Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jun 2024 - Edición 283

Formar mejores personas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“El currículo TP es el más dinámico de todos”

Desde 2007, Víctor Reyes es el director del Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás, conocido en toda su comunidad como un establecimiento de primer nivel, moderno, innovador y que busca que “sus alumnos aprendan”.

“El currículo TP es el más dinámico de todos”

Cuando le preguntamos al director del Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás, Víctor Reyes, cuál es la clave del éxito de su establecimiento, nos dijo: “Haber puesto el currículum al servicio de los estudiantes y transformar el proyecto educativo”. 

Sucede que, en este colegio Bicentenario desde el año 2012, centran el trabajo educativo en las personas, “transformando la trayectoria escolar y adaptándola a las necesidades de los niños”. 

De esta forma, cuenta, se ha logrado motivar a los alumnos, y que ellos se sientan parte del proyecto educativo del establecimiento, que elijan, por ejemplo, cuál es el segundo idioma al que pueden optar y que no sea una imposición. “De esa manera, los alumnos se empoderan de su propio aprendizaje y pasan a ser protagonistas de su futuro”.

Ha impactado en la vida e historia de la comuna. San Nicolás es “una zona rural de gente muy trabajadora, gente muy humilde. Cuando comenzamos con este colegio, no había muchas expectativas… los niños tenían que emigrar a Chillán, que era la localidad urbana cercana más grande y la que tiene más oportunidades. En el año 2007 teníamos 360 estudiantes y hoy día son 2.505 alumnos. Actualmente, San Nicolás es conocido a nivel país y a nivel internacional por la educación pública que existe en el establecimiento”. 

Los profesores cambian la vida de sus alumnos

Otra de las claves, dice Reyes, es justamente poder confiar en los docentes y la comunidad que forma parte del liceo. En otras palabras, “nos despojamos del poder, para dar paso al trabajo en equipo y no perder el foco de que los aprendizajes y la educación de los jóvenes son lo fundamental”. 

Esa estrategia, cuenta el director, no es más que lo que se denomina liderazgo distributivo, lo que significa “distribuir el liderazgo pedagógico, es decir, que los equipos de profesores se conviertan en mentores y vayan acompañando a sus alumnos en sus procesos de aprendizaje”. 

Los resultados de la nueva prueba PAES posicionaron al San Nicolás como el mejor de la región y el porcentaje de empleabilidad de sus estudiantes, una vez terminada la práctica profesional, es de un 90%. Además, un 93% de los egresados ingresan a estudios superiores.

Esta metodología ha sido muy inspiradora y se basa en las ideas de Michael Fullan, que básicamente significan centrar la enseñanza en proyectos con un impacto directo en la comunidad, con la que se pretende dotar a los estudiantes de un aprendizaje significativo y perdurable en el tiempo. “Lo anterior nos ha permitido despertar en los alumnos la creatividad, la innovación y el deseo de cambiar. Asimismo, nos da la posibilidad de enseñarles cómo aprender a través del error, a no tenerle miedo a equivocarse y a experimentar”, señala Reyes.

A ese liderazgo se suma, además, otra metodología; agrupamiento flexible, modalidad que se practica también en los países de la OCDE y que el director pudo conocer mientras realizó una pasantía en Canadá. “Por el año 2012 tuvimos la oportunidad de trabajar un proyecto en conjunto para conocer ese modelo. Revisamos allá cómo los colegios se adaptaban y tenían una modalidad de agrupamiento flexible, donde no se le responsabiliza al alumno de no saber lo que debería saber en un determinado período”.

Por el contrario, explica el director, “se enseña de acuerdo con la ruta del propio alumno y se adapta y flexibiliza el currículo. Antes, al niño se le culpaba por no aprender y eso lo frustraba”. 

De esta forma, el aprendizaje es una consecuencia de la motivación del alumno y de que se siente parte de su propio aprendizaje. “Es consecuencia de un buen trabajo pedagógico y no de un fin en sí mismo. De esa forma se cambia el foco del aprendizaje”.

“En el liceo, el 60% del alumnado es CH y un 40% pertenece al área técnico profesional. Nos hemos preocupado de estar en sintonía con los nuevos tiempos y nuestro currículo se ha ido adaptando y modificando a través del tiempo”. 

Cuentan con cuatro especialidades: “Elaboración Industrial de Alimentos, que está muy en sintonía con el quehacer de la región, que es eminentemente exportadora de frutas; la especialidad de Gastronomía, que trabajamos con toda el área turística de la región; Química Industrial y la mención de Laboratorio Químico y Planta Química; además de Muebles y Terminaciones de la Madera”.

Todas las especialidades han ido cambiando permanentemente, dice el director, “y hemos ido generando planes propios y complementos curriculares. Por ejemplo, lo más nítido que yo puedo explicar es la transformación de muebles y terminaciones. Después del terremoto de 2010, vimos que se abría una tremenda oportunidad con el tema de construcción, por lo tanto, complementamos esta especialidad con la construcción habitacional en madera. Hoy día estamos realizando lo mismo con las tecnologías en eficiencia energética y los paneles solares”.

“Sucede que en el establecimiento, los niños no solamente pueden elaborar muebles, sino que pueden diseñar, leer los planos, construir e implementar nuevas tecnologías. Con ello se motivan y buscan seguir aprendiendo”, agrega.

Asimismo, cuentan con articulación con la educación superior, lo que les permite a los jóvenes continuar sus estudios en centros de educación técnica de nivel superior. “Pueden perfectamente llegar a carreras de nivel superior, ya sea técnica o universitaria, y entonces también eso va cambiando. Todos los años, los mentores de las especialidades tienen que ir armando rutas, mejorando el currículum y conversando con las empresas para ver cómo mejorar la metodología”.

Otro ejemplo es en “Gastronomía, donde hemos ido sumando nuevas tecnologías. Por lo tanto, es muy dinámico el quehacer en el área técnico profesional”, dice.

Explica que la educación TP, “permite abrir nuevos caminos a los jóvenes, entregarles nuevas oportunidades y ser el puntal para el desarrollo del país, para cambiarles la vida a ellos y a sus familias. Muchos de ellos son primera generación que ha ido al colegio y después a la universidad”. 

Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás

  • Ubicación: Comuna de San Nicolás, Región de Ñuble.
  • Dependencia: Municipal.
  • Vulnerabilidad: 87%
  • Número de alumnos: 2505. 
  • Especialidades que se imparten: Gastronomía, Elaboración Industrial de Alimentos, Química Industrial y Muebles y Terminaciones de la Madera.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.