Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2021 - Edición 256

Gestionar una sana convivencia escolar, más que necesario

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Educar a través de las colaciones

Nunca es tarde para iniciarnos en una dieta saludable, mejor si de paso aportamos en la educación alimenticia de nuestros alumnos.

Por: María Salazar
Educar a través de las colaciones

Es cosa de mirar alrededor para darnos cuenta que los hábitos alimenticios de niños, jóvenes y adultos, dejan mucho que desear. Y no es algo que simplemente creamos, sino que así también lo demuestran los estudios, como la última Encuesta Nacional de Salud, aplicada por el Ministerio de Salud y la Universidad Católica a más de seis mil personas.

La investigación arrojó alarmantes cifras de los hábitos alimenticios y de salud de los chilenos, entre las que destacaron el consumo riesgoso de alcohol, el alto sedentarismo en mujeres, pero sobre todo el hecho de que tres de cada cuatro personas tiene problemas de sobrepeso (74,2% de la población).

En la actualidad, tanto adultos como niños y jóvenes -sobre todo en la gran ciudad-, vivimos en una constante vorágine de extensos horarios y compromisos que también nos llevamos para las casas, haciendo cada vez más difícil el hecho de poder contar con herramientas para comprender y solucionar nuestros estados de salud.

Primer paso: comer colaciones saludables

Para Carolina Salvo, quiromasajista y creadora de Porque Te Hace Bien, lugar donde además de realizarse masajes restaurativos se dictan talleres de nutrición consciente, antes de iniciar un cambio en la alimentación, lo primero que hay que tener en consideración es entender cuál es nuestro qué hacer diario y, en base a eso, ser capaces de reponer la energía que gastamos.

“Debemos tener en cuenta la importancia de consumir una cantidad de nutrientes equivalente al tipo de vida que tenemos. Si mi trabajo es arduo, con jornadas extensas que me obligan además a trabajar en casa, mi cansancio será el primer sensor de alerta para con urgencia hacer los cambios en mi alimentación”, explica Carolina.

Los cambios a los que se refiere esta profesional tienen que ver con buscar en los alimentos que ingerimos -más allá de su aporte calórico o niveles de procesamiento- los nutrientes necesarios para un ciclo de 24 horas, de lo contrario, será imposible restaurar nuestro cuerpo para que parta bien la siguiente jornada.

Una buena manera de comenzar a comer distinto es basándonos en nuestras colaciones diarias, porque además de que su preparación no debiera tomarnos tanto tiempo, estando en pleno año escolar pueden fomentar a que los más jóvenes hagan lo mismo.

“Los snacks son una tremenda oportunidad para acercarnos a una mejor alimentación. No hay duda que algo crujiente y con colores probablemente tenga mejor aceptación, como frutas y verduras deshidratadas; semillas, barras energizantes, galletones, y galletas en versiones adecuadas y renovadas”, expone Carolina.

Junto con esto, los jugos naturales resultan un gran aliado, pues los niños de todas las edades los toman. Asimismo, los sándwiches y pizzas pueden ser una salvación en plena época de clases, ya que son fáciles de comer y permiten tantas conjugaciones como la inclusión de masas sin gluten y elementos vegetales ricos en nutrientes como las mayonesas vegetarianas o las verduras horneadas.

Para Carolina, si esto se complementa con una fiscalización mayor en los colegios para controlar de una mejor manera lo que venden los kioskos, la fórmula es perfecta. Esto, porque los niños y jóvenes están mucho más dispuestos a los cambios, y mientras vean que comer más sencillo repercute en su cuerpo y también su estado de ánimo, habremos logrado educarlos también durante el recreo.

 

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

daleProfe invita a profesores a presentar proyectos para buscar financiamiento hasta el 22 de enero

Ver más →

“Tenemos que Hablar de Educación”: Una hoja de ruta para la educación que Chile necesita

Ver más →

Estudio: Cuando la familia marca la diferencia

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.