 nuevos establecimientos del país que se convertirán en Liceos Bicentenario

Ver más →

"La TV hoy puede ser un valioso aporte educativo"

Ver más →

Pruebas Semestrales, a la vuelta de la esquina

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.