Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jun 2024 - Edición 283

Formar mejores personas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Consejos para ser un buen líder escolar

Transparencia, delegar a buenos equipos, saber decir que no cuando es necesario y contar con una estrategia clara son algunas de las recomendaciones de Magdalena Plant, fundadora de Red Directiva y exdirectora de colegios.

Por: Verónica Tagle
Consejos para ser un buen líder escolar

Estar a cargo de un colegio puede ser desafiante, enriquecedor, intenso y a veces solitario. Conversamos al respecto con Magdalena Plant, profesora de lenguaje, cofundadora de Red Directiva, que apoya la formación de directivos mediante asesorías. 

La también exdirectora del Colegio Sagrados Corazones de La Reina asegura que “cuando te sientas en el sillón de director, te puedes dar cuenta de que no necesariamente cuentas con las herramientas para el desafío de liderar y gestionar una organización tan compleja como lo es un colegio. Es un reto enorme para el cual un profesor no necesariamente tiene la formación. Después de haber pasado por esa experiencia, noté que hay una necesidad de acompañamiento”.

Impulsar cambios, de a uno

A gestionar cambios se aprende, señala Magdalena Plant, y  explica que es crucial entender cómo implementarlos, priorizar, apoyarse en los equipos y poner el foco en lo que quiero lograr. “Los cambios son difíciles. Requieren de capacitación, aprendizaje, apoyo y tiempo para que la gente pueda estudiar y entender”. En esto, el liderazgo para acompañar al equipo, de forma personalizada, es vital. “No basta con una, cinco o diez capacitaciones, porque cada persona es única y debe ser apoyada desde sus inquietudes, preguntas y miedos de implementar el cambio”, añade. 

Este tema es particularmente sensible cuando llega un director nuevo a un colegio, donde es clave tener en cuenta la cultura, la historia y la gente de ese establecimiento. “Cada comunidad escolar es un país”, enfatiza Magdalena Plant y dice que se debe “adaptar cualquier nuevo elemento a la cultura. Si no, se puede perder mucha riqueza que ya hay en la comunidad escolar. Creo que es mucho mejor evolucionar, avanzar y demorarse más, que cambios muy revolucionarios que finalmente dejan mucho herido en el camino”.

Metas cortas, propósitos largos

“Los colegios se viven día a día o semana a semana”, expone la profesional. Es por esto que se puede tener una gran meta, pero es fundamental el seguimiento cada semana: “No puedo pretender llegar a la meta sin haber hecho el recorrido completo, y eso se hace en equipo y en conjunto con los profesores”, cuenta.

Conocer casos de éxito

Una de las estrategias que recomienda Plant para formar directores es conocer las buenas prácticas y acercarse a directores que están haciendo una gran labor en sus colegios. “Se trata de un cargo solitario a diferencia de un jefe de departamento donde tienes pares, acá no tienes un par. Es muy bueno ese proceso de aprendizaje de ir a ver a otros directores o ser acompañados por un director ya experto”, explica.

Contar con un buen equipo directivo

Trabajar de manera alineada es vital, asegura la profesora. En esta línea, destaca la necesidad de fomentar relaciones de confianza y que cada uno tenga claro su rol y responsabilidades. “Tener un organigrama claro y sencillo es también una herramienta de gestión”, añade.

“Cada comunidad escolar es un país. Es importante adaptar cualquier cambio a la cultura. Si no, se puede perder mucha riqueza que ya hay en la comunidad escolar. Creo que es mucho mejor evolucionar, avanzar y demorarse más, que cambios muy revolucionarios que finalmente dejan mucho herido en el camino”, dice Magdalena Plant.

Plant apunta que trabajar y conversar la estrategia del colegio con el equipo también es clave. Esto permite que todos trabajen hacia un propósito y con una visión clara de lo que se quiere lograr como establecimiento. “Los colegios son un buque. Es importante que cada uno cumpla su rol de la mejor manera posible, y si falla uno, el resto lo cubrimos. Pero sabemos que nos estamos cubriendo, y no traslapándonos y haciendo lo mismo”, agrega.

Aprender a decir no

Liderar, muchas veces es frustrar, asegura también Magdalena Plant. “La honestidad de decir esto no se puede, o esto puede ser a largo plazo es muy relevante. Puede que estemos de acuerdo, o en desacuerdo, pero uno como líder tiene que ser honesto y decir ‘no’”.

Por el contrario, lo peor que se puede hacer es decir “vamos a ver”, “voy a preguntar” y alargar el conflicto. “Es muy liberador decir ‘esto no se va a poder’ o ‘no cabe en el proyecto educativo actualmente’ y junto a esto, invitar a buscar otras alternativas o cambios para volver al diálogo”.

Resolución de conflictos

Un aspecto muy importante hoy es poder gestionar los conflictos o roces entre docentes, apoderados o estudiantes. En este sentido, Plant es clara: “Es imposible estar en todos los conflictos ni en todas las reuniones de apoderados. Es mucho mejor ayudar y enseñar a los docentes a abordar estas situaciones, entregar estrategias y acompañar”. En el caso de que haya un apoderado o miembro de la comunidad especialmente difícil, recomienda acompañar al profesor y ponerse de acuerdo en lo que dice cada uno. De esta manera, el docente aprende y lo puede hacer solo. “Es grave suponer que los profesores tienen estrategias para enfrentar a apoderados o estudiantes difíciles. Formar, apoyar y acompañar es súper importante”, expone. 

Para la resolución de conflictos entre docentes, la exdirectora explica que uno, como líder, debe generar esa cultura de diálogo. Abordarlos desde la honestidad, transparencia y la vulnerabilidad. “Ser súper transparentes al decir que hay cosas que no sé cómo resolver. Si tenemos un conflicto, conversémoslo. De esta forma, uno se hace parte del diálogo y la solución”.

¿Qué hace Red Directiva?

Una asesoría consiste en que las fundadoras, Magdalena Plant y Trinidad Montes, van todas las semanas a acompañar al director e implementar medidas de mejoras cortas. La idea es que los cambios se vean “semana a semana y día a día” y que se vayan sumando a largo plazo.

Puedes conocer más haciendo click aquí.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.