Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2021 - Edición 255

La tecnología, ¿Cambió la forma de enseñar o no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

El impacto de las pantallas en la vida familiar

Así se titula un estudio español, cuyos resultados pueden ser comunes a muchos países y familias. El estudio muestra que en las casas conviven al menos cinco pantallas: un smartphone, una televisión, una Tablet, un computador y alguna consola o dispositivo de juegos. Con una gestión inteligente por parte de los padres es posible vivir en esta realidad sin que se vea perjudicado el bienestar personal y familiar.

Por: Equipo Educar en Familia
El impacto de las pantallas en la vida familiar

La investigación se titula “El impacto de las pantallas en la vida familiar” y se realizó con los datos de 1.400 entrevistas a padres españoles con hijos menores de 18 años. Aquí, algunos de los hallazgos:

  • El 66% de los encuestados dijo que las pantallas contribuyen a la organización de la familia, principalmente por acciones como compras online, agendamiento de citas médicas, hacer pagos, y otras actividades que demorarían más tiempo si se hicieran de forma presencial, indicaron los entrevistados.
  • El 55% dijo que la tecnología ayuda en la comunicación con su pareja durante los momentos del día en que no se encuentran en el mismo lugar.
  • El 44% afirma que las pantallas son motivo habitual de conflicto con los hijos y fuente de tensiones y preocupación para los padres.
  • Lo que más preocupa a los padres respecto del uso de sus hijos es el ciberacoso y la relación con desconocidos. Luego de eso, viene la preocupación por la exposición a contenidos inadecuados para su edad.

Algunas recomendaciones de los realizadores del estudio

Los consejos no se enfocan en luchar contra las pantallas sino seguir protegiendo esos espacios y momentos donde se producen las conversaciones familiares. También en seguir cuidando el diálogo y relaciones de confianza con los hijos para poder saber cómo están y qué necesitan de nosotros como guía, en general, y en las pantallas, en particular.

  • Las pantallas no se sientan a la mesa. Esta norma de uso busca proteger los momentos en que los miembros de la familia están físicamente reunidos.
  • Los teléfonos duermen en un parking de móviles. Esto, por supuesto, incluye a los padres. Es una forma de proteger las horas de sueño, promover el hábito de poder estar lejos del teléfono e, indirectamente, da la señal a los hijos de que los teléfonos se usen en espacios comunes de la casa y no en los dormitorios.
  • En el auto o trayectos intentar también dejar el teléfono guardado. Es cierto que son momentos funcionales, de traslado. Pero pueden ser también momentos de conexión familiar ya que se encuentran compartiendo un mismo espacio físico.
  • Poner el foco en acompañar y, así, prevenir daños. Los padres que tienen una relación cercana con sus hijos, que se interesan por sus cosas y se dan el tiempo de responder dudas y conversar acerca de los temas que a ellos les interesan, son padres que pueden detectar a tiempo un problema en cualquier ámbito, incluido el área de las pantallas. Esta actitud es el mejor “control parental”.

El estudio completo en este link https://www.interaxiongroup.org/sites/default/files/media/pdf/estudio-sobre-el-impacto-de-las-pantallas-en-la-vida-familiar-de-gad3-para-empantallados.pdf

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

5 razones para tomar un curso para padres on-line

Ver más →

Grupo Educar amplía sus contenidos en apoyo a las familias

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.