Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2022 - Edición 268

La importancia de evaluar los aprendizajes

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Estrategias para disminuir el consumo de drogas entre los estudiantes

El psiquiatra Tomás Middleton menciona también el cigarro porque “el hecho de que la marihuana y el alcohol sean una puerta de entrada a drogas más duras está absolutamente comprobado; sin embargo, desde hace unos cinco años han salido publicaciones que afirman que el tabaco produce el mismo fenómeno”, dice.

Estrategias para disminuir el consumo de drogas entre los estudiantes

Middleton menciona también el cigarro porque “el hecho de que la marihuana y el alcohol sean una puerta de entrada a drogas más duras está absolutamente comprobado; sin embargo, desde hace unos cinco años han salido publicaciones que afirman que el tabaco produce el mismo fenómeno”, dice.

Por otra parte, enfatiza que el rol que tienen los padres, en este aspecto, es mucho más importante que el de los profesores y que “lamentablemente, los padres están delegando mucho en los colegios, cuando el principal factor protector para el consumo de alcohol y drogas son ellos mismos. El colegio, lo que tiene que hacer es enseñar matemáticas, a leer, a escribir y el pensamiento crítico, pero lo relativo a consumo de alcohol y drogas y a educación sexual, son los papás los responsables”.

Intervención temprana

En preescolar sería el momento ideal para comenzar las estrategias de prevención, dice Middleton. “La conciencia moral de un niño se forma aproximadamente a los ocho años. Antes de eso no son capaces de reflexionar entre lo que es bueno y malo. Lo bueno es lo que ve que hacen sus figuras de apoyo, fundamentalmente sus padres”. Un objetivo claro es retrasar la edad de inicio de consumo de alcohol, tabaco y drogas. Si al niño, desde chico, se le explica que el alcohol es para los mayores de edad, eso le va a ir quedando”, recalca. Además, subraya que este tema debería estar incluido en el currículo escolar.

No ceder a la presión social

El principal motivo por el cual los adolescentes consumen es por presión social, asegura el también académico de la Universidad de los Andes. En esta línea, dice que es clave generar estrategias para desarrollar la autoestima de los alumnos y que tengan la capacidad de no ceder ante esa presión. Eso se trabaja mucho “uno a uno”, por ejemplo, en las tutorías. “Tener un vínculo con un profesor que pueda ser una figura de autoridad, pero también de confianza”, dice. Pone como ejemplo el explicarles que, si eres bueno para los deportes, y sales a tomar el viernes en la noche, no podrás entrenar el sábado en la mañana. Pasa lo mismo con los estudios. “El tiempo que te hace perder el consumo de alcohol es enorme”, agrega.

Consejos para un futuro no tan lejano

Middleton cuenta que es común que docentes y apoderados utilicen el recurso del futuro para desincentivar el consumo. Pero aclara que los adolescentes ven ese futuro como algo demasiado lejano. “Tienen que ver cosas en el aquí y ahora, porque los adolescentes no ven las cosas a futuro”.

Estabilidad, pero de alto consumo

En relación con la idea de que el consumo de drogas y alcohol no ha aumentado en el último tiempo, Middleton dice que “se ha estabilizado en los últimos 10 años un consumo muy alto de alcohol y marihuana en los adolescentes. Comparado a nivel internacional, Chile es uno de los países con mayor consumo de marihuana a nivel escolar en toda América y eso se ha mantenido estable”.

Tomás Middleton, psiquiatra de la Universidad de los Andes

Tres estrategias para disminuir el consumo:

La única sustancia de abuso que ha disminuido sistemáticamente su uso escolar es el tabaco. Esto, asegura el psiquiatra, se debe a que se han tomado tres acciones:

1.  Limitar el acceso: el tabaco hoy es muy caro, pues se han incrementado los impuestos.

2.  Aumentar la percepción de riesgo: la publicidad de tabaco ha prácticamente desaparecido y la que existe debe mostrar en el 50% los riesgos asociados.

3.  Disminuir el refuerzo social: antiguamente, se veía en las películas escenas que hacían atractivo el consumo de tabaco, por ejemplo, eso ya no se ve. “Debería haber una campaña de desincentivo muy importante para la marihuana”, dice Middleton.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

En tiempos de pandemia, PREVENGAMOS

Ver más →

Seminario sobre alcohol, drogas y otras adicciones: “La prevención tiene que estar incorporada “a fuego” en nuestros proyectos educativos”

Ver más →

Cómo prevenir el consumo de alcohol y drogas en los jóvenes

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.