Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2024 - Edición 281

Por qué sí a las evaluaciones en EMTP

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Cómo evaluar de acuerdo con el Decreto 67

Planificar, con enfoque en los objetivos e involucrando a los estudiantes, son tres estrategias que Jocelyn Catalán, magíster en Educación, entrega para lograr una evaluación ligada al proceso educativo, más que al resultado en la Educación Media Técnico Profesional.

Por: Paula Elizalde V.
Cómo evaluar de acuerdo con el Decreto 67

“El corazón del Decreto 67 es promover la evaluación en el ámbito educativo, como un elemento fundamental y que está naturalmente ligado al proceso completo de enseñanza-aprendizaje, y no al final como se hacía antiguamente”, señala Jocelyn Catalán, magíster en Educación de la Universidad de Chile.

Publicado el año 2018, el decreto aborda la evaluación, promoción y calificación en el sistema escolar regular, pero no atiende la Educación Media Técnico Profesional de manera específica. Por lo tanto, como afirma la experta, con el Decreto 67, “el objetivo de la evaluación es apoyar y mejorar el aprendizaje. Es un motor de aprendizajes si es bien usada”.

¿Cómo cumplir este concepto de evaluación? Jocelyn detalla tres estrategias transversales: 

1. Planificación de la evaluación

Para Catalán, un primer paso para desarrollar un buen proceso evaluativo es que esté en sintonía con los objetivos de aprendizaje. Ello “permitirá una planificación pedagógica alineada curricularmente y la adecuada selección del procedimiento e instrumento de evaluación (si corresponde)”, asegura. Añade que también permite determinar la cantidad de calificaciones y las ponderaciones usadas para calcular la nota final de cada asignatura o módulo. 

En definitiva, “todas las definiciones y cualquier ajuste a la evaluación deben responder a criterios pedagógicos, consensuados con la Unidad Técnica Pedagógica”, afirma Jocelyn, lo que a su parecer refleja una “fuerte valoración por la labor y expertise docente”.

2. Enfoque de la evaluación

Un enfoque formativo y flexible es otro aspecto relevante que considerar para la magíster en Educación. “Que tenga como norte el progreso de los aprendizajes de los estudiantes, que esté siempre presente y se pueda adaptar a las necesidades del contexto”, dice.

Para ello, Jocelyn comenta que ayuda tener un banco de estrategias diversas de recogida de información desde que inicia la clase hasta que termina. “Se puede armar a nivel de establecimiento de manera colaborativa entre el cuerpo docente e ir ajustándolo cuando se requiera. No es necesario utilizar instrumentos sofisticados. A veces con un set de buenas preguntas es suficiente, y siempre promoviendo la participación de todas y todos los estudiantes”, recalca. 

Además, esta manera de entender la evaluación involucra una reflexión constante de cada docente, “para identificar las brechas de aprendizaje y tomar decisiones desde su práctica pedagógica que contribuya a la mejora del proceso”, cuenta la experta. 

3. Participación de los estudiantes 

“La evaluación para el aprendizaje requiere una participación activa de los estudiantes”, afirma Catalán. Para ello señala que primero deben tener la información pertinente y clara sobre el proceso de evaluación, saber su propósito, si tiene nota, etc.: “Transparentarlo es clave”, expresa.

A su vez, ayuda una retroalimentación sistemática y efectiva, donde se les entregue información a los estudiantes de forma permanente sobre las metas de aprendizaje, las brechas y qué hacer para avanzar. “La retroalimentación ayuda a que los alumnos se sientan más implicados con su proceso de aprendizaje y puedan tener más protagonismo”, dice.

Por último, agrega que es esencial realizar “procesos de evaluación auténticos utilizando metodologías activas y con espacios de autoevaluación y evaluación entre pares, especialmente en los contextos de EMTP, ya que está muy ligado a su manera de trabajar”.

Tomando en cuenta estas estrategias, Jocelyn afirma que el Decreto 67 ha hecho “mucho sentido” en los establecimientos de EMTP, ya que los docentes “consideran que se alinea con sus procesos de enseñanza-aprendizaje, en donde el ‘aprender haciendo’ es parte de su día a día, ya sea a través de simulaciones o trabajos prácticos”.

Además, se han abierto espacios de reflexión sobre la evaluación entre docentes y equipos directivos, “lo cual los ha llevado en algunos casos a innovaciones interesantes, como la implementación de ABP”. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.