Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2021 - Edición 255

La tecnología, ¿Cambió la forma de enseñar o no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

5 razones para tomar un curso para padres on-line

¿Quién no ha necesitado una mano, ha comprado un libro o le ha preguntado a una amiga o amigo cómo solucionar algún problema con sus hijos? Y es que nadie está libre que enfrentar alguna situación relacionada con la crianza, los estudios, las emociones o el desarrollo de los niños sin saber cómo reaccionar o solucionarla. En este contexto nacen las “Escuelas para Padres”, un sinfín de cursos, talleres, seminarios y webinar que inundan las redes sociales e Internet ofreciendo ayuda a padres y madres que buscan sentirse más conectados, involucrados y enfocados en la vida sus hijos.

Por: Ximena Greene
5 razones para tomar un curso para padres on-line

Las “Escuelas para Padres” son una manera maravillosa de aprender más sobre los hijos, de aumentar nuestra confianza a la hora de criar y educar, de adquirir nuevas habilidades y estrategias, y saber más sobre cada etapa de desarrollo y crecimiento de nuestros niños.

Su principal ventaja: son atemporales. Funcionan bajo la lógica on-demand y no están dirigidos solo a papás y mamás jóvenes, primerizos o sin experiencia; son para todos los que quieran mejorar y aprender más sobre sus hijos y sus familias. Y si bien es cierto que cada niño es diferente, y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro, las clases para padres pueden entregar algunas estrategias para aplicar en la vida cotidiana, ayudar a conocer a otros padres que están pasando por los mismo que uno y aumentar los niveles de confianza de nuestra capacidad de crianza.

A continuación les dejamos 5 razones por las que todos debiéramos tomar algún curso de paternidad alguna vez en la vida.

  1. Ayudan a dominar los conceptos básicos de la crianza y educación:

Las clases para padres son una buena fuente de información para aprender más sobre qué esperar en los próximos años y prepararse para cada etapa del desarrollo. Debido a que se enfocan puntualmente en distintas problemáticas entregan un conjunto de habilidades dirigidas y muy necesarias que pueden ayudar a disminuir la ansiedad cuando ya nada nos resulta.

  1. Mantienen al tanto de las últimas investigaciones:

Todos sabemos que hoy el tiempo es oro y cuando estamos a cargo de una casa, un trabajo y una familia es difícil mantenerse actualizado sobre los últimos descubrimientos científicos. Asistir a un taller para padres, puede ayudarnos a estar al tanto de los últimos descubrimientos, y aprender de cerca las mejores prácticas en manos de expertos, hacerles preguntas, y practicar sus consejos.

  1. Indican cómo y cuándo participar de los estudios de tus hijos:

Sabemos que la participación de los padres es uno de los factores más importantes en el rendimiento académico de un estudiante, pero a veces es algo que nos cuesta mucho entregar, especialmente cuando son más grandes y queremos que se hagan responsables. Desde dar consejos sobre las preguntas que debería hacerle a su hijo, hasta compartir estrategias sobre cómo participar de manera significativa en los estudios de sus hijos, las clases para padres pueden ayudarlo a aprender formas de involucrarse más en la experiencia de aprendizaje.

  1. Permiten descubrir cuál es el estilo de crianza que mejor se adapta a cada familia:

Todo padre o madre sabe que gran parte de la crianza de los hijos consiste en combinar la disciplina, el cariño y otras estrategias que respondan a las necesidades individuales de cada uno.

Según un estudio de la Universidad de Washington, los padres pueden reducir a la mitad la tendencia a la depresión o la ansiedad si orientan su estilo de crianza hacia la personalidad de sus hijos. Por el contrario, los padres que usan un estilo que no se adapta a la personalidad de un niño pueden duplicar la probabilidad de que se depriman o se pongan ansiosos. Naturalmente, la mayoría de los papás y mamás tratan de comprender las necesidades de sus hijos, pero no siempre es fácil de entender, especialmente cuando entran en juego problemas emocionales o de comportamiento. Las clases para padres dirigidas a niños con necesidades específicas, o de edades puntuales, realmente pueden ayudar a definir la combinación de estilo y personalidad de crianza que mejor se adapte a su hijo.

  1. Hacen sentir la compañía de otros que están pasando por lo mismo:

Ser padres requiere de mucha valentía y esfuerzo. Pero también una cuota de confianza de que, aunque nos equivoquemos mil veces, estamos haciendo lo que creemos que es mejor para nuestros niños. Sin embargo, no es difícil caer en la culpa o la pena cuando, a pesar de nuestros esfuerzos, nuestros hijos no progresan. Las clases para padres pueden darnos una mirada desde afuera para evaluar si lo estamos haciendo bien o no, y entregan la oportunidad de conocer a otros padres que están en el mismo barco y descubrir estrategias que podemos usar cuando necesitemos ayuda.

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

El impacto de las pantallas en la vida familiar

Ver más →

Grupo Educar amplía sus contenidos en apoyo a las familias

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.