Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2018 - Edición 224

Formando alumnos con metas altas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Conoce los planes

Marco de cualificaciones permite diálogo entre educación TP y mundo productivo

Según datos del Consejo de Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica Acreditados, Vertebral, el 44% de los alumnos de enseñanza superior son de CFT o IP, sin embargo, estudios de la Sociedad de Fomento Fabril han estimado en 600 mil el déficit de técnicos profesionales, lo que demuestra el rol clave del sector. Mejorar el diálogo entre las instituciones de educación y el sector productivo nacional, es el desafío y para ello hoy existe un Marco de Cualificaciones Técnico-Profesional.

Por: Ivette Arriagada
Marco de cualificaciones permite diálogo entre educación TP y mundo productivo

Existen 91 centros de estudios técnicos superiores, entre Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales, a nivel nacional. En ellos se matricularon 175.100 alumnos, para primer año, en 2017. Según datos del MINEDUC, en total tienen una matrícula de 513 mil estudiantes.

El aumento que ha tenido esta educación en nuestro país, durante al menos los diez últimos años, hace imprescindible la pertinencia laboral con la que estos alumnos egresan. Por esto, la importancia del Marco de Cualificaciones Técnico – Profesional, dado a conocer por el Mineduc, en el que trabajaron la Corporación de Fomento a la Producción (CORFO), el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) y la Comisión de Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales (ChileValora).

El Marco de Cualificación es un instrumento que tiene como objetivo desarrollar, organizar y reconocer las habilidades y actitudes de los trabajadores y estudiantes chilenos, ordenándolas en niveles continuos y describiéndolas en base a criterios previamente determinado.

Es necesario que la formación técno-Profesional, en sus niveles medio y superior, esté en constante diálogo con el sector productivo. El Marco de Cualificaciones permite comprender cuáles son  las habilidades requeridas por la sociedad, los sectores productivos y de servicios. A su vez, transmite dicha información a quiénes quieren estudiar, a quienes se incorporan al mundo del trabajo, como también a las instituciones de formación.

Patricio Traslaviña, director del Programa Técnico Profesional de Fundación Chile, señala que este Marco “…es un esfuerzo tremendo de ordenamiento, de tener un referente de salida del mundo educativo y la conexión con el ámbito productivo. Es una muy buena información de niveles de empleo, desde los cuales se pueden hacer la bajada a diseños curriculares  coherentes y hacer la subida de estudiantes a salida muy marcadas, por empleo”.

Entre los beneficios de contar con este Marco de Cualificaciones, es que los colegios, los centros de formación técnica y los institutos profesionales, podrán mejorar las pertinencias de su currículo, lo que va en directo beneficio de los estudiantes, que saldrán al mundo laboral mejor preparados. Además los alumnos también podrán saber cuáles son las habilidades y aptitudes que se espera de ellos, y trabajar en eso. Por su parte las empresas contarán con mano de obre joven mejor preparada.

Patricio Traslaviña explica que el tiempo en el que ya se pueda evaluar los resultados de este Marco, es a mediano y largo plazo. “Hay acciones de corto plazo, de contextualizar el currículo, que las instituciones educativas empiecen a leer y empiecen a adaptarse, hay algunos que ya lo están haciendo. En el mediano plazo se contarán con diseños curriculares más coherentes, más de país, más nivelados y conectados. Y a largo plazo se espera que haya una constante renovación que no signifique perder todo lo que se hizo, sino una renovación que va tomando las capas superiores del proceso de empleo y la tecnologización”. .

Para que estos frutos se den, todos los ámbitos involucrados tienen que conectarse para poder trabajar este Marco de Cualificaciones. “Osea hay que formar comisiones, equipos de trabajo, unidades regionales de diálogo permanente. Es una instancia donde se construye información, se diseña currículo pertinente y se va validando y permanentemente reajustando al contexto”.

 El director del Programa Técnico Profesional de Fundación Chille enfatiza en el diálogo permanente que debe existir y recalca que en el caso de la Educación media por ejemplo, debe existir diálogo entre los colegios de una misma región o provincia o comuna que dan una misma especialidad. “Obliga a hacer un diálogo más permanente para no competir por el puesto laboral, si no más tener toda la información y tener colaboración para mejorar la formación de técnicos.

Avanzar hacia una Formación Técnico-Profesional pertinente y de calidad, que logre que las personas desarrollen trayectorias significativas y que, al mismo tiempo, impulse la competitividad y productividad del país, es una aspiración consensuada entre los diversos actores interesados en la formación de personas en Chile, y este Marco de Cualificaciones Técnico-Profesional es el primer paso para lograrlo.

 

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Cómo ayudar a los niños en esta última parte del año escolar

Ver más →

"Un profesor que no se preocupa de su bienestar tiende a descuidar el de sus alumnos"

Ver más →

¿Cómo integrar LEGOS en clase con un propósito educativo?

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Siguenos @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.