Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jun 2024 - Edición 283

Formar mejores personas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

La mirada de los docentes TP

Cuatro docentes de especialidades técnico profesionales identifican los desafíos, oportunidades y motivaciones de su labor en la sala de clases.

Por: Verónica Tagle
La mirada de los docentes TP

José Cabrera es un convencido del aporte de la tecnología en el proceso de aprendizaje de los alumnos.

José Cabrera

Docente especialidad de Electricidad
Liceo Bicentenario de Excelencia Padre Oscar Moser, Padre Las Casas, Región de la Araucanía
Especialidades que ofrece el establecimiento: Contabilidad, Gastronomía, Atención de Párvulos, Servicios de Hotelería, Electricidad, Mecánica Automotriz, Construcciones Metálicas y Construcción

Impulsar a los estudiantes a ser un aporte para su comunidad

El propósito del profesor del Liceo Padre Oscar Moser, perteneciente a la RED Irarrázaval, es “que los alumnos entiendan que son capaces de dar soluciones a su comunidad. Me gusta que en el mundo TP puedes ser un guía”, explica.

Agrega el docente que “muchos de nuestros estudiantes son de sectores rurales, donde hay problemas como la escasez de agua y calefacción. Tú les muestras que, a través del mundo TP, tienen las herramientas para formar su futuro”. 

Ejemplo de esto, señala José Cabrera, es la alimentación inteligente para gallinas y ganado o el riego automático para las hortalizas. 

José estudió en un colegio científico humanista. Cuando egresó de la universidad como ingeniero civil electrónico, le ofrecieron un reemplazo de un mes para la asignatura de educación tecnológica en el Liceo Bicentenario de Excelencia Padre Oscar Moser. Le pareció buena idea sumarse mientras buscaba trabajo definitivo en una empresa. Eso fue en 2019, y actualmente es profesor de la especialidad de Electricidad y asegura que ha aprendido más como docente que en la universidad. 

La tecnología avanza tan rápido que, en menos de cinco años, Cabrera ya trabaja con maquinaria que no existía cuando él estudiaba. “El equipamiento que tenemos es muy bueno y la Fundación Irarrázaval ha aportado mucho en eso. Además, lo bueno de estar en un establecimiento TP es el acceso a equipos donde puedes hacer pruebas. En una empresa no puedes cometer un error, porque se paraliza. En el colegio estás aprendiendo junto con los alumnos”, comenta. 

Dentro de los desafíos de ejercer la pedagogía, Cabrera explica que “hay que hacer adecuaciones. Cómo ordenar y plantear objetivos y cómo referirte a los alumnos y presentar problemas. Muchas veces tú tienes todo estructurado en tu cabeza, pero los estudiantes no. Uno no trae esa formación pedagógica, sino que la vas adquiriendo en el trayecto”, concluye. 

El ingeniero cuenta la experiencia con un alumno con el que implementó una tecnología para tratar el manguito rotador en la tercera edad. “Él, al igual que yo, quiso estudiar ingeniería civil electrónica. Para mí es una satisfacción, porque logré motivar a una persona que en el futuro va a contribuir a la comunidad”, cuenta. 

Eliana Ruiz Chacana busca continuamente motivar a los jóvenes desde el ámbito más maternal.

Eliana Ruiz Chacana

Jefa del Área de Especialidades
Colegio Tecnológico Don Bosco de Calama, Región de Antofagasta
Especialidades que ofrece el establecimiento: Electricidad Industrial, Mecánica Industrial y Explotación Minera

El poder de ser mujer

La jefa del Área de Especialidades del Colegio Tecnológico Don Bosco, ubicado en Calama, estuvo 15 años en la industria minera y actualmente lleva cinco enseñando. Se enamoró de la sala de clases y no la cambiaría por nada. Actualmente hace clases de Soldadura, Mecánica de Banco, Mantenimiento y Reparación Industrial y Diagnóstico de Fallos en Sistemas Industriales.

“Me gustaba mucho la faena, pero me enamoré de este trabajo como docente. Me han ofrecido volver, pero el amor que siento por el colegio y por mis estudiantes es mucho más. Me encanta enseñar y motivar”, cuenta la ingeniera industrial. 

Eliana Ruiz Chacana tomó lo que era una barrera en la industria, y la utilizó a su favor. “Al ser mujer en el rubro minero o industrial, te encuentras siempre con el machismo. Cuando llegué al colegio, tenía temor de ser rechazada por mis compañeros. Pero mi estrategia fue justamente que soy mujer. Para mí, es más fácil motivar a los jóvenes desde el ámbito maternal. Aplico clases interactivas y prácticas enseñando la realidad del área industrial”, explica. 

Eliana Ruiz, en la foto junto a sus estudiantes, es una convencida de la importancia de aunar esfuerzos en la búsqueda de mayores recursos para la educación técnico profesional del país.

