Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Dic 2022 - Edición 269

La pertinencia de las especialidades técnico-profesionales

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Colegio Nuestra Señora y Madre del Carmen: Bajo consumo, padres involucrados en un establecimiento TP

El colegio ubicado en Melipilla, Región Metropolitana, tiene más de mil alumnos y pueden decir que el consumo de drogas en los adolescentes es bajo, esto debido a factores protectores particulares como el alto compromiso de los apoderados.

Por: Verónica Tagle
Colegio Nuestra Señora y Madre del Carmen: Bajo consumo, padres involucrados en un establecimiento TP

Lorena Herrera es docente y encargada de Convivencia del colegio Nuestra Señora y Madre del Carmen de Melipilla, que pertenece a la RED Irarrázaval. Explica que la primera parte de esta iniciativa es la encuesta Juventud y Bienestar. “Comenzamos a trabajar con Elige Vivir Sin Drogas y Senda en 2019, cuando hicimos una encuesta a los segundos medios, que arrojó que casi no teníamos consumo en el establecimiento, esto a pesar de que tenemos un índice de vulnerabilidad del 94% y estamos ubicados en un sector ‘zona roja’ de la comuna”, cuenta. La encuesta se hace de manera presencial en la sala de computación del colegio, para asegurar una alta participación, y busca identificar factores de riesgo y protectores.

“Somos confesionales católicos y el proyecto apunta mucho a la parte valórica y de formación. Para nosotros ahí está la clave”, Lorena Herrera, docente y encargada de Convivencia del colegio Nuestra Señora y Madre del Carmen de Melipilla.

Melipilla formó parte de las cinco comunas donde se implementó el modelo islandés como plan piloto en 2018. Paullette Leyton está a cargo de este programa, que pasó a denominarse Elige Vivir Sin Drogas en 2020, y que en el caso de Melipilla se llama Previene Melipilla y es parte de Senda y de la Corporación de Salud de la comuna, junto al apoyo de la Municipalidad. Los pilares de trabajo son Educación, Familia, Grupo de Pares y Tiempo Libre. 

Para Herrera, uno de los factores que favorecen el bajo consumo en su colegio es el hecho de contar con el compromiso de los apoderados respecto del proyecto educativo. “Somos confesionales católicos y el proyecto apunta mucho a la parte valórica y de formación. Para nosotros ahí está la clave”, asegura. Esto no es común. Paullette Leyton explica que esto sí se trata de un problema en los establecimientos en general. “Falta más compromiso de los padres o personas significativas. Es importante que se haga el ejercicio de escuchar. Que vayan a las reuniones. Se ve que alrededor de la mitad de los apoderados de una clase asisten”, explica. 

Todos son parte de la solución. En este plan de prevención, el colegio comenzó a trabajar con la comunidad completa mediante distintas instancias, como capacitaciones certificadas, escuelas para padres, intervenciones en recreos, entre otras. 

“El impacto ha sido bastante positivo. Si bien el programa es nuevo, ha traído ventajas porque tenemos más apoyo de profesionales en el ámbito psicosocial. Este aporte es fundamental para todas las problemáticas emocionales, sobre todo en la pandemia. La inestabilidad emocional se ha incrementado bastante”. En esa misma línea, dice que “desde 2019 hasta ahora, los estudiantes se han dado cuenta de la importancia de este trabajo. Mientras más lejano sea el consumo, mejor será su rendimiento”, cuenta Lorena.

Plan de trabajo

Melipilla es una de las cerca de 200 comunas que se han sumado al Plan Nacional, que busca prevenir el consumo de drogas en los jóvenes del país. Actualmente, trabajan con 17 establecimientos de la zona y el Nuestra Señora y Madre del Carmen de Melipilla es uno de ellos.

 

La comunicación entre Previene Melipilla y el establecimiento es constante. Tienen reuniones una o dos veces al mes, y el segundo semestre han realizado talleres todas las semanas. Leyton explica la importancia de que el establecimiento se sienta corresponsable del éxito del programa. “El colegio, los padres, los estudiantes y toda la comunidad educativa deben sentirse responsables de la prevención”, explica.

Una mesa técnica se reúne periódicamente y participan el Nuestra Señora y Madre del Carmen de Melipilla junto a otros colegios, Previene Melipilla, trabajadores sociales, psicólogos, la Oficina de Protección de Derechos de Infancia, Chile Crece Contigo, entre otros. En estos encuentros se abordan avances en materia socioemocional, niñez y temas relacionados con los factores protectores. 

“El colegio, los padres, los estudiantes y toda la comunidad educativa deben sentirse responsables de la prevención”, Paullette Leyton, encargada del programa Previene Melipilla, en la Región Metropolitana.

Lorena cuenta que “octubre es el mes de los factores protectores, donde, con las redes de apoyo que trabajamos, liderados por Senda Previene, se están abordando temas como violencia en el pololeo, prevención del bullying, recreos entretenidos, actividades en patios y talleres de arteterapia. Este mes terminará con una gran corrida familiar”. 

En noviembre comenzarán a utilizar una nueva plataforma digital, Preparados, para trabajar con los estudiantes en la hora de Orientación. Senda Previene organiza y monitorea esta iniciativa. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.