Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Dic 2022 - Edición 269

La pertinencia de las especialidades técnico-profesionales

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Prevención de consumo de drogas: Aplicando el modelo islandés. ¿Cómo funciona?

Desde el año 2018, en las municipalidades de Las Condes y Lo Barnechea, se trabaja el Programa Planet Youth realizado en Islandia, iniciativa que, en 20 años, logró que el país europeo pasara de liderar los índices de consumo de alcohol y droga por parte de los jóvenes a ser el último del continente.

Por: Paula Elizalde
Prevención de consumo de drogas: Aplicando el modelo islandés. ¿Cómo funciona?

“Tenemos que recordar que los jóvenes chilenos de entre 13 y 18 años son los principales consumidores de marihuana, cocaína, pasta base y tranquilizantes sin receta médica de todo el continente americano”, comienza señalando Carlos Charme, exdirector de Senda y actual asesor en temas de consumo de drogas del alcalde de Lo Barnechea, Cristóbal Lira. 

Ante esta preocupante realidad, tanto la comuna de Lo Barnechea como Las Condes han tomado medidas. Comenzaron por ver en qué lugar del mundo habían tenido experiencias exitosas de prevención del consumo, y así se encontraron con el Programa Planet Youth, realizado en Islandia. “Islandia hace 20 años era uno de los principales consumidores de alcohol, tabaco y marihuana de toda Europa, y lo era por lejos. Y después de 20 años de trabajo en este modelo, hoy día son los que menos consumen en todo el continente”, cuenta el asesor del alcalde de Lo Barnechea. El programa que implementaron se llama Planet Youth y decidieron traerlo a Chile, obviamente, como afirma Charme, con una bajada local. 

En Las Condes, el Programa Islandia está bajo el alero del Programa Red de Protección, liderado por Pablo Gómez: “Desde este lugar se despliegan intervenciones psicológicas, sociales, jurídicas y comunitarias basadas en evidencia, coherentes, integrales y actuando de manera coordinada con la oferta municipal y extramunicipal, alineado con el Plan Islandia”, afirma. 

Primer paso: evaluar y encuestar

“El modelo Islandia es de prevención ambiental, donde vamos entregando herramientas a las familias para poder crear ambientes protectores”, Carlos Charme, exdirector de Senda, asesor del alcalde de Lo Barnechea, Cristóbal Lira.

“Este modelo está basado en la evidencia y el instrumento fiable es la medición de factores de consumo y de riesgo”, señala Carlos. La primera fase del Plan Islandia es un trabajo de evaluación. Esta consiste en realizar una encuesta de consumo, actividades de riesgo y factores de protección a todos los jóvenes de segundo medio de la comuna. Así, en un trabajo en conjunto con los colegios de Lo Barnechea, recalca Charme, públicos y privados, se realiza una encuesta a los jóvenes de 16 años. ¿Por qué de esta edad? Porque se sabe que el consumo comienza entre los 13 y 14 años, y a los 16 se pueden medir las razones y factores de riesgo con mayor experiencia.

En Lo Barnechea el año 2018 se realizó la primera encuesta, el año 2020 una segunda y este año 2022 la tercera. ¿Ha habido cambios? Charme asegura que aún es muy pronto para sacar conclusiones, ya que el programa se implementa a 20 años plazo. Sin embargo, los resultados del año 2020 mostraron una baja en el consumo, probablemente asociada a la pandemia, ya que como afirma Charme, muchas drogas son de consumo social.

plazo. Sin embargo, los resultados del año 2020 mostraron una baja en el consumo, probablemente asociada a la pandemia, ya que como afirma Charme, muchas drogas son de consumo social.

En Las Condes, la última encuesta del año 2020 (realizada a jóvenes de segundo medio, 16 años) mostró que un 75,2% de los jóvenes  había tomado alcohol alguna vez en la vida y un 40,2% lo había hecho en los últimos 30 días; que un 23,1% había usado pastillas para dormir o tranquilizantes (sin receta médica) una o más veces en su vida y un 8,3% en los últimos 30 días, cifras inquietantes como señala Gómez, desde el municipio de Las Condes. 

