Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2022 - Edicion 266

La vocación docente inclina la balanza

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

4 innovaciones en la educación pospandemia

Desde Revista Educar, nos contactamos con el Departamento de Educación del Reino Unido para conocer una serie de reformas educacionales implementadas después de la pandemia, que están transformando su renombrado sistema educativo en uno más amable, integral y resiliente.

Por: Ximena Greene
4 innovaciones en la educación pospandemia

Al igual que en Chile, a finales de marzo de 2020 el gobierno británico, a través del Departamento de Educación, decidió tomar medidas frente a la llegada del Covid-19 al país y cerró las escuelas a nivel nacional. Con ello, gran parte de los establecimientos educacionales se vieron en la necesidad de implementar nuevas formas de aprendizaje a través de la educación virtual. 

Para tener una visión realista de lo que estaba sucediendo, en septiembre de 2020 la Oficina de Estándares en Educación (Ofsted, por sus siglas en inglés) comenzó una serie de encuestas a distintos establecimientos educacionales con el fin de conocer cuál era la realidad que estaban experimentando y cómo esta estaba impactando a sus alumnos y los docentes. Así, de acuerdo con los datos entregados por el Departamento de Educación a Revista Educar, solo seis meses después del cierre de los colegios ya era posible evidenciar diferencias en el aprendizaje entre los alumnos de un establecimiento u otro, por lo que comenzaron una serie de reformas para abordarlo. 

“Aunque es demasiado pronto para ver el impacto total o comentar sobre la efectividad de estas estrategias, está claro que los establecimientos educacionales están respondiendo con resiliencia para apoyar a los alumnos”, nos explican desde la entidad gubernamental. 

Sin embargo, a pesar de no contar aún con métricas, estas son algunas de las innovaciones: 

1.- Tutorías a la medida: 

Lanzado en noviembre de 2020, el Programa Nacional de Tutoría (NTP, por sus siglas en inglés) está diseñado para ayudar a impulsar el aprendizaje de los alumnos más afectados por el impacto del tiempo perdido en las escuelas durante la pandemia. La iniciativa, que forma parte de un ambicioso plan de recuperación educativa por parte del gobierno británico, brinda a los alumnos acceso a la enseñanza individual o en pequeños grupos con tutores especializados sin cargo adicional para el colegio o la familia. 

Desde su inicio se han implementado más de un millón de cursos, y se espera que este 2022-2023 alcance los dos millones de tutorías presenciales. 

2.- La salud mental está primero: 

Otra de las grandes brechas monitoreadas por la Ofsted al principio de la pandemia, y que empeoró con los meses, tenía que ver con la salud mental y el bienestar integral de los alumnos, pero también del personal docente, quienes debieron acomodar sus prácticas a nuevos escenarios. Así, en mayo de 2021, el Departamento de Educación y la Ofsted presentaron una declaración de apoyo al personal educativo con un conjunto de compromisos para el bienestar y la salud mental de todos los que trabajan en la educación. En ella se establecieron 11 compromisos sobre el bienestar del personal docente, incluida la priorización de la salud mental del personal, la reducción de la carga de trabajo innecesaria y la creación de una cultura de buen comportamiento. 

3.- Más herramientas para las familias: 

Aunque las autoridades británicas reconocen el papel que desempeñan las escuelas en el bienestar de niños, niñas y jóvenes, el hogar y la familia es fundamental. Para ello, el Departamento de Educación cuenta con un programa llamado Family Hubs, el que ofrece ayuda y apoyo a las familias que están pasando por momentos difíciles. 

Pese a que la iniciativa no es nueva, tras la pandemia, el gobierno aumentó el presupuesto en £302 millones para crear una nueva red de centros que aseguran que las familias con niños y jóvenes de 0 a 19 años reciban ayuda temprana (acompañamiento escolar, para postular a fondos y subsidios) para superar diversas dificultades y construir relaciones más sólidas que mejoran el bienestar de los niños, sus logros educativos y las oportunidades que se presentan en su vida. 

4.- Tecnología para los más desfavorecidos: 

Si bien la pandemia ha sido un desafío importante para las escuelas, también ha permitido descubrir algunos aspectos positivos inesperados. Uno de ellos es el rápido desarrollo de habilidades digitales por parte de los alumnos y los docentes. Frente a esto, el exministro de Estándares Escolares, Nick Gibb, lanzó durante su último año en el cargo, una serie de medidas que buscaban asegurar que las escuelas y universidades británicas contaran con la infraestructura digital necesaria para apoyar y mejorar la educación que ahí se entrega. Un ejemplo de ello fue la adquisición de 1,3 millones de computadores y tablets para niños y jóvenes desfavorecidos de todo Gran Bretaña. 

Por otro lado, para garantizar una comunicación y enseñanza efectiva y oportuna, el Departamento de Educación se asoció con Microsoft y Google para que más de 6.500 escuelas pudieran compartir recursos, monitorear el progreso de los alumnos y entregar enseñanza a través de plataformas en línea. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.