Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jun 2024 - Edición 283

Formar mejores personas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Cómo potenciar el aprendizaje científico y el pensamiento crítico

A través del desarrollo de las Jornadas Científicas, los alumnos del Liceo Técnico Pesquero Filidor Gaete Monsálvez desarrollan habilidades y aprendizajes que les permiten tomar decisiones informadas y acercarse a la ciencia de forma didáctica y entretenida, cuenta Belén Carmiglia, directora del establecimiento ubicado en la Región del Biobío.

Por: Marcela Muñoz.
Cómo potenciar el aprendizaje científico y el pensamiento crítico

El objetivo de las Jornadas Científicas en Llico, “desde un principio fue fomentar y difundir la ciencia de manera didáctica y entretenida para estudiantes de octavo básico de diferentes escuelas del borde costero de la comuna de Arauco”, dice Belén Carmiglia, directora del liceo de la Octava Región. 

Esta iniciativa nace justamente porque notaron una baja en la matrícula del establecimiento –que posee un nivel de vulnerabilidad del 100%– y en las expectativas que traían los estudiantes acerca de su futuro. “De este modo, generamos una instancia que potenciaría la toma de decisiones informadas, difundiendo la diversidad de oportunidades para la construcción de un futuro laboral y/o académico, mejorando habilidades transversales como la resolución de problemas y el desarrollo del pensamiento crítico”, asegura Belén Carmiglia.

La hipótesis detrás de la implementación de la práctica es que “nuestros estudiantes se encuentran en zonas excluidas territorialmente y poseen un bajo acceso al conocimiento científico y poco interés de continuar estudios superiores y de desarrollarse laboralmente en trabajos diferentes al presente en sus núcleos familiares”.

-¿Cómo llevaron estas ideas a acciones concretas?

-Esta instancia pedagógica involucra a diferentes actores y genera situaciones de aprendizaje que van más allá de lo cognitivo, implicando un desarrollo social y cultural, y permitiendo flexibilizar el pensamiento y comprender realidades diferentes a las propias, acortando las brechas existentes entre los estudiantes rurales y los urbanos.

En el ámbito temático –señala Belén–, los alumnos se familiarizan con los temas más relevantes y contingentes de interés científico y medioambiental, los profundizan y pueden lograr nuevas miradas, ya que pertenecen a familias que han desarrollado actividades económicas ligadas al océano costero por generaciones, en términos de la pesca artesanal y la recolección de productos del mar.

-En concreto, ¿cómo han llevado a cabo este proyecto?

-La primera parte de la actividad es la visita pedagógica al Centro Interactivo de Ciencias, Artes y Tecnología (CICAT) y a variadas instalaciones científicas ligadas a la Universidad de Concepción, como centros de investigación, laboratorios, museos científicos, etc. 

El viaje de estudio se realiza al menos un mes antes con estudiantes de cuatro establecimientos costeros de la comuna, esto gestionado con INCAR (Centro de Investigación Interdisciplinario para la Acuicultura Sustentable), quien vincula y patrocina la actividad, más nuestro sostenedor y el Departamento comunal de educación, para gestionar recursos de traslado, alimentación y difusión, principalmente. 

Explica la profesora que, en este caso, la jornada científica se lleva a cabo dentro del Liceo Filidor Gaete de Llico y reúne a todos los octavos básicos invitados de establecimientos municipales de la comuna y al octavo y séptimo de este colegio, junto a sus respectivos docentes a cargo. “Paralelo a eso, se hace otra actividad en una feria científica, con stands de difusión de instituciones y centros relacionados con la temática del año. Esta actividad es abierta a toda la comunidad, contando con la visita de establecimientos, organizaciones territoriales y autoridades a nivel comunal”. 

Señala Belén que se trata de una instancia “donde nuestros estudiantes de tercero y cuarto medio de la especialidad de acuicultura difunden las competencias aprendidas y los implementos utilizados durante las clases, generando un alto grado de interés entre los visitantes”.

-Por último, está la jornada de cierre, en la que se reúnen todos los participantes en una ceremonia oficial con autoridades locales, donde se destaca y certifica la participación de los estudiantes. 

La jornada y feria científica en general cuenta con tres momentos: uno previo (viaje de estudio) y dos simultáneos (jornada y feria), realizándose en al menos dos o tres días de despliegue logístico y actividades significativas de aprendizaje científico y desarrollo del pensamiento crítico.

-Dentro del trabajo que realizan se apela a la sustentabilidad, ¿por qué?

-El liceo cuenta con una variada propuesta educativa, con talleres de desarrollo de competencias estratégicas para el siglo XXI, donde se preparan para el futuro a través de la gestión de emociones y la planificación de proyectos de vida respetuosos de su entorno y siendo aporte a su sociedad. Asimismo, talleres de arte y música latinoamericana y nacional que permiten un amplio desarrollo artístico y la expresión de sus ideas. 

También desarrollamos talleres SEP (Subvención Escolar Preferencial) de tecnología y comunicación y un taller de sustentabilidad, uno de los pilares del ideario institucional de nuestro establecimiento. Nuestro liceo es técnico profesional y contamos con una especialidad de Acuicultura, ampliamente equipada, con infraestructura de último nivel para el sistema acuapónico (cultivo de truchas + cultivo de hortalizas, economía circular) y un foso de buceo con todos los implementos necesarios para una actividad segura.

Respecto del rol de la sustentabilidad –explica Belén–, esta se trabaja para que pueda generarse de manera efectiva a través de la actividad humana y profesional de los funcionarios y estudiantes, y que desarrollen competencias para ser actores de cambio en la búsqueda del equilibrio entre la actividad económica, el desarrollo social con respeto por el medioambiente, procurando colaborar en la construcción de un mundo mejor y sostenible para las futuras generaciones. 

Vale decir, termina la directora: “El rol del establecimiento es entregar las bases para que las nuevas generaciones puedan ser agentes conscientes –ética y prácticamente– de la transformación cultural que el ser humano necesita para no continuar destruyendo el planeta”.

Liceo Técnico Pesquero Filidor Gaete MonsAlve

  • Ubicación: Localidad de Llico, comuna de Arauco, Región del Biobío.
  • Dependencia: Municipal.
  • Vulnerabilidad: 100%.
  • Número de alumnos: 200 alumnos, mixto.
  • Especialidad que se imparte: Acuicultura.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.