Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

El desafío de avanzar desde las TIC a las TAC

Por: Elio Fernández Serrano, profesor de Tecnología Educativa en el Departamento de Educación de la Universidad de Santiago de Chile
El desafío de avanzar desde las TIC a las TAC

Por Elio Fernández Serrano, profesor de Tecnología Educativa en el Departamento de Educación de la Universidad de Santiago de Chile***

 

La escuela como expresión cultural de nuestra sociedad contemporánea, ha ido permeando poco a poco la integración de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en distintas dinámicas, ya sean estas internas o periféricas a los procesos de enseñanza y aprendizaje que lideran nuestros docentes. Sin duda, representa un avance educativo y una respuesta a las demandas económicas, sociales y culturales que imperan en el orden actual de desarrollo del país y en gran parte del mundo occidental.

 

Más allá de las apreciaciones que validan el uso de las tecnología, llama particularmente la atención el boom de la mercadotecnia que ofrece lo que se denomina «productos smart«, es decir, una serie de tecnologías que facilitan (y en algunos casos anticipan) los procesos de gestión y producción de información. De allí que llamemos a los celulares «smartphone«, a las televisiones con aplicaciones «smartTV» o a las pizarra digitales «smartboard«.

 

Presenciamos una especie de oda a la inteligencia artificial como si esta fuera a sustituir nuestra propia inteligencia. Resulta común observar a distintas empresas de tecnología señalar frases como: «Este software mejorará la gestión del colegio», o «este dispositivo innovará en el aula», o más audaz aún «esta tecnología permitirá mayores aprendizajes en sus estudiantes». Sin embargo, es importante descartar mitos que ha creado el propio mercado de la tecnología educativa para favorecer las compras de nuevos productos, que están alejados de algunos principios elementales que entregan las ciencias pedagógicas. Debemos hacer un ejercicio de claridad conceptual respecto al aporte que realizan las TIC, que bajo ningún punto de vista tendrán impacto sin una comprensión del factor humano que hay detrás de su plena utilización.

 

 

No me quiero convertir en un «pesimista pedagógico», en palabras de Francesc Pedró, rechazando de forma majadera las tecnologías solo por el confort que nos genera el estado analógico de la didáctica de lápiz y papel durante décadas, pero si es bueno despejar dudas, respecto al rol del docente en la integración de nuevas tecnologías.

 

La evidencia científica muestra que el factor metodológico en el uso de TIC es clave para una efectiva mejora en los procesos de aprendizaje, y por lo tanto en la medida en que el docente diagnóstica un contexto, y selecciona técnicas didácticas y métodos, con recursos TIC coherentes a estos, estamos en presencia de un salto cualitativo de calidad. Permítame la metáfora del tablero de ajedrez, en donde tenemos una variada gama de piezas con distintas funciones, pero para que logremos el jaque-mate, se requiere de una estrategia que alinea las distintas piezas y conjuga sus movimientos. En el fondo, lo que es clave es cómo el docente piensa de manera estratégica su clase, y observa a las tecnologías como un recurso instrumental alineado a consignas de actividades en donde el estudiante se ve enfrentado a desafíos cognitivos: un profesor smarth.

 

Otro elemento valioso a considerar son los «movimientos» o las técnicas didácticas con que integraremos las tecnologías. Es oportuno hablar de metodologías activas, en donde el estudiante realiza acciones concretas en el marco de actividades, por ejemplo,  “Aprendizaje Basado en Proyectos” (ABP) apoyado con Line.do para líneas de tiempo que guían las bitácoras de esos proyectos, o “Juego de Roles” mediante aulas virtuales como Edmodo.com, o sin duda “Aprendizaje basado en casos o problemas” que son expuestos en infografías hechas en canva.com o piktochart para hacer otros productos como evidencias de construcción de significados. Todas herramientas gratuitas, todas herramientas tecnológicas que por sí solas logran muy poco, pero con una pertinente intencionalidad pedagógica pueden generar altos niveles de motivación en los estudiantes, generando alineamiento constructivo entre los presagios curriculares, los procesos didácticos y los productos evaluados.

 

Cuando una TIC logra integrarse a los procesos de aprendizaje de una manera estratégica por parte del docente, ya no corresponde llamarla así, sino más bien TAC (Tecnología del Aprendizaje y el Conocimiento), porque en el fondo la comunicación ha permitido aprendizaje y la información ha sido interpretada y en consecuencia se ha vuelto conocimiento. Es necesario avanzar desde las TIC a las TAC, con docentes entusiastas no tanto en la pirotecnia técnica de los nuevos cacharros de la mercadotecnia, sino más bien en las metodologías didácticas que sustentan todo proceso educativo de excelencia. Teniendo esta base previa, todo suma, y mucho más cuando agregamos tecnología.

 

*** Profesor y licenciado en educación en Cs. Sociales de la Universidad de Santiago de Chile (USACH).  Master en eLearning y tecnologías para el aprendizaje por Internet de la Universidad de Sevilla, España.

Actualmente se desempeña como profesor de Tecnología Educativa en el Departamento de Educación de la Universidad de Santiago de Chile – USACH y es coordinador de proyectos de Formación y TIC en el Centro de Investigación e Innovación en Educación y TIC – CIIET de la misma casa de estudios.

Ha sido consultor en temáticas eLearning y uso de TIC en procesos formativos para organizaciones como Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales – FLACSO Chile y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe – CEPAL. 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Selfie con la historia: enseñar de manera entretenida

Ver más →

Conoce una nueva forma de evaluar los aprendizajes

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.