Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Dic 2022 - Edición 269

La pertinencia de las especialidades técnico-profesionales

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Ansiedad + Adicciones: La verdad sobre esta doble AA

Ansiedad + Adicciones: La verdad sobre esta doble AA

Hoy es habitual oír a los padres decir que sus hijos están mucho más ansiosos tras la pandemia y que eso les hace temer que caigan en alcohol, drogas u otros hábitos adictivos. Se trata de una preocupación justificada, ya que la emergencia sanitaria provocó 76 millones más de casos de trastornos de ansiedad en todo el mundo, suponiendo un crecimiento del 26%. La cifra fue publicada por el estudio “Prevalencia mundial y carga de los trastornos depresivos y de ansiedad en 204 países y territorios en 2020 debido a la pandemia de COVID-19”, el primero que evalúa el impacto global en la salud mental de todo el planeta.

Dra. Noemí Guillamón, académica y terapeuta de la Clínica de la Ansiedad, Barcelona, España.

 Los autores de esta investigación (Dr. Damián Santomauro y Dra. Alize Ferrari, ambos del equipo de trastornos mentales del Centro de Investigación en Salud Mental de Queensland, Australia) informaron al dar a conocer los resultados que las mujeres y los adolescentes son los grupos más afectados por estos trastornos.

¿Qué es la ansiedad?

La mayoría de las personas han sentido ansiedad. Se trata de un efecto físico tras una liberación normal de hormonas, que permite reunir la concentración y la energía necesarias para un desafío o una posible amenaza, explica la Dra. D’Arcy Lyness, en www.kidshealth.org. Pero, agrega, si los sentimientos ansiosos son demasiado intensos, y se sufren como difíciles de soportar generando conductas para evitar aquello que causa ansiedad, podría ser señal de un trastorno más serio.

En ese sentido, esta experta aconseja a los padres estar atentos a la aparición de ciertas conductas en sus hijos, como por ejemplo: 

  • No quieren ir a la escuela, ir solos a algunos lugares, o pasar la noche fuera de casa. 
  • Se sienten incapaces de hacer una presentación oral, o realizar nuevas actividades. 
  • Les cuesta dormir o comer, disfrutan menos de la vida. 
  • Manifiestan síntomas físicos, como dolores de estómago o dolores de cabeza.

¿Por qué aumentó la ansiedad en los adolescentes?

El confinamiento:

Un estudio publicado por la revista especializada The Lancet, titulado “Los efectos de la privación social en el desarrollo y la salud mental de los adolescentes”, señala que a esta edad, “la estructura social del cerebro se desarrolla sustancialmente”. Y en ese crecimiento, las relaciones personales juegan un papel relevante para la maduración de la propia personalidad. En este sentido, el confinamiento provocó un mayor malestar emocional en los adolescentes, a quienes su propio cerebro estaba pidiendo interacción social. 

El uso excesivo de las redes sociales:

El neuropsicólogo Daniel Rama, vicepresidente de la Asociación Española de Psicología del Niño y Adolescente (APSNAE), aclara que, “si bien las nuevas tecnologías han contribuido a mitigar los efectos dañinos que provoca la distancia física, cuando el uso de las redes es pasivo –como hacer scroll continuo, dejarse entretener por los contenidos y pasar horas delante de las pantallas–, entonces la actividad genera irritabilidad y cansancio”.

Por otro lado, el uso inadecuado de las plataformas digitales, agrega el Dr. Rama, también puede sumar cargas emocionales a los adolescentes, como es la hipersexualización, que supone “la imposición de una sexualidad adulta a las niñas y los niños, que no están ni emocional, ni psicológica, ni físicamente preparados para ello” (Ciclo de Conferencias del Centro Cultural Alborea, España).

Dra. Mariam Rojas Estapé, psiquiatra y escritora española.

Hoy, todos vivimos un estilo de vida ansioso:

La psiquiatra y escritora Mariam Rojas Estapé, recientemente entrevistada por Aceprensa, apunta al estilo de vida que hoy llevan niños y adultos: “Querer sentir a todas horas tiene sus consecuencias, y una de ellas es que la inteligencia y la voluntad se vuelven irrelevantes. A más experiencias vibrantes, más dopamina y menos corteza prefrontal, que es la zona del cerebro de la atención, de la construcción, del control de impulsos, de la profundización, del discernimiento, del juicio moral…”.

¿Y existe relación entre ansiedad y adicciones?

La Dra. Noemí Guillamón, doctora en Psicología, académica y terapeuta de la Clínica de la Ansiedad, Barcelona, España, escribe que “es conocida la relación que existe entre las drogas y los problemas de ansiedad. Un consumo elevado de café, tabaco, alcohol u otras drogas puede tener consecuencias negativas para la salud mental y física de los chicos e interferir en sus actividades escolares o laborales y en sus relaciones familiares y sociales”. A través de distintos estudios y trabajos, ella explica cómo la relación de ansiedad y adicciones es bidireccional: el consumo puede ser factor de riesgo de desarrollar un problema psicológico (causa) y también puede ser consecuencia de padecerlo (efecto). Por ello, a esta edad, es clave combatir las causas que están aumentando la ansiedad.

Consejos para padres: Cómo combatir la ansiedad de los hijos

  • Fomentar hábitos saludables: comer de forma sana y equilibrada, realizar ejercicio físico de forma habitual. 
  • Cuidar las horas y hábitos de sueño, evitando el abuso de pantallas al caer la noche.
  • No llenar su semana de actividades. Planificar un horario con el hijo y destinar un tiempo suficiente a las tareas escolares, extraescolares y a su descanso. 
  • Planificar actividades gratificantes para los hijos. 

Una última nota señalada por la Dra. Noemí Guillamón:

  • En la educación del niño y del adolescente participan tanto los padres como los profesores y otras personas próximas al niño. 
  • Es importante que haya comunicación entre todas las personas que se encargan de su educación y se informen mutuamente de los problemas que tenga.
  • Se debe hacer un frente común para solucionar estos problemas; esto implica que debe haber unidad de criterios y que todos deben trabajar en la misma dirección.

Fuente: Higiene y prevención de la ansiedad. Dra. Noemí Guillamón y otros coautores.

Dr. Daniel Rama, neuropsicólogo, vicepresidente de la Asociación Española de Psicología del Niño y del Adolescente (APSNAE).

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.