Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2022 - Edición 268

La importancia de evaluar los aprendizajes

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Aprendizaje Basado en Proyectos, una estrategia para mejorar vínculos

Un buen ejemplo para mejorar la relación entre la escuela y su comunidad es el ABP, señalan desde la Universidad de los Andes. Esto puede además mejorar el aprendizaje y el sentido de pertenencia.

Por: Marcela Muñoz
Aprendizaje Basado en Proyectos, una estrategia para mejorar vínculos

Sobre la baja asistencia y las brechas que nos ha dejado la pandemia, señala Trinidad Valdés, directora del Magíster en Educación, mención Políticas Educativas y Dirección de Proyectos Educativos, “trabajar el vínculo con las familias y la comunidad, en particular buscar estrategias que aumenten el grado de confianza que otorga el establecimiento educativo, y la generación de vínculos positivos entre estudiantes, profesores y unidades de apoyo, debiera apuntar a mejorar ese índice”.

En esa misma línea, explica Trinidad Sánchez, codirectora del Diplomado STEM Uandes, directora de Estudiantes de la Facultad de Educación y doctora en Ciencias Biológicas, que “la relación entre el alumno y su comunidad puede mejorar el aprendizaje y el sentido de pertenencia hacia esa comunidad siempre que sea intencionado y planificado como tal”.

Para ello, dice Sánchez, existen estrategias de enseñanza-aprendizaje; por ejemplo, el Aprendizaje Basado en Proyectos, que de manera intencionada y explícita busca lograr aprendizajes significativos cuidadosamente planificados en vínculo con la comunidad más allá de la propia sala de clases. “Se trata de una metodología y estrategia situada en contextos locales, donde la planificación de la enseñanza se orienta hacia la respuesta de preguntas o solución a una problemática que es significativa para esa comunidad. De esta manera, el impacto es un trabajo de mayor significancia por su autenticidad… es ‘real’, ‘útil’, para personas de mi comunidad”. 

En segundo lugar, “el trabajo con la comunidad mejora las relaciones que se establecen entre los miembros de la comunidad: entre estudiantes, estudiantes con profesores y la comunidad educativa con los miembros de la comunidad extraescolar. ¡Cómo no va a ser positivo que miembros de la comunidad– por ejemplo, una junta de vecinos, feriantes– acudan al colegio para buscar desde allí soluciones creativas y auténticas a problemáticas que pudiesen afectarlos y que se presten para que los estudiantes logren aprendizajes!”, indica Trinidad Sánchez.

Acciones que se pueden implementar para reforzar ese importante vínculo, según Valdés y Sánchez

  1. Fortalecer el rol del profesor jefe como alguien responsable por cada uno de los alumnos y también el representante de su curso hacia las familias y hacia la dirección del establecimiento. Es decir, que sea un canal de comunicación efectivo, claro, proactivo hacia los diferentes actores con los que debe relacionarse. Para ello, es necesario revisar las cargas de trabajo real que puede destinar a planificar clases y a ejercer ese rol de liderazgo. 

  2. El contar con sistemas de registro de fácil acceso y uso para el establecimiento y para las familias, que permita entregar alertas tempranas sobre indicadores de asistencia y/o rendimientos, y que a partir de esas alertas se generen estrategias de contacto, comunicación y vínculo con las familias. 

  3. Revisar estrategias metodológicas que se utilizan en las diferentes asignaturas, para favorecer la autenticidad de las actividades y de las evaluaciones.

  4. Fortalecer las actividades que ofrece el colegio a las familias, de manera que sean atingentes a lo que ellas necesitan. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.