Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2020 - Edición 245

Educar en el cuidado del medio ambiente

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

¿Cómo ayudar a superar un trastorno de lenguaje infantil?

Ayudar a los niños con tratamiento de fonoaudiólogo y/o educadora diferencial además del apoyo necesario en casa, son la claves para superar esta condición.

Por: Ivette Arriagada
¿Cómo ayudar a superar un trastorno de lenguaje infantil?

Saber que hay tratamientos que ayudan a paliar las dificultades del habla, ayuda para que quienes tienen niños con algún tipo TEL (transtorno específico del lenguaje) se sientan esperanzados en que sus niños tengan un desarrollo del lenguaje óptimo.

Lo que hoy existe mayoritariamente entre los niños son dificultades del habla, que pueden ser causadas por factores externos y que sí se pueden mejorar.

Hay tres tipos de dificultades del habla

Dificultades del lenguaje receptivo: incapacidad para entender lo que otros están diciendo.

Dificultades del lenguaje expresivo: incapacidad para expresar pensamientos e ideas.

Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo: incapacidad para entender y usar el lenguaje hablado.

Para la educadora Valeria Rozas, de la Universidad de Concepción, especialista en trastornos del lenguaje, el problema en  el lenguaje receptivo es de los adultos, “… la sociedad es adultocéntrica, y los adultos hablan constantemente desde arriba a los niños, no cara a cara. Los niños hablan mal porque en realidad escuchan mal”.

Otro problema que destaca la educadora es la precariedad del lenguaje de quienes rodean a los niños.  Los niños que están expuestos a lenguaje simple, se les hará más dificultoso el comprender frases complejas o frases con palabras desconocidas para él.

La mayor cantidad de dificultades del habla, entre los niños hoy es el lenguaje expresivo. Y esto está relacionado con la parte motora de la producción del sonido.  Por eso, quienes asisten a tratamientos con fonoaudiólogo realizan praxias faciales, es decir ejercicio de mandíbula, lengua y boca. Con lo que los niños se hacen conscientes de las partes que producen determinados sonidos. Estos ejercicios deben ser continuamente reforzados en casa para lograr el efecto deseado.

El trastorno mixto, es ajuicio de la educadora Valeria Rozas donde mayor énfasis se debe poner, porque este es el que definitivamente tiene aspectos que no se superan; “…es aquí donde se deben trabajar los cuatro niveles del lenguaje para que el niño aprenda estrategias y fórmulas de cómo apaliar la dificultad, logrando suplir ciertas necesidades”.

Lamentablemente los niños con dificultades del lenguaje tienen más problemas en su proceso de lecto-escritura y posterior comprensión lectora.  “Los niños con trastornos del lenguaje o dificultades del habla, son quienes tienen rendimiento académico más bajo. Es en los niveles de 7º y 8ª básicos,  donde estas dificultades pueden generar mayores problemas académicos”, explica la educadora Rozas. Por esta razón, el apoyo constante de las familias en cada uno de estos procesos, ayudará a que el niño pueda superar sus dificultades, y con esto lograr un adecuado desempeño escolar.

 

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Estos son los 100 nuevos establecimientos del país que se convertirán en Liceos Bicentenario

Ver más →

"La TV hoy puede ser un valioso aporte educativo"

Ver más →

Pruebas Semestrales, a la vuelta de la esquina

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.