Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

May 2022 - Edición 262

Las humanidades, ¿para qué?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

3 claves para involucrar a los apoderados en la asistencia de los alumnos

Si bien, en el caso de estudiantes de enseñanza media, la asistencia a clases y el involucramiento con la escuela son una responsabilidad mayormente del propio alumno, como explica Soledad Montes, subdirectora de Educación Media, del colegio San Joaquín de Renca -que es parte de la Red Irarrázaval-, existe un trabajo con los apoderados desde el primer día, desde el ingreso al colegio. Aquí nos cuenta cómo.

Por: Paula Elizalde
3 claves para involucrar a los apoderados en la asistencia de los alumnos

1. Las reglas claras desde el principio: 

“Desde que entran, les decimos a los apoderados que somos un colegio muy exigente y que necesitamos tenerlos de nuestro lado para que funcione”, señala Soledad Montes, subdirectora de Educación Media, del colegio San Joaquín de Renca de la Fundación Astoreca, y agrega: “Es el discurso compartido desde la primera profesora que tienen en preescolar, hasta cuarto medio. Así entran en esta cultura de que es necesario que vengan, donde ya en las mañanas estamos ahí diciéndoles: ‘Tienen que llegar a la hora o van a perder un minuto de clases’ ”. 

Soledad añade: “Con los apoderados, hay una cultura de que es muy necesario que estén aquí. Siempre les estamos recalcando que la asistencia es muy necesaria”.

Soledad Montes, subdirectora de Educación Media, del colegio San Joaquín de Renca

2. Acciones específicas: programa “Yo vengo”: 

En el colegio San Joaquín de Renca implementan el programa “Yo vengo”, el cual puede verse en detalle en el link https://www.astoreca.cl/yo-vengo/. “Es un programa para incentivar la asistencia, que tiene instancias con apoderados, alumnos, con los profesores también. Basado en datos, visibiliza esa información, muestra por qué es importante asistir para poder aprender”, explica Soledad. 

Por ejemplo, entre el material que se entrega a través de este programa, existe información para los apoderados sobre los beneficios de la asistencia a clases, y también sobre el riesgo del ausentismo. Como enfatiza Soledad, tanto a alumnos como a apoderados se les hace ver la importancia de asistir a clases: “Yo vengo, y me preocupo de mi educación, muy de relacionarlo a la responsabilidad de tomar las decisiones correctas para llegar a mis metas. Yo estoy viniendo y tomo la decisión correcta que me va a acercar a lograr mis propósitos y lo que yo quiero lograr”.

3. Generación de vínculos: 

Soledad cuenta que, para los alumnos de media, el vínculo con el profesor es clave: “Saben que están respondiéndole a alguien que lo ha dado todo por estar aquí. Está esa relación ya establecida y responden a eso, los alumnos”, y cuenta que cuando un alumno no está bien y comienza a faltar, el profesor se da cuenta y avisa a la coordinadora; así, hasta finalmente llegar a los apoderados e, incluso, como ocurrió en la pandemia, ir a sus casas a ver qué está pasando.

Específicamente, en cuanto al vínculo con los apoderados, el mismo programa “Yo vengo” tiene una instancia especial de generación de vínculos: “Visitas a salas para apoderados”, para que ellos vean el funcionamiento, conozcan cómo se trabaja en el colegio, y así puedan sentirse aún más involucrados. Según cuenta Soledad, en los ciclos menores el trabajo de asistencia es constante con los apoderados, ellos son claves para que los menores no falten. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.