Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2023 - Edición 276

El vínculo de los colegios TP con su entorno

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Manuel Puebla: Aprender al ritmo del “factor sorprendizaje”

Para el ganador del Global Teacher Prize en categoría Música, la clase que él enseña es el momento de estar de pie y en movimiento, aprovechando los “instrumentos” que hay en el entorno y hasta el propio cuerpo. Además, destaca el aporte de la asignatura para una formación integral.

Por: Verónica Tagle
Manuel Puebla: Aprender al ritmo del “factor sorprendizaje”

Los alumnos de Manuel Puebla pasan poco tiempo sentados. En su cuenta de Instagram
@manuelpueblavega se ve a estudiantes que percuten con tarros de pintura, aplauden, zapatean y utilizan elementos como pañuelos o aros. El docente del colegio Cree de la comuna de Cerro Navia, que pertenece a la Red Irarrázaval, fue reconocido con el Global Teacher Prize 2022 en la categoría Música.

Oriundo de la misma comuna donde hoy enseña, Puebla aprendió a enseñar desde muy joven. “No siempre tuve los recursos para comprar un instrumento musical, por lo que tenía que buscar otras maneras de llegar a la música”. El docente asegura que desde ahí nacieron las ganas y la creatividad de querer enseñar música a otros. Sintió la necesidad de compartir lo que iba aprendiendo. Si alguien quería aprender guitarra, él enseñaba todo lo que sabía. “Desde ahí me nació la pasión por enseñar quizás, en paralelo con la música”, recuerda.  

Manuel PueblaA pesar de ser profesor de media, su primer trabajo fue con estudiantes de tres años. “Era otro planeta, me equivoqué un montón”. Tuvo que buscar herramientas. Por eso hizo un magíster en neurociencia aplicada a la educación. “Para entender si es que estaba en el camino correcto de cómo la música puede ser un catalizador de otros aprendizajes”, dice. 

Manuel Puebla se considera un curioso de las ciencias del aprendizaje. “Me encanta poder enseñar a estudiantes que usualmente quedan fuera del espectro de lo típico. Todos tienen diferentes formas de aprender, no hay una forma única”. 

Es por esto que, en su tesis de pregrado, buscó la manera de enseñar música a niños con problemas auditivos y hoy en sus clases de música utiliza elementos no convencionales que se transforman en musicales, o tecnología como que un estudiante toma un cable, toca a su compañero y este suena como un piano o una batería. Esto, asegura, “enciende el bichito de la curiosidad que se convierte después en aprendizaje” y agrega que “es muy enriquecedor cuando uno siente que la música puede llegar a todos y a todas de manera inclusiva. Creo que dentro de este camino, que me llevó quizás a esta instancia, es que he buscado distintas formas de enseñar”.

Más horas de música

Las presentaciones de fin de año y de Fiestas Patrias llenan de música los colegios. ¿Y el resto del año? “Ocurre a veces que esta asignatura es el agregado. No se le da importancia el contar con una buena sala de música. Yo tengo la suerte de tener una buena, que no tiene sillas ni mesas, sino que es un espacio grande donde los niños se mueven”, asegura Puebla. Además, dice que se podrían agregar más horas a la semana, “tenemos dos horas, y ahí no aprendes a desarrollar una habilidad musical. Es como si un deportista corriera solo una vez a la semana”, asegura. 

Para el docente, estas clases son el momento de ponerse de pie. “Es nocivo para los estudiantes estar sentados dos horas de música escribiendo, cuando es el momento de estar haciendo”, afirma y agrega que “la música es un gran recurso para tener un mejor desarrollo. Esto los lleva incluso a tomar mejores decisiones. Lamentablemente, vivimos en una sociedad donde lo útil tiene valor en números y la música no tiene eso”.

Claves para el “sorprendizaje”

Humor, curiosidad, misterio, movimiento, factores sorpresa. “Siempre que llego con algo nuevo, los alumnos están expectantes porque saben que un pañuelo o un aro se van a transformar en una historia, en un movimiento”, cuenta Puebla. Esto ayuda a que los estudiantes tengan ganas de estar ahí. “Una alumna me dijo una vez ‘lo que más me gusta de la clase es que se me olvida por qué llegué triste en la mañana’. La música te saca de estos estados y te induce emociones”, agrega. 

Algunos de los proyectos más destacados impulsados con Puebla son “Percutodo”, música para niños sordos, teatro con música en vivo, entre otros. 

Colegas, apoderados, estudiantes y amigos nominaron a Puebla, quien recibió el premio en diciembre de 2022. “Estoy demasiado orgulloso de este reconocimiento. Me alegra saber que llega a esta área de la música porque no me siento solo yo reconocido, sino que también mis pares que vibran con la educación musical”. 

Música para la formación integral

Manuel Puebla explica que la música llega a nuestro cuerpo desde el tercer trimestre de embarazo, mediante las vibraciones de nuestros huesos. “Ya somos sensibles a los ruidos, al ritmo, la entonación. Al momento de nacer, nos encontramos con un nuevo entorno sonoro y, sin embargo, hay un sonido familiar que se sigue manteniendo y que nos da seguridad en un nuevo mundo fuera del cuerpo, que es la voz de nuestra madre”.

Además, asegura que la música está presente de manera transversal en todas las disciplinas como en el lenguaje, en el trabajo fonético y rítmico de las palabras y la conciencia fonológica, en las matemáticas, respecto de las proporciones, la diferencia entre largo y corto, la educación física, las ciencias entre otras.  “La música, sin lugar a dudas, aporta a la integridad del ser humano porque prepara y dispone nuestro cerebro y cuerpo con conocimientos que van a permitir catalizar estas y otras habilidades como las socioemocionales y funciones ejecutivas”, dice el docente. El tener que estar completamente presentes en la música para saber cuándo es el turno de tocar, la inhibición de impulsos para tocar solo cuando corresponde, memorizar ritmos y partituras son algunos elementos que permiten ese aprendizaje. 

Cómo armar una sala de música, según el docente

1. Tenemos instrumentos incorporados en nuestro cuerpo, además de nuestra voz. 

2. Elementos cotidianos juegan un gran aporte, porque los jóvenes los tienen en casa. 

3.  Involucrar a los apoderados. La música trasciende a la casa, no queda solo en la sala de clases. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.