Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2022 - Edicion 266

La vocación docente inclina la balanza

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

[Arte] Los animales en el arte

Artes

Por: Grupo Educar

Si realizamos un recorrido por las obras de los más destacados artistas de la historia del arte, podemos encontrar distintos temas y conceptos representados en diversas técnicas, materiales y formas.

La temática de los animales no ha quedado ajena a esto. Mediante la representación de ello, los artistas investigan y ahondan creando un mundo para que el espectador contemple y se involucre. Nos invitan a observar y a valorarlos como parte fundamental de nuestra vida.

Jacques-Louis David (1748-1825) es un pintor francés considerado uno de los principales exponentes del neoclasicismo. Desde pequeño demostró interés en el arte. A pesar de la oposición de sus padres inició sus estudios en el taller del artista Francois Boucher, uno de los más importantes pintores de la época. Posteriormente, asistió a la Real Academia de Pintura y Escultura de París, situada en lo que hoy se conoce como el Museo Louvre.

El interés temático de David se centró en los modelos escultóricos y mitológicos griegos. A esto sumó activa participación en la política y como tal en los personajes que colaboraban en ella, resultando muchas veces modelos para sus obras.

Fue un activo participante de la Revolución Francesa y amigo de su líder, Maximilien de Robespierre. Tras la caída de este, fue encarcelado y al ser liberado se suma a la campaña del régimen político de Napoleón Bonaparte. Bajo este movimiento es cuando desarrolla su propuesta pictórica llamada “Estilo Imperio”, que se caracterizó por el uso de colores cálidos citando el estilo veneciano. Rápidamente se convierte en el pintor oficial de Napoleón, y tras la caída de este es desterrado a Bruselas.

Jacques-Louis David logró desarrollar una gran influencia en la pintura para el resto de Europa, destacando por su particular estilo donde la iluminación establecía un carácter casi escenográfico y se resaltaba la arquitectura de la época.

Napoleón cruzando los Alpes

1801

Óleo sobre lienzo

259 x 221 cm.

Musée National du Château de Malmaison,

Rueil-Malmaison, Francia.

 

Uno de sus cuadros más destacados es “Napoleón cruzando los Alpes”, también conocido como “Napoleón en el paso de San Bernardo”. Esta obra es parte de la serie de cinco pinturas donde se ve representado a Napoleón Bonaparte sobre su caballo blanco cruzando los Alpes en batalla hacia 1800. La primera de las obras fue solicitada por el rey Carlos IV en España. Al saber esto, Napoleón pide al artista una nueva pintura solicitándole que fuese representado “tranquilo y sobre un fogoso caballo”. Solo posó para el artista unas pocas horas, quien estaba convencido de que su retrato debiese parecerse más a su carácter que a su aspecto físico. Así, David pintó ambas figuras idealizadas bajo una iluminación teatral. La composición resaltó la verticalidad de ambas, como si fuesen una columna central, y cuya volumetría pictórica lograda por la gradación tonal deja al descubierto la inspiración en los modelos griegos. El caballo se percibe como una escultura, su musculatura se resalta y la pose es un movimiento completamente congelado. El pelo al viento ascendiendo refuerza la capa que lleva Napoleón, como si fuesen uno solo, ambos representando una sensación de triunfo y valentía. La luz de la obra al ingresar desde el lado izquierdo, ilumina toda la zona delantera del caballo que tensiona la mirada hacia la ascensión. El cuerpo del animal tiene una mayor proporción que su cabeza que aparece geométricamente como una flecha que refuerza el gesto que Bonaparte hace con su mano.

Actividad práctica (sugerida para estudiantes de enseñanza media)

Mostrar a los estudiantes la obra de Jacques-Louis David y conversar sobre el carácter teatral y escenográfico de las imágenes. Posteriormente, se invita a que conformen grupos de trabajo y a realizar en vivo una escena de un texto narrativo. Esta puede ser capturada en una imagen fotográfica y trabajada posteriormente en un gran formato con pintura, resaltando las características teatrales de la toma.

Este ejercicio busca que comprendan la atmósfera pictórica que utilizaba el artista francés y cómo una propuesta narrativa puede ser representada en una obra visual.

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Deja un comentario

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.