Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2021 - Edición 255

La tecnología, ¿Cambió la forma de enseñar o no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Herramientas digitales para fomentar la participación de los alumnos a distancia

Creada por la Fundación REimagina con el apoyo de Harvard, la plataforma AprendoEnCasa.org entrega material y prácticas efectivas para la comunidad escolar. Se trata de un soporte significativo a la comunidad escolar que va en la línea de dar un salto importante en el uso e implementación de la tecnología en el aula, nos contó Ana María Raad, directora de la plataforma.

Por: Marcela Paz Muñoz I.
Herramientas digitales para fomentar la participación de los alumnos a distancia

Herramientas como AprendoEnCasa.org se han transformado en acciones concretas que permiten a los docentes trabajar con la tecnología en el aula. “La pandemia nos forzó a plantearnos preguntas de fondo como, por ejemplo, cómo mantener la participación de los estudiantes a distancia y ahí la tecnología nos ofrece herramientas concretas; de la misma forma nos exigió considerar nuevas dimensiones de la evaluación o la gestión de los contenidos prioritarios y una vez más la tecnología nos ofrece respuestas concretas. Tenemos una oportunidad única de reimaginarnos y replantearnos nuevas respuestas y soluciones que van en la línea no sólo de acortar brechas de aprendizajes, sino principalmente de cambiar un paradigma educativo que ha quedado obsoleto, y ahí la tecnología sin duda nos ofrece una real oportunidad de cambio”.

Explica también la directora de Fundación Reimagina que, “si bien la tecnología estaba disponible, teníamos barreras culturales muy difíciles de traspasar, como el ‘no se puede’, o ‘esto no es para mí’ o ‘es muy difícil y lejano’. Factores que responden a condiciones generacionales, pero también a una forma como hemos venido entendiendo el aprendizaje y la formación de los docentes”.

—Sin embargo, a lo que la pandemia nos forzó es justamente a buscar soluciones rápidas, que nos permitan dar un salto importante y entonces culturalmente empezamos a adoptarla. La diferencia es que la necesidad guio la búsqueda de soluciones y no al revés. Quizás es solo un primer escalón el que hemos subido, pero simbólica y culturalmente ha sido muy importante. 

—¿Cómo se visualiza la escuela del futuro?

—Las escuelas y los sistemas educativos pospandemia no deben ni pueden volver a ser lo mismo que eran anteriormente. Esto no solo por los cambios –forzados o no– que hemos vivido, sino porque el ritmo que veníamos teniendo simplemente acentuó las diferencias y las inequidades. Si no cambiamos radicalmente esto, estaremos dejando fuera del siglo XXI a nuestros niños. 

Para adelante tenemos una oportunidad privilegiada de REimaginar escuelas centradas realmente en los aprendizajes de los niños, niñas y jóvenes; es decir, conectadas con el mundo y la cotidianeidad, con capacidad de adaptarse a los distintos ritmos –y dejar de ser tan estandarizadas–, que incluyan modelos de evaluación mucho más centrados en el crecimiento integral y el aprendizaje de los estudiantes, donde las habilidades como el colaborar, crear, pensar críticamente, son claves. Una educación que favorece y reconoce las emociones como la base para lograr aprendizajes profundos y que entiende que el aprendizaje se da en la escuela, pero también fuera, con docentes, pero también con las familias. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.