Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2019 - Edición 234

Profesores Extraordinarios

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Los mejores profesores se apoyan en la música, la tecnología y hasta la magia para enseñar

Hace unos días se supo que dos docentes chilenos estaban en el tramo final de la competencia que busca al maestro más destacado del mundo. Aquí, algunas de las historias de quienes, como ellos, llegaron a esta etapa del certamen.

Los mejores profesores se apoyan en la música, la tecnología y hasta la magia para enseñar

Después de recibir los resultados que posicionaban a New Brunswick como una de las provincias canadienses con peor desempeño en Lenguaje, Armand Doucet pensó en lo mucho que sus alumnos disfrutaban de Harry Potter. Como profesor de niños cursando enseñanza básica, sabía que los siete libros de la serie eran un éxito entre los más jóvenes: más de 450 millones de ejemplares vendidos, traducción a 65 idiomas y ocho películas que arrasaron en ventas. Si sus estudiantes estaban teniendo malos resultados en el área, no era porque no les gustara leer. Solo no estaban aprendiendo de una manera que los motivara lo suficiente, pensó.

«Entonces decidimos llevar el mundo de Harry Potter al aula. Decoramos el colegio como Hogwarts -el establecimiento donde estudia el protagonista de los libros-, nos disfrazamos como personajes y nuestro currículum se alineó con los textos», explica Doucet desde Canadá. Así, por ejemplo, fue idea de este profesor que en clases de Música se tocara la banda sonora de las películas, que en Biología se aprendiera sobre botánica y que en Matemáticas se organizara un juego de ajedrez gigante, como ocurre en los libros.

Durante la semana que duró la iniciativa, las imágenes del colegio comenzaron a circular en la web. La foto del comedor decorado con gárgolas, candelabros y 250 velas fue vista por cerca de 2 millones de personas y se cumplió el objetivo de motivar a los niños a sacar y leer muchos más libros de la biblioteca.

Los buenos resultados hicieron que este año, Armand Doucet fuera elegido como uno de los 50 mejores profesores del mundo. La lista la hace la Fundación Varkey anualmente como antesala de su Foro Global de Educación, instancia en la que se premia con un millón de dólares al mejor entre los mejores.

Otros docentes en competencia son Ron Álvarez, venezolano que integra a niños migrantes en Suecia invitándolos a participar en una orquesta; Salima Begum, paquistaní dedicada a fomentar que más mujeres integren las salas de clases de su país; el peruano Juan Raúl Cadillo, que creó una plataforma digital en la que estudiantes de bajos recursos encuentran herramientas para desarrollar cuentos interactivos y Marie Christine Ghanbari, alemana que para motivar a más niñas a aprender Matemáticas, antes dedica una serie de clases a reforzar su autoestima y hacerlas sentir que son capaces.

Energía y bienestar

«Podría contar decenas de anécdotas en estos años, todas ellas maravillosas y algunas realmente inspiradoras. Desde profesores que dicen poner mis videos en clases cuando ellos están enfermos, hasta alumnos que aseguran han podido aprobar, pese a pasar gran parte del año escolar en el hospital. Lo mejor de todo es cuando me dicen que por culpa de la crisis o la situación económica de su familia no podían permitirse una academia o un profesor particular», comenta el docente español David Calle, quien pasó a formar parte de los mejores 50, gracias a la popularidad de Unicoos, el canal de YouTube donde sube materia relacionada con Matemática, Física, Química y Tecnología. Según cifras de 2015, después de España y con cerca de 50 mil suscriptores locales, Chile es el segundo país desde donde su canal recibe más visitas.

Mientras que la profesora Aggeliki Pappa destaca por haber generado una serie de recursos didácticos para los niños disléxicos de Grecia, el holandés Jasper Rijpma usa su propia historia para motivar a otros: tras una serie de delitos que lo llevaron a prisión juvenil, en su encierro conoció el mundo de los libros. Se volvió fanático de la Historia y desde entonces se dedica a enseñar sobre ella a niños tildados de problemáticos, un apodo que él también tuvo.

Nathan Atkinson, director del Richmond Hill School, de Inglaterra, llama la atención por su programa de reciclaje de comida. Gracias a su iniciativa Fuel for School, los alimentos que todavía están en buenas condiciones y en cierto tiempo no han sido consumidos en supermercados y empresas asociadas, se derivan a su establecimiento educativo. En los últimos años, el programa también se ha ampliado a otras instituciones.

«Un alto porcentaje de niños va al colegio sin romper el ayuno del día anterior, y algunos incluso sin haber tomado agua. Varios factores contribuyen a esto; pobreza y despreocupación son las más comunes. Un estómago vacío afecta la concentración, los niveles de energía, la tensión y el bienestar emocional», indica Atkinson desde su colegio en Leeds.

En febrero y tras la revisión de un jurado internacional, los 50 profesores en competencia pasarán a ser 10. Solo uno será premiado con el millón de dólares que entrega el concurso en marzo.

20 mil
postulaciones recibió el Global Teacher Prize este año. Provenían de 179 países del mundo.

 

Fuente: El Mercurio

Deja un comentario

Artículos Relacionados

"La TV hoy puede ser un valioso aporte educativo"

Ver más →

Pruebas Semestrales, a la vuelta de la esquina

Ver más →

"Un profesor que no se preocupa de su bienestar tiende a descuidar el de sus alumnos"

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.