Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2021 - Edición 256

Gestionar una sana convivencia escolar, más que necesario

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

La creación del “Área de cultura escolar”, una estrategia que da sus frutos

En nuestra búsqueda por establecimientos que estuviesen implementando acciones concretas para trabajar la sana convivencia escolar, nos encontramos con el colegio Ayelén, donde, según nos confidenció su director, Víctor Arroz, “buscamos transformar a nuestros y nuestras estudiantes en arquitectos de su propio futuro”.

Por: Marcela Paz Muñoz I.
La creación del “Área de cultura escolar”, una estrategia que da sus frutos

El director del colegio Ayelén, ubicado en Rancagua y que pertenece a la Red de colegios de la Fundación Irarrázaval, explica que para formar alumnos integrales “es necesario que ellos y ellas, desarrollen, en igualdad de relevancia, tanto el ámbito académico curricular, como nuestras habilidades socioemocionales de autocontrol, inteligencia social, tenacidad, CreSed (sed de ser más) y mentalidad de crecimiento”.

El desarrollo de estas habilidades es clave, nos señala el director, “ya que tanto en la literatura como en nuestra experiencia desarrollándolas, hemos notado que estas son precursoras, tanto del aprendizaje como de una mejor convivencia escolar dentro y fuera de la sala de clases”.

—¿De qué se trata el proyecto de “área de cultura escolar” que reemplaza a la inspectoría general?

—Desde el inicio de Colegio Ayelén (2015), creamos el área de cultura estudiantes en reemplazo de la inspectoría general. Desde el comienzo tuvimos claro que no habría inspectores. Esta decisión se basó en que buscamos que el equipo de ‘Cultura Estudiantes’ genere un vínculo con nuestros estudiantes, que este vínculo les permita entender las razones y motivos de las acciones de estos (positivas y no positivas) y trabajar sobre ellas. Esto ya que entendemos que nuestras y nuestros estudiantes necesitan contención y que cuando se ‘portan mal’, se salen de la tarea encomendada, o muestran dificultades para relacionarse, etc., siempre hay una razón más de fondo.

En concreto, nos cuenta el director, si un estudiante le falta el respeto a un profesor, por ejemplo, es derivado a ‘Cultura Estudiantes’, donde tendrá una conversación con un miembro del equipo, se llamará a su apoderado (socio educativo), y tendrá una consecuencia que incluye las disculpas al profesor. “El equipo de ‘Cultura Estudiantes’ también es el que aplica las sanciones establecidas en el reglamento de convivencia, siempre acompañado de reflexión para impulsar el cambio. La sanción por sí sola no basta; se requiere de reflexión y apoyo para cambiar”.

—¿Cómo han sido los resultados obtenidos?

—Cada año el funcionamiento de este sistema es mejor. Hemos aprendido que sí funciona, que nuestros estudiantes cambian sus acciones en la medida en que se dan cuenta de que nos importan y que todo lo que hacemos, como conversaciones, consecuencias (positivas y negativas) y sanciones, es para que ellos puedan ser mejores y se transformen en arquitectos de su propio futuro.

La pandemia, sin duda, ha sido compleja para todos, y en un principio no sabíamos muy bien cómo abordar este tema, pero en mayo de 2020 tomamos la decisión de dividir a nuestro equipo en profesores instruccionales, quienes continuaron enseñando Lenguaje, Matemáticas, Ciencias e Historia, y profesores socioemocionales, quienes se focalizaron de lleno en contener a nuestros estudiantes y familias. Este último equipo llamaba semanalmente a cada estudiante y socio educativo para saber de ellos, en algunas ocasiones las conversaciones derivaban en preocupaciones habituales, como, por ejemplo, si el estudiante estaba o no aprendiendo, pero en otras ocasiones este llamado permitía ser un catalizador y desahogo para los difíciles momentos que vivió nuestra comunidad.

“Este 2021 incrementamos el número de horas de clases, sumando a todas las asignaturas, e instalamos un sistema híbrido de clases que nos ha permitido abrir cada vez que hemos podido, y si bien la asistencia de nuestros estudiantes es voluntaria, hemos puesto un foco en aquellas familias y estudiantes que presentan mayores desafíos logísticos”.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.