Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2022 - Edición 268

La importancia de evaluar los aprendizajes

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Crean comunidades de innovadores en la educación: Ser Maestro y sus docentes rurales

Autor: Grupo Educar

Con una metodología ágil y una red de mentores comprometidos a reinventarse, se constituyen más de 28 comunidades de aprendizaje que trabajan en cerrar las brechas educativas y sociales de América Latina y el Caribe.

Ante el contexto de precariedad y desigualdad educativa en las zonas rurales de América Latina, con sistemas y políticas que fracasan en satisfacer las necesidades y conocimientos del estudiantado, se constituye Ser Maestro. La fundación es una innovación social cuya misión recae en acompañar, identificar y promover a los docentes rurales, forjando agentes de cambio que generan innovaciones pedagógicas y desarrollan habilidades en sus estudiantes a fin de cerrar las brechas latentes en la región.

La organización que financia proyectos de innovación social de los docentes rurales también es una plataforma que crea una red de comunidades de aprendizaje especializadas. Dentro de este ecosistema es esencial recuperar la autoestima de los docentes al hacerlos conscientes de su propio potencial y capacidades, otorgando el mérito correspondiente a sus innovaciones para generar líderes.

Desde su nacimiento en Perú hace 20 años, Ser Maestro logró consolidarse como fundación a partir de la pandemia. En 2020 fue seleccionada como ganadora de la primera edición de TPrize, la iniciativa de innovación abierta del Instituto para el Futuro de la Educación del Tecnológico de Monterrey y la Universidad de los Andes que busca aportar e impulsar soluciones a los desafíos educativos de América Latina y el Caribe. La fundación fue acreedora al premio y distinguida entre 10 finalistas por selección de un jurado internacional, lo cual apoyó a la visibilización del proyecto en Perú pero también brindó legitimidad y sentido de pertenencia para los innovadores. Actualmente cuentan con 5,652 miembros de ocho países, 120 asociados y voluntarios, además de 28 comunidades de docentes rurales.

Esfuerzos que incentivan el aprendizaje

Jaime Montes, CEO y fundador de Ser Maestro, explica que los docentes rurales han logrado cerrar distintas brechas con sus propias manos y su vocación, sin un financiamiento. La fundación sirve como un espacio de desarrollo del innovador por lo que se han enfocado en atender distintas problemáticas al encontrar soluciones que reduzcan las siguientes brechas:

  1. La atención a niñas y niños con discapacidad. Los menores de edad son escondidos o maltratados por prejuicios culturales, por tanto Ser Maestro apoya al profesorado para incluirlos en sus proyectos. Mediante tecnología personalizada se crean estrategias para atender distintas necesidades con las que un sistema estandarizado no contaría.
  2. Recuperación de la cultura. En las zonas rurales reside el banco de las culturas de la humanidad como las culturas indígenas o amazónicas. Sin embargo, mientras la transmisión de ese legado de generación en generación se hace de forma oral, tiene riesgo de perderse. Por ello, se plantean iniciativas que digitalizan estos saberes y las convierten en herramientas del aprendizaje con una comunidad de sabios de culturas originarias. Se recupera la cultura a medida que se destruye la ideología de homogeneización y se implementa la tecnología ancestral como un centro de innovación intercultural donde se utiliza la educación STEAM (por su acrónimo en inglés de las disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas).
  3. Enfoque de género. El machismo en estas zonas está institucionalizado; los índices de feminicidios y abusos son altos, y quienes se ven afectadas en su mayoría son maestras, alumnas e incluso las madres de familia. De modo que la fundación innova para enfrentar de forma radical la problemática con plataformas tecnológicas de ayuda para ellas, campañas de sensibilización, escuelas contra el machismo, entre otras herramientas.
  4. Profundizar la educación STEAM. Ser Maestro, en colaboración con la UNESCO, está generando una guía de lineamientos para trabajar e implementar proyectos STEAM en zonas rurales de manera ágil. Con una red de instructores que se desempeñan en esta área es posible desarrollar competencias científicas en infantes; para lo que también buscan servir de referente a otros países mostrando que al invertir en proyectos como estos se pueden construir laboratorios.
  5. Desarrollo de competencias científicas en los docentes. Los docentes carecen de espacios para desarrollarse profesionalmente y si existen son muy costosos. La fundación ha obtenido algunos convenios con universidades para otorgar becas y diplomados. Además trabajan con gobiernos locales para asistir presencialmente a hacer capacitaciones y diplomados híbridos.

