Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ene 2021 - Edición 248

Lo mejor 2020

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Homenaje mundial a un gran educador

educacion

Por: Ximena Greene

El pasado 21 de agosto el renombrado escritor, conferencista y asesor internacional sobre Educación británico, Sir Ken Robinson, considerado experto en temas como la creatividad, la calidad de la enseñanza, la innovación y los recursos humanos, murió a los 70 años. Hasta el día de hoy su charla TED ¿Los colegios matan la creatividad?, de 2006, es la más vista la plataforma on-demand con más de 66 millones de descargas y casi 20 millones más en YouTube.

Fue profesor, autor y asesor de gobiernos y numerosas organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo. Durante una docena de años trabajo como docente en la Universidad de Warwick y, en 1998, el gobierno británico lo nombró para dirigir una comisión para examinar la creatividad en la educación. Escribió varios libros sobre creatividad y aprendizaje, y en 2003, la reina Isabel II lo nombró caballero por el trabajo de su vida. Se hizo famoso en todo el mundo y sus ideas encontraron una audiencia global después de su charla TED de 2006 ¿Los colegios matan la creatividad?. Sus libros se convirtieron en bestsellers y hoy sirven de inspiración para educadores (y otras personas) en todo el mundo.

La carrera de Sir Ken Robinson se basó en que los colegios necesitaban no solo ampliar sus planes de estudio, sino también a apoyar a los docentes en la tarea de personalizar el aprendizaje dividiendo las aulas grandes en grupos pequeños. La educación, dijo, es un “proceso humano” que debe tomar en cuenta quiénes son los estudiantes y qué los involucra. “Eso es el núcleo de lo que es la Educación, pero no es en lo que se centran la mayoría de las escuelas”, decía.

¿Los colegios matan la creatividad?

“La creatividad es tan importante en Educación como lo es la alfabetización y tenemos que darle el mismo estatus”, señalaba Sir Ken Robinson en su charla de 2006, la primera de tres que están en la plataforma TED.

En ella explica que la creatividad se puede enseñar, no a través de la formación directa, sino dando a los estudiantes oportunidades, inspiración y espacio para equivocarse. “Los niños se arriesgarán. Si no lo saben, lo intentarán. ¿Estoy en lo cierto? No tienen miedo de equivocarse" señalaba en su famosa exposición. Pero, agregó, "para cuando llegan a ser adultos, la mayoría de los niños han perdido esa capacidad".

Lo sorprendente de esta charla son los ejemplos que utiliza para explicar su argumento de que las escuelas matan la creatividad. Uno de ellos es la historia de una niña llamada Gillian Lynne que, a la edad de ocho años, ya era vista como una estudiante problemática con dificultades de aprendizaje debido a su incapacidad para quedarse quieta y concentrarse. Cuando su madre buscó una explicación médica para la constante inquietud y falta de concentración de Gillian, el médico le sugirió que hablaran en privado. Cuando los dos adultos se levantaron para irse, el médico prendió una radio que había en su oficina y cuando Gillian quedó sola en esa habitación llena de música, comenzó a bailar. Al observarla a través de la ventana, el médico se dijo hacia su madre. "Gillian no está enferma. Ella es una bailarina". En 2018, y a los 92 años de edad, la bailarina, actriz y directora de teatro británica Gillian Lynne murió siendo una de las coreógrafas más exitosas del mundo, con éxitos como Cats de Andrew Lloyd-Webber y El Fantasma de la Ópera entre muchos otros logros. Sin embargo, el modelo tradicional de su escuela confundió su extraordinario talento con algún tipo de problema de comportamiento o trastorno por déficit de atención o hiperactividad. 

“Los sistemas educativos del mundo se basan en una jerarquía que sitúa las matemáticas y los idiomas en la cima y a las artes en la base. Esto da como resultado escuelas que son excelentes para producir profesores universitarios. ¿Pero bailarines, pintores y comediantes? No tanto”, señalaba Robinson. Su convicción se basaba en que todos tenemos talentos profundos y el potencial de participación, y deberíamos explorarlo y no perderlo. A continuación los invitamos a revisar su famosa charla de 2006.

https://www.ted.com/talks/sir_ken_robinson_do_schools_kill_creativity

         

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Últimos Materiales

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.