Asegura que lo que le motiva es “enseñar la experiencia que tuve en los años que trabajé. Prepararlos en la formación técnica y también en la parte integral, para que puedan evolucionar como profesionales en el rubro”.

Y, por otra parte, indica Eliana que hay que “motivarlos y tirarlos para arriba. Ellos pueden en el futuro ser la fuente de ingresos en sus casas. Ese es mi sello. Mezclo el ser mujer, ser mamá y mi experiencia afuera”.

Además, se preocupa de mostrar la realidad a sus alumnos. “Afuera, la realidad es cruda y tenemos que madurar y desarrollarnos integralmente para tener éxito en la parte profesional”, aclara. 

Eliana es muy querida en el colegio, porque es cercana a los jóvenes y, a la vez, sus clases son exigentes y disciplinadas. Según dice, no saca nada con enseñar a medias. “Yo les digo que tienen que ser exitosos, tener ambición a ser cada día mejores. No existe el no puedo. Si cuesta, no importa, el esfuerzo los va a llevar al éxito”, asegura.

El gran desafío para la educación TP es, para Ruiz, la falta de recursos. “En la educación TP tenemos que trabajar con muchos recursos, maquinaria y tecnología para las clases prácticas, y cuando no están, eso te limita”. 

Luis Saavedra

Luis Saavedra

Coordinador del Área Técnico Profesional
Centro Educativo Salesianos Talca, Región del Maule
Especialidades que ofrece el establecimiento: Mecánica Industrial, Mecánica Automotriz, Electricidad, Electrónica y Gráfica

Necesidad de grandes acuerdos

Luis Saavedra egresó del Centro Educativo Salesianos Talca, perteneciente a la RED Irarrázaval, donde estudió Mecánica Industrial. Luego entró al mundo productivo. Al poco tiempo, le dieron la posibilidad de volver al colegio a trabajar como instructor y comenzó a estudiar para profesor de Estado en educación técnica en la Universidad de Talca. 

Trabajaba, enseñaba y estudiaba. “Estuve nueve años sin vacaciones. No fue fácil, estaba ya casado y tenía una hija, pero entendí que me faltaban las humanidades, la filosofía, la psicología, saber realizar evaluaciones. Lo otro lo tenía adquirido”. 

Para Saavedra, quien hoy hace clases en la especialidad de Mecánica Industrial, en el módulo de Interpretación de Planos, “es fundamental contar con la pedagogía. Hay que pasar por esa parte si uno quiere ser profesor. Hoy tenemos docentes que son ingenieros, o técnicos en nivel superior, pero echan de menos la pedagogía”.

Entre los desafíos que identifica para la educación TP, dice que “para poder mantener la competitividad, como país, se deben hacer grandes acuerdos, y creo que están en deuda con la educación técnico profesional”. 

De esta manera, aunar esfuerzos de las tres partes fundamentales, que son la empresa, los centros educativos y el Estado, se hace fundamental. 

Otro punto relevante es el de la tecnología e infraestructura. “En nuestro colegio, por ser técnico profesional salesiano, tenemos muy buenos equipos y tecnología de punta. Echo de menos una política pública nacional. Falta implementación de los colegios municipales, por ejemplo, que están muy atrasados en materia de tecnología”, dice y agrega que el desafío es que “en cualquier parte del país, los alumnos salgan con las mismas competencias”.

Leonardo Rojas

Leonardo Rojas

Profesor de Especialidad Agropercuaria
Escuela Agrícola Familiar Valle del Elqui, Región de Coquimbo
Especialidad que ofrece el establecimiento: Agropecuaria, mención Agricultura

Cómo impulsar vocaciones TP

Leonardo Rojas comenzó este año como docente de la especialidad de Agropecuaria mención Agricultura en la escuela ubicada en el Valle del Elqui. Es ingeniero agrónomo y previo al colegio hizo clases en CFT y en la Universidad de La Serena. “Esta es la primera vez que estoy en enseñanza media”, dice y agrega que “nunca antes me había dedicado en un 100% a la docencia. En diciembre del año pasado terminé mi participación en un proyecto en el Instituto de Investigaciones Agropecuarias y salió la posibilidad de entrar aquí. Me pareció interesante la propuesta”. 

Algo que le preocupa a Rojas es la falta de vocación en el sector agropecuario. “He podido apreciar un déficit vocacional. De la gran cantidad de alumnos de enseñanza media, el porcentaje realmente interesado en lo TP es bajo. Les he preguntado uno por uno y alrededor de un cuarto de los estudiantes dicen que quieren estar en la especialidad que hay aquí”, asegura. En esa línea, ve un gran desafío en hacer su área más atractiva y cómo hacerles ver a los alumnos la relevante proyección laboral.

Una de las maneras de hacer esto, asegura, es asociándola a las nuevas tecnologías. “En el área agrícola hay mucho de eso y se les puede llevar más allá de lo que ellos manejan habitualmente”, aclara. Por otra parte, sugiere incluir la orientación vocacional como parte del programa de la especialidad. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.