Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2022 - Edición 268

La importancia de evaluar los aprendizajes

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Evaluar es clave para aprender mejor

Dos directoras de colegios que apoya la Fundación Educacional Collahuasi coinciden en que la evaluación formativa es fundamental para obtener información sobre el logro de aprendizajes de los alumnos.

Por: Marcela Paz Muñoz I.
Evaluar es clave para aprender mejor

Asegura Goighet Andrade, directora del Liceo Bicentenario Minero S.S. Juan Pablo II, de SNA Educa y que pertenece a la RED Irarrázaval, que, “si bien es cierto que con la puesta en marcha del actual decreto 67 de evaluación, en un comienzo hubo algunas inquietudes respecto de su implementación, estos últimos años de escuela en contexto de pandemia nos permitieron otorgarle la importancia y valorar la utilidad de la evaluación formativa para el proceso de enseñanza-aprendizaje”. 

A su juicio, la evaluación ha permitido “la reflexión permanente para el éxito de los aprendizajes reflejados, finalmente, en la evaluación sumativa”.

-¿Cómo logran un equilibrio entre las evaluaciones sumativas y formativas?

-La evaluación formativa o de proceso ha sido fundamental para recoger información respecto del logro de aprendizajes y/o desarrollo de habilidades en nuestros estudiantes.

“Las evaluaciones formativas son aquellas que utilizamos para valorar todo el proceso de enseñanza-aprendizaje. En cambio, las evaluaciones sumativas pretenden valorar el resultado final”, Goighet Andrade.

El equilibrio entre ambas evaluaciones se logra realizando la aplicación correspondiente de acuerdo con el objetivo. Por ejemplo: las evaluaciones formativas son aquellas que utilizamos para valorar todo el proceso de enseñanza-aprendizaje. En cambio, las evaluaciones sumativas pretenden valorar el resultado final. En resumen, con las evaluaciones formativas podemos realizar un número mayor de ellas, en cambio, las evaluaciones sumativas podrían ser solo una o dos.

-¿Cómo han desarrollado un sistema de evaluaciones a las competencias de aprendizajes TP?

-En la actualidad, nos vemos en la tarea de responder a los desafíos y demandas que nos propone el siglo XXI, no quedando ajeno de aquello el mundo minero. Es por esta razón que se ha elaborado un plan de evaluaciones formativas y sumativas que dan respuesta, en primera instancia, al decreto 67, atendiendo las necesidades particulares de la especialidad. Entre ellas se encuentran las salidas a terreno, donde los estudiantes tienen la oportunidad de evidenciar, en un contexto real, lo que experimentarán en su vida laboral.

Por otro lado, existen permanentes trabajos en el taller minero, uso de simulador y cancha de entrenamiento, dando respuesta a un plan altamente exigente y exitoso basado en las altas expectativas depositadas en nuestros estudiantes. De hecho, las asignaturas de formación general orientan el desarrollo de habilidades y entrega de contenido, ligados al mundo TP, para así, contextualizar aún más los requerimientos.

Sobre el Liceo Bicentenario Juan Pablo II

El establecimiento se fundó el año 1988, siendo un colegio pionero en la localidad. Fue creado para responder a las necesidades de la población de Alto Hospicio, quienes, al no contar con un establecimiento educacional, debían enviar a sus hijos a la ciudad de Iquique.

El Liceo Bicentenario Juan Pablo II depende actualmente de la Municipalidad de Alto Hospicio, con el apoyo de la Fundación Educacional Collahuasi, y hace 10 años es administrado por SNA Educa, periodo en el que han egresado más de 650 estudiantes.

-------

La directora del Liceo Bicentenario Padre Alberto Hurtado Cruchaga de Pica, que pertenece a SNA Educa y a la RED Irarrázaval, Carolina Guerrero, señala que “es necesario que la evaluación por competencias sea flexible y no sea vista de forma rígida”. 

Explica la directora del establecimiento que, de esa forma, se posibilita que cada integrante de la comunidad educativa tenga el reto de alcanzar una mejora continua.

-¿Cuál es el aporte de las evaluaciones sumativas y formativas?

-Como es de conocimiento, nuestro reglamento de evaluación está bajo el decreto 67 del Mineduc, por lo que existe una diversidad de estrategias evaluativas que permiten que el docente trabaje los distintos estilos de aprendizajes y que estos sean medidos, tomando en consideración que la evaluación es un proceso y que responde a que ambas (sumativa y formativa) logran tener un equilibrio que busca, como finalidad, orientar y medir el progreso de aprendizaje de cada estudiante. 

“No debemos olvidar que la evaluación formativa es un proceso ascendente de los aprendizajes, ya sean el desarrollo de habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores del estudiante mismo, y que se pueden finalizar con una evaluación sumativa que compruebe los logros obtenidos”, Carolina Guerrero.

A su vez, cuenta Carolina que “no debemos olvidar que la evaluación formativa es un proceso ascendente de los aprendizajes, ya sean el desarrollo de habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores del estudiante mismo, y que se pueden finalizar con una evaluación sumativa que compruebe los logros obtenidos”.

-Este equilibrio se alcanza a través de la aplicación de los diversos instrumentos, como pruebas, rúbricas y pautas de evaluación (presentaciones, exposiciones, trabajos, proyectos, etc.), pautas actitudinales, autoevaluaciones y coevaluaciones. 

-¿Cómo realizan las evaluaciones a las competencias de aprendizajes TP? 

-De acuerdo al contexto en que nos encontramos, hemos asumido como desafío el fortalecer las habilidades y cualidades que conforman las competencias. Bajo esta mirada, la diversificación de evaluaciones es clave. Por lo tanto, el enfoque se ha mantenido en profundizar los aprendizajes a través de estrategias que potencien las habilidades blandas, con lo que hemos logrado adaptarnos al proceso educativo.

Nos hemos mantenido siempre en la búsqueda de un enfoque que nos permita hacer objetivas las observaciones del proceso, cumpliendo con tres pilares fundamentales: validez, confiabilidad y pertinencia, propiciando determinar los puntos fuertes y débiles de las competencias técnicas a evaluar.

Sobre el Liceo Bicentenario Padre Alberto Hurtado Cruchaga de Pica 

El establecimiento tiene una matrícula de 434 estudiantes, de los cuales 103 son parte de las especialidades apoyadas por la Fundación, como Agropecuaria (31) y Mecánica Industrial (72). 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.