Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jun 2024 - Edición 283

Formar mejores personas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Tecnología para el agro: la creatividad e imaginación se hacen realidad

La creación de un robot para la agricultura, de parte de alumnos de la carrera de Electricidad y Automatización Industrial de Duoc UC, es un ejemplo de cómo la motivación y las ganas permiten inventar elementos extraordinarios.

Por: Marcela Muñoz
Tecnología para el agro: la creatividad e imaginación se hacen realidad

“Un grupo de alumnos de la carrera de Electricidad y Automatización Industrial de Duoc UC querían realizar un invernadero automático, cuando uno de los profesores les propuso aumentar el desafío y crear un robot que hiciera exactamente lo mismo que tenían planeado”, nos cuenta el profesor César Jiménez, uno de los cocreadores de un robot para actividades agrícolas.

Aquel desafío fue lo que dio origen a que estudiantes, junto a César Jiménez, docente de la carrera de Electricidad y Automatización Industrial de Duoc UC (sede San Bernardo), se animaran a participar en el torneo de robótica con su robot agrícola, que quedó seleccionado por la empresa Phoenix Contact para la final del concurso Xplore que se llevará a cabo en octubre de este año 2023.  

-¿Cómo opera este robot?

-El robot entra en la categoría de la ciencia llamada Agrotech. En los últimos años hemos estado viendo un incremento en la tecnología a nivel de producción de alimentos, pero al parecer esta queda estancada en las áreas de manufactura y subproductos, dado que posiblemente aún no llega a la base de la economía agraria. 

Existe mucha tecnificación en el mundo a partir de suplentes robot, pero un robot agrario tiene dependencias de zonas geográficas (topografía, clima y tipos de cultivo) que hacen indispensable el conocimiento previo de un área específica antes de idear el cómo debe funcionar.

César Jiménez, uno de los creadores del robot para la agricultura, señala que se trata de un proyecto alucinante que revela cómo avanzar con el uso de la tecnología y apoyar los procesos agrícolas.

 Cuenta el profesor César Jiménez que este gran invento permite, entre otras cosas, “utilizar menos pesticidas y químicos en las verduras, con esto ayudamos a la tierra y obtenemos un cultivo ecológico”.

Explica César que el prototipo funcional del robot consta de un mecanismo móvil (tracción 4x4) que puede moverse a través de terreno agreste. “Su objetivo principal es distinguir maleza y plantas de cultivo, pues necesita verificar si las plantaciones padecen de alguna peste, carencia de algún mineral o humedad (fitopatología). Al mismo tiempo, determina si los cultivos están listos para ser cosechados”.

-En sí, el robot siempre estará pendiente de la plantación para un mejor cultivo, resolviendo de esta manera la carencia de mano de obra experta en la temática. También tenemos como objetivo disminuir en un alto porcentaje los pesticidas y diseñar un sistema de cosecha para frutos rojos. Todo esto, a partir de las necesidades que han expuesto los empresarios del mundo agrario.

Se trata de un proyecto alucinante, que permite además revelar e ir mostrando el desarrollo tecnológico que se puede realizar en el país, “y que la educación TP vea que hay interés desde la comunidad escolar y también de los profesores”. 

-Ha sido reconfortante el poder enseñar a programar a colegios y que puedan competir de igual a igual con los alumnos del instituto. Es emocionante poder crear un robot y que seas reconocido por una gran empresa. 

-¿De qué manera trabajaron con los alumnos en este proyecto?

-Trabajamos de manera horizontal, para que ellos no nos vean como sus profesores, sino que como un igual, donde pueden enseñarnos a nosotros como nosotros a ellos.

Cuenta que el proyecto nació de un grupo de alumnos “que querían realizar la automatización de un invernadero; algo común en el mundo agrario, pero no tan recurrente dado que está limitado por espacio y formatos de cultivo. Junto al profesor Juan Cabrera, les propusimos aumentar el desafío y desarrollar un robot que hiciera exactamente lo mismo que tenían planeado, pero sin limitar el espacio ni el formato de cultivo. De forma que la tecnología fuese al campo y no al revés. Nuestros alumnos son de la zona sur de la capital, que se caracteriza aún por hectáreas de cultivo, así es que la propuesta nace a partir de una necesidad real que existe en los campos chilenos. Suplir mano de obra, aumentar los días y formas de inspección visual de cada planta y desmalezar en forma mecánica, evitando el uso

indiscriminado de pesticidas. Cuando la idea de los alumnos tomó una base sólida en conocimientos y apoyo internacional, decidimos presentar junto a ellos una propuesta de proyecto tecnológico a la Dirección de Investigación Aplicada e Innovación (DIAI) de DUOC UC”. 

-¿Cómo logran involucrar a la comunidad educativa?

-Desarrollando el interés de los más pequeños de que pueden crear lo que ellos quieran... Que no existen los límites, solo investigar, desarrollar haciendo, que todo lo teórico que ellos ven se puede aplicar en diferentes ámbitos.

Beneficios del Robot, según el docente César Jiménez 

  • “Los beneficios se dan en diversas áreas, el más importante es el menor uso de pesticidas y químicos en las verduras. Con esto ayudamos a la tierra y obtenemos un cultivo ecológico, acercándonos más a los parámetros orgánicos que Chile ha establecido con la Unión Europea.
  • En segundo lugar, suplir la carencia de la mano de obra, problema que se viene acentuando hace varios años en Chile y estanca los niveles de producción.
  • El tercer punto es que protegemos a los temporeros de largas jornadas de exposición al sol, pesticidas y condiciones laborales no favorables.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.