Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2018 - Edición 226

Llegó la hora de programar

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Conoce los planes

Cómo ayudar a los niños en esta última parte del año escolar

Septiembre, la primavera, las Fiestas Patrias y el ambiente festivo pueden ser fatal para aquellos alumnos que requieren de concentración en los estudios para lograr cumplir con los objetivos académicos a fin de año. Días más luminosos que llaman a la diversión y un sin fin de actividades que tienen los colegios en esta época, hacen que esta última parte del año escolar se haga muy breve, ¿cómo aprovechar el tiempo? ¿Cómo lograr revertir resultados insatisfactorios del primer semestre?

Por: Ivette Arriagada
Cómo ayudar a los niños en esta última parte del año escolar

Ya empieza la última parte del año escolar, el cansancio se hace evidente tanto en profesores y alumnos. Estos últimos tienen la difícil misión de saber sobreponerse a las dificultades y tratar de obtener las mejores calificaciones posibles.

Hay algunos que llegan a esta etapa más relajados, tienen buen rendimiento en el primer semestre y ahora solo basta un último esfuerzo, para terminar el año de buena manera. Pero hay otros, cuyo primer semestre no fue bueno, y ahora, cansados y contra el tiempo deben repuntar para lograr terminar el año de la mejor manera posible.

Es a estos últimos alumnos a los que hay que prestarles especial atención. Lucía Gómez, Master en Psicopedagogía de la Universidad de Los Andes señala que “…si un alumno no ha logrado los
resultados esperados, primero que todo, hay que ver si el lugar y condiciones de estudio que tiene en la casa son las adecuadas: un lugar fijo para el estudio, cómodo, bien iluminado y sin distracciones (televisión, teléfono, redes sociales)”.

Además es bueno hacer el análisis de porqué los resultados no fueron satisfactorios, para poner especial cuidado en aquellos aspectos o situaciones que pudieron influir en aquello.
Pero hay que ponerse las pilas, de eso no cabe duda, Lucía Gómez dice que “lo ideal es repasar diariamente lo que se trabaja en clases y hacer un horario de estudio”. La motivación también es importante, “…sobre todo incentivarlo positivamente, resaltándole sus fortalezas y sus pequeños logros”, enfatiza Gómez.

Es importante que los niños tengan espacios y tiempos de recreación, mezclar los tiempos, no todo debe ser tarea o estudio.

La psicopedagoga explica que a estas alturas del año, “las principales dificultades de los niños, son el cansancio, la desmotivación y por otra parte la desesperanza por falta de logros a pesar del esfuerzo realizado”. Para revertir esta situación, Lucía entrega tips para ayudar a los niños.

Primero es importante que los niños tengan espacios y tiempos de recreación, mezclar los tiempos, no todo debe ser tarea o estudio. Tener hábitos es la clave del éxito dicen algunos, en este caso, tener o crear si no se tiene, los hábitos de estudios es muy importante, y determinante para lograr lo anterior, tener tiempo para todo. Dentro de los hábitos, tener un lugar y horario de estudio, es lo aconsejable en aquellos casos donde se busca revertir resultados, la constancia es lo que sin duda ayuda a lograr las metas.

Además la psicopedagoga recomienda que los niños tengan ayuda constante en la casa, ya sea de la mamá, el papá o algún hermano mayor que pueda responder sus dudas. De parte de profesores y padres es necesario que exista un reforzamiento positivo hacia el niño, y por ningún motivo, dejar de ir a clases, y en este último punto es importante luchar contra la desmotivación que pueda haber para levantarse cada mañana.

Rol de los profesores

Los profesores también tienen que jugar su rol en esta situación de niños que, sin un buen rendimiento durante el primer semestre, buscan revertir la situación. Lucía Gómez, quien además es  profesora de básica de la Universidad Católica, dice que “la flexibilidad debiera ser una característica intrínseca en todos los profesores y en este último período del año se debe poner en práctica según las exigencias del contexto”.

“Las familias también deben ser más flexibles y adecuarse a las necesidades de los niños. Es importante que tanto los profesores como las familias tengan claro que no existen dos niños iguales, por lo que sus estilos, tiempos de aprendizaje y por ende sus necesidades son distintas y para poder atender estas debemos ser flexibles todo el tiempo”, explica.

¿Cómo recuperar la atención de los alumnos? 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

"Un profesor que no se preocupa de su bienestar tiende a descuidar el de sus alumnos"

Ver más →

¿Cómo integrar LEGOS en clase con un propósito educativo?

Ver más →

Premiación de diplomados e-learning de Grupo Educar

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Siguenos @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.