Frente a esto, Gómez añade: “He podido ver cómo este último año se ha despertado un gran interés por participar de la oferta programática por parte de los colegios presentes en la comuna. El equipo municipal dedicado a esta importantísima tarea ha logrado insertarse en estos espacios y ha contribuido en un abordaje más integral, coordinado y colaborativo en torno a la prevención del consumo de alcohol y otras drogas, generando espacios formativos para abordar estas temáticas y lograr estrategias preventivas”.

Herramientas para profesores y padres

Siguiendo el Plan Islandia, con los resultados en mano se trabaja en cuatro grandes áreas: en la sala de clases, donde la municipalidad, a través del Programa Planet Youth, entrega herramientas a los jóvenes para poder elevar los factores de protección y disminuir los de riesgo: “Herramientas de autoconocimiento, de vinculación con su medio, relacionamiento con sus pares, de compromiso escolar”, agrega Carlos Charme. 

En segundo lugar, con los padres: “Ayudar a los padres a relacionarse mejor con los hijos. De hecho, si uno pudiera aislar todos los factores que inciden en el consumo de drogas en los jóvenes, el relacionamiento con sus padres es lo que más influye en esa materia, desde si los conocen o no conocen, si tienen confianza o no, las reglas que tienen y la vinculación con el entorno de los jóvenes”, afirma el exdirector de Senda. En este sentido, desde la municipalidad realizan talleres para padres, para así entregar herramientas concretas.

“La idea hoy, y sobre todo postpandemia, es buscar cambios que potencien los factores protectores y modifiquen positivamente el ambiente”, Pablo Gómez, encargado del programa Red de Protección de la Municipalidad de Las Condes.

Pablo Gómez afirma: “Nos importa facilitar la organización de las comunidades en torno al trabajo preventivo y fortalecer una actitud de vida saludable”. En esa línea, desde Las Condes “se realizan actividades de promoción de prácticas saludables y fortalecimiento de factores protectores de la población escolar de nuestra comuna. También se interviene a nivel ambiental, fomentando el desarrollo de competencias institucionales para la prevención del consumo, por medio, por ejemplo, de capacitaciones para docentes en detección y anticipación de conductas de consumo e identificación de factores de vulnerabilidad; talleres dirigidos a estudiantes con recomendaciones para una vida saludable y autocuidado; talleres para padres y madres enfocados en el fortalecimiento de habilidades comunicacionales, estrategias de detección de factores de riesgo e impulso de factores protectores; acciones de fomento de factores protectores en la comunidad buscando aumentar los niveles de cohesión, pertenencia y participación”. 

Fomento de espacios de recreación, deporte, arte y cultura

La tercera área que se trabaja es el tiempo libre, y aquí es clave el rol municipal: “¿Cómo podemos darles más oportunidades a los jóvenes para hacer deporte y para actividades culturales? Esto es muy importante, de las cosas que más crédito tiene para elevar los factores protectores”, cuenta Charme y en esa línea afirma que se ha aumentado el presupuesto municipal para recreación y fomento de actividades deportivas y culturales.  

En Las Condes también se ha trabajado fuertemente esta área, como afirma Pablo Gómez: “La municipalidad ha creado actividades, talleres y lugares, como por ejemplo, ‘Espacio Joven’ en el Centro Deportivo Spa Cerro Apoquindo. Estas son acciones tendientes a modificar el ambiente y así competir con el consumo de alcohol y otras drogas. La idea hoy, y sobre todo postpandemia, es buscar cambios que potencien los factores protectores y modifiquen positivamente el ambiente. Necesitamos una sociedad, familias y colegios corresponsables en esta materia, tener una mirada crítica respecto a la normalización del consumo en adultos y acciones restrictivas para el acceso al alcohol y otras drogas por parte de adolescentes”.  

La última área es el trabajo con el grupo de pares, donde se quiere cambiar la perspectiva de que “el más bacán no sea el que consume drogas, sino que el que es un amigo solidario, el mejor vinculado con el medioambiente. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.