Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jul 2018 - Edición 222

El año de la Educación Técnica Profesional

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Conoce los planes

Los juegos que sí se pueden llevar a la sala de clases

Cuando de innovación se trata, los juegos de mesa ayudan a que los alumnos disfruten más de sus horas en el colegio, de paso seguir aprendiendo.

Por: María Salazar
Los juegos que sí se pueden llevar a la sala de clases

Hace tres años, un grupo de profesores de ciencias sociales comenzó a estudiar los aspectos teóricos de los juegos de mesa, así como también los elementos técnicos de su implementación en las salas de clases locales. Y, para su sorpresa, han tenido tal éxito que hoy son más de cien los colegios donde se ha comprobado la efectividad de su sistema.

Gracias al estudio que estos docentes realizaron durante muchas horas respecto de todos los juegos de mesa que existen en el mundo y los diversos usos que se les otorgan, es que hoy existe el Observatorio del Juego, una institución que promueve la creación de ludotecas al interior de los colegios con el afán de trabajar por una educación integral y de calidad. Puedes comprar sus juegos acá

Innovar a través del juego

 “La recepción de los profesores ha sido increíble, porque estos se dan cuenta que los niños de hoy necesitan nuevas herramientas, pero no siempre cuentan con los recursos necesarios para poder innovar en sus lugares de trabajo y esta metodología les ha permitido, no solo que los niños disfruten más de la escuela, sino que también aprendan”, dice Daniel Barría, Director Ejecutivo del Observatorio del Juego.

En este sentido, lo más gratificante ha sido llegar a los mismos docentes a través del juego como estrategia para generar motivación por el aprendizaje. A estos se les ha propuesto sentirse libres y cómodos cuando llevan esta práctica hasta sus colegios, permitiendo que los alumnos también disfruten plenamente de la experiencia.

“Históricamente, los niños han estudiado para evitar el castigo más que por el placer de aprender… Allí nace la necesidad de desarrollar metodologías que motiven a los estudiantes por sí solas. En este sentido, el juego resulta un excelente elemento, pues es capaz de generar grandes estímulos en los niños”, agrega Daniel.

Para quienes ya están inmersos en la materia, existen dos categorías de juegos de mesas. Por un lado, los serious games, diseñados específicamente para el aprendizaje, y aquellos que fueron creados netamente para la diversión y no con fines educativos pero que, gracias a sus mecánicas y dinámicas, favorecen la educación.

Monopoly es un ejemplo perfecto de juego de mesa utilizado para aprender conceptos de economía, matemáticas y pensamiento estratégico, mientras que en la línea de los serious games se pueden encontrar juegos que estimulan la creatividad, fomentan el trabajo en equipo e incluso abordan conceptos como el bullying o la educación cívica”, acota Daniel.

Puedes comprar Monopoly acá

 

 

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

IDEAS para el desarrollo de habilidades digitales

Ver más →

Cambia el Foco: Escolares aprenderán de la importancia de la eficiencia energética

Ver más →

Los más pequeños del colegio también usan las TIC

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Siguenos @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.