Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2019 - Edición 234

Profesores Extraordinarios

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

¿Es la “ley Machuca” una verdadera solución?

Ante la posibilidad de que los colegios privados destinen un porcentaje de su matrícula a alumnos de escasos recursos, preguntamos a algunos profesores qué opinan de la iniciativa.

Por: María Salazar
¿Es la “ley Machuca” una verdadera solución?

El actual senador electo, Felipe Kast, revivió una de sus propuestas de campaña cuando era candidato presidencial, la de promover una cuota mínima de 10% de alumnos socioeconómicamente desfavorecidos en los establecimientos más caros de Chile. Esta idea está inspirada en la política que alguna vez lideró el colegio Saint George en la década de los setenta y también en el nombre de la película que Andrés Wood estrenó en 2004, “Machuca”, si bien Kast aclaró que actualmente vivimos en una sociedad distinta a la que se exhibe en el filme y que la implementación de su ley debiese ser voluntaria.

Aunque debemos esperar a que asuma el próximo gobierno para que la iniciativa agarre fuerza nuevamente, contactamos a algunos profesores para saber qué creen de la posibilidad de esta medida.

Opiniones divididas

Para María Angélica Gumucio, profesora de Primero Básico de un colegio de Vitacura, la noticia la toca desde cerca, pues su profesor de básica fue el mismo hombre que inspiró la película “Machuca” y quien tuvo el privilegio de estar becado en el colegio Saint George, siendo en la actualidad un docente con magister en Educación de la Universidad de Portland.

“A pesar de conocer esta historia, no me parece que esta ley sea una solución a la brecha sociocultural que hoy existe en educación. Se invisibiliza a la mayoría de los alumnos de colegios municipales, ya que solo algunos accedería. En este sentido, las energías no estarían en mejorar la educación pública, sino todo lo contrario, porque vamos a seleccionar a algunos para que accedan a una educación de calidad”, dice María Angélica.

Por su parte, Camila Salazar, educadora diferencial que trabaja en un programa de integración de un colegio de La Florida, cree que la discriminación que podría darse con un escenario como el que propone la “ley Machuca” es importante.

“Hice mi práctica laboral en un colegio donde se da justamente este tipo de integración y la verdad que estos niños igualmente son señalados con el dedo. Lo que pasa en la sala de clases es, a veces, muy cruel y en un contexto donde los alumnos se van de vacaciones de inverno a un crucero por Europa, no es fácil establecer relaciones con personas que no pueden acceder a este tipo de experiencias”. Señala Camila.

En tanto, Felipe Kast defiende su propuesta con un caso que ocurre actualmente en la red de colegios jesuitas de nuestro país, que justamente cuentan con un 10% de sus alumnos provenientes de realidades socioeconómicas vulnerables. Respecto a su financiamiento, espera que “los mismos cien mil pesos que se gastan en el sistema municipal, se puedan aportar a un colegio que elija liderar una política de inclusión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

"La TV hoy puede ser un valioso aporte educativo"

Ver más →

Experta en inclusión escolar de Universidad de Harvard visitará Chile

Ver más →

Pruebas Semestrales, a la vuelta de la esquina

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.