A partir de la detección de las brechas educativas, Ser Maestro creó un sistema de identificación de comunidades sólidas que realizan talleres gratuitos de inducción y acompañamiento basado en proyectos de innovación educativa dentro de las escuelas. Dentro de esta estrategia reconocieron talentos, personas que han hecho sus esquemas más sólidos y sostenibles, pero además lo demuestran con evidencias. Para esto, los docentes cuentan con una plataforma tecnológica que los acompaña y consta de tres partes:

  1. Metodología ágil, los docentes rurales en la plataforma adoptan el enfoque STEAM y por competencias, con lo que desarrollan sus proyectos.
  2. Una red de mentores voluntarios de Latinoamérica dentro de la plataforma, compuesta por 42 hasta ahora, brindan sus obras para acompañar a los docentes que sean identificados.
  3. Los equipos especializados permiten a los innovadores crear plataformas, aplicaciones, intranets, podcasts, entre otros. Posteriormente asisten a una incubadora, mejoran su proyecto y le buscan financiamiento.

 

Metodología INNO

Ser Maestro se distingue por la implementación de la metodología INNO, una modalidad ágil pedagógica que triangula el qué con el cómo y para qué. Para propiciar experiencias de aprendizaje primero es necesario detectar la demanda del estudiante, según sus particularidades y su contexto. Tomando en consideración lo anterior se plantea una experiencia de desarrollo de competencias, generando prototipos que resuelvan un problema. De acuerdo con su fundador, este proceso ayuda a no sólo formar buenas personas sino a personas que impacten a la sociedad.

El rol de docentes y estudiantes
Ante las bajas expectativas del docente latinoamericano y el enfoque disciplinario que se concentra en la teoría y transmisión de conocimientos, se ha establecido un sesgo de dominio de superioridad con metodologías de aprendizaje de arriba hacia abajo.

En cambio, en la metodología INNO el estudiantado está en el centro y los docentes son parte esencial de las innovaciones. Con este recurso, Ser Maestro ha cambiado la forma en la que se percibe la educación, trasmutando lo manual a lo tecnológico, escuchando y haciendo del docente un inspirador para innovar. De esta manera los estudiantes son protagonistas de sus aprendizajes utilizando recursos culturales tecnológicos que los conectan con su comunidad.

En palabras de Jaime Montes, “no basta dominar la tecnología, debemos integrar la tecnología desde una propuesta pedagógica basada en competencias, porque si nos adecuamos a la tecnología estamos repitiendo lo mismo”.

El desafío está también en que el impacto positivo de los proyectos generados es difícil de medir en las escalas estandarizadas del país. Demostrar un antes y un después en una zona, por ejemplo, es complejo. Por ello, desarrollaron tres tipos de evidencias de aprendizaje que indican un avance:

  1. Se considera innovación si existe evidencia de que con el proyecto el estudiante ejerce su autonomía y ha logrado desarrollar un pensamiento crítico.
  2. Los estudiantes han prototipado y creado algo con sus manos, utilizando también tecnología STEAM.
  3. Los estudiantes puedan mostrar y hacer una metacognición, socialización y radiación de su experiencia.

Un porvenir prometedor

La fundación Ser Maestro está trabajando en identificar innovadores de alto nivel en zonas rurales, juntándolos en las escuelas físicas en Cusco, Perú. La idea es hacer un laboratorio físico de docentes, un clúster o nodo de innovación rural que resida en Cusco y la Amazonía. En convenio con estas comunidades se fortalecen los nodos físicos que se conectan al mundo y con modelos híbridos pueden ser replicables.

Igualmente, se encuentran desarrollando su III Congreso Internacional, un encuentro que expone los proyectos de los docentes y las oportunidades que hay en el mundo. Este año se llevará a cabo el 7, 8 y 9 de julio, y abarcará la temática de interculturalidad. Con educadores y expertos se tratarán las nuevas culturas que se van formando en la urbanidad y Latinoamérica, el desarrollo de un pensamiento intercultural y la generación de ideas que sean intergubernamentales e intersectoriales.

Jaime Montes invita al docente rural mexicano a unirse a la comunidad y dejar su huella, “iniciar una comunidad en México nos interesa mucho, aprender entre nosotros los docentes rurales y ver qué van innovando en México. Van a tener talleres gratuitos y otras experiencias, y si quieren ir más allá de su innovación pueden convertirse en agentes de cambio”.

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Deja un comentario

Últimos Materiales

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.