Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ago 2020 - Edición 243

El arte, la música... la cultura transforman vidas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Expresión de la luz en el arte

Artes

Autor: Grupo Educar

EXPRESIÓN DE LA LUZ EN EL ARTE. Johannes Vermeer/ Anselm Kiefer

Johannes Vermeer

Vermeer no fue un genio solitario, sino un pintor conectado con su época y familiarizado con la obra de sus contemporáneos. Es uno de los más destacados pintores barrocos de los Países Bajos.

Su obra es muy reducida, conociéndose no más de 35 pinturas, justificado ello por sus encargos para mecenas, y no tanto para el mercado del arte. La temática de su obra es de tipo histórico, pero destaca por la pintura costumbrista. Dos de los cuadros más destacados son “La joven de la perla” y “Vista de Delf”.

Su fama le llegó dos siglos después de su muerte, a mediados del siglo XIX, gracias al reconocimiento del historiador del arte Théophile Thoré. Sobresale por su manejo en el uso y tratamiento de la luz. A diferencia del barroco, la obra de Vermeer carece de muchos adornos, con aire limpio, intemporal, austero.

Las representaciones de mujeres en los cuadros del artista en su mayoría están relacionadas con una narrativa en la que destacan instrumentos musicales u objetos cotidianos del hogar.

Se cree que las modelos de sus pinturas fueron sus propias hijas. Su cuadro más conocido es el mencionado “La joven de la perla”, pintado en 1665. La muchacha está representada en primer plano, con un punto de vista cercano y sin atributos narrativos. Su fondo es neutro y muy oscuro, reforzando la claridad de la joven, sobre todo su piel. Ella interactúa con el espectador al mirarle directamente y al abrir ligeramente la boca. Su indumentaria fue pintada con colores prácticamente puros.

 

Anselm Kiefer

Kiefer nace en 1945 en una Alemania prácticamente derrotada en la II Guerra Mundial. Ese acontecimiento marca e influye en su forma de pensar y de crear, al igual que las enseñanzas del artista Joseph Beuys.

Kiefer fue conocido a nivel internacional en la década de 1980, en la Bienal de Venecia, en las disciplinas de la pintura y la escultura. Es un convencido de que la memoria es lo único que nos permite afrontar los traumas de nuestra historia. Para él, el arte es un medio de regeneración, un elemento salvador. Su obra está llena de símbolos mitológicos y religiosos, superposición de capas, mezcla de distintas materialidades. Utiliza una restringida gama cromática, casi monocroma, empleando materiales tan diversos como plomo, alquitrán, alambre, ceniza, polvo, paja, barro o plantas. Por lo tanto, en sus obras mezcla o combina la pintura, la escultura y la fotografía, mediante técnicas como el collage o el assemblage.

Durante los años 90, sus obras viajaron por todo el mundo, y permanecen hoy día expuestas en destacados museos, siendo parte de importantes colecciones, tanto públicas como privadas.

Una de sus obras es “Interior”, de 1981, pintura de gran formato que muestra un interior neoclásico, una referencia al estilo de Albert Speer, el arquitecto de Hitler.

Actividad (recomendada para estudiantes de educación media)

Cabe destacar que la actividad planteada tiene un vínculo directo con otras asignaturas, permite realizar un cruce con disciplinas tales como: Historia, Ciencias Sociales, Historia del Cine, Sociología y Filosofía. Lo anterior beneficia el trabajo de los docentes en el aula y potencia la posibilidad de implementar un trabajo conjunto entre distintas asignaturas.

Para comenzar la actividad se sugiere presentar a los estudiantes algunos artistas antiguos, modernos y actuales que hayan trabajado con escenas de interior, o lo que es lo mismo con temáticas costumbristas, reflejando lo cotidiano, como es el caso de Vermeer, Velázquez, Pedro Lira, Manuel Antonio Caro, Mauricio Rugendas, entre otros, contrastándolos con artistas más actuales, como el artista destacado Anselm Kiefer. Observar estas obras, detenerse en dos o tres de ellas y compararlas, preguntándoles a los estudiantes las características en común y en qué aspecto reflejan contradicción, provocación, contexto social, lugares y momentos cotidianos, etc.

Después de la observación de las obras, se generará un diálogo sobre el objetivo que busca el artista en cada obra o, al menos, la reacción que provoca en nosotros como espectadores, analizando el contexto social de cada época.

En la parte práctica, realizarán una escena de interior en una caja de cartón recreando una habitación, dándoles la opción de varios materiales, recortes de diarios, revistas, lápices, pinturas, entre otros, donde se refleje de manera clara la actualidad, incidiendo en un aspecto o tema con el que se vean reflejados, en su día a día, o bien en casa, colegio, trabajo como tema a representar. Para esta actividad se centrarán en el estudio de la luz, generando contrastes de zonas oscuras y otras más iluminadas, lo que se conoce como claroscuro. Para ello, dejarán entrar la luz a través de la apertura de ventanas que iluminarán físicamente esta escena cotidiana.

Para finalizar, cada uno debe presentar sus escenas cotidianas y comentar su creación propiciando la reflexión crítica entre los compañeros.

 

Nivel

1ero a 4to Medio

Asignatura

Artes Visuales

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.