Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2021 - Edición 255

La tecnología, ¿Cambió la forma de enseñar o no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Virginia Martínez, profesora y psicopedagoga: Enseñando en Instagram, ¿por qué no?

Más de 37 mil seguidores en Instagram tiene @vm_educacion, quien diariamente sube contenido escolar, resúmenes, tips ortográficos, entre otros. La creadora y artífice de esta cuenta y de todo su contenido es Virginia Martínez, profesora y psicopedagoga quien, en esta entrevista, cuenta su historia como profesora y cómo la pandemia ha cambiado su forma de enseñar.

Por: Paula Elizalde
Virginia Martínez, profesora y psicopedagoga: Enseñando en Instagram, ¿por qué no?

Estudió Pedagogía Básica e hizo clases durante varios años, después realizó un postítulo en Psicopedagogía y luego un magíster en Psicopedagogía. A Virginia Martínez nadie la para. Hoy además de apoyar psicopedagógicamente a muchos estudiantes, publica contenido pedagógico en Instagram y Facebook, tiene además su propia página web donde publica apoyo y donde también se puede acceder al Método Ortográfico creado por ella. Hoy responde las preguntas en este Lado B. 

—¿Cómo ha sido tu experiencia como profesora, hoy haces clases en colegios?

—Actualmente no, aunque me fascina hacer clases en aula. Tengo los mejores recuerdos de cuando trabajaba de profesora de Historia en un colegio en Curimón; trataba de planificar cada clase lo más entretenida posible. Con decirte que varias veces llegué disfrazada de Cristóbal Colón, Arturo Prat, hacía que los niños actuaran cada hecho o anécdota histórica. Por ejemplo, un día los hice llevar botas y cargando sus mochilas se convirtieron en unos verdaderos “expedicionarios descubriendo Chile”. Otra vez, actuando el Desastre de Rancagua (donde literalmente estaba un desastre la sala, luchando los españoles contra los chilenos, niños atrincherados con los escritorios) envié “por refuerzos a Santiago” y salió de la sala un grupo de niños “rumbo a Santiago”, montados en caballitos de palo que les había sacado a mis hijos. ¡Qué manera de pasarlo bien, y lo mejor de todo es que nunca más olvidaron el famoso Desastre de Rancagua! Pero justamente cuando trabajaba en los colegios, me di cuenta de que lo que más me gustaba era poder ayudar a esos niños a quienes les costaba, que tenían dificultades de aprendizaje, y por eso decidí estudiar psicopedagogía.

—Y ¿cuándo comenzaste a estar activamente en las redes sociales? ¿Qué te animó a hacerlo? 

—Empecé hace un par de años en Facebook, pero casi ni publicaba. Pero después comencé a ver que mis hijos usaban Instagram. Claro que ellos encontraban que no era para publicar mis cosas; “Mamá, esto es para tiendas de ropa, cosas así” me decían. Pero igual me animé y publiqué unos productos educativos que había hecho, entre ellos, la colección de libros del método ortográfico visual Mira y Escribe, una metodología que yo desarrollé. 

El verdadero “profesor chileno” es el que realmente se la juega por cada uno de sus alumnos, independiente del contexto en que le toca ejercer su profesión. Y hay muchísimos a los cuales realmente admiro. Pero, lamentablemente, hay un grupo de personas que no tienen vocación y están haciendo un gran daño en la educación de los niños.

Luego seguí con posts de mis famosos resúmenes de contenidos escolares que han tenido un gran éxito. Y trato de publicar en mis historias los desafíos ortográficos que mucha gente espera día a día para “pinchar” en la alternativa que creen correcta. Y a inicios de julio comencé con otro formato de desafío ortográfico, donde hay que corregir una frase con errores de ortografía literal, acentual o puntual. Y dado que rápidamente he logrado tener muchos seguidores, me he animado a seguir publicando cosas relacionadas con educación.

—¿Primera vez que te animas a usar otro tipo de plataforma para enseñar? 

—Sí, en realidad yo siempre había atendido a mis alumnos en una oficina o en clases presenciales en sus casas. Y el año pasado tomamos la decisión familiar de volver a vivir en el campo; por lo tanto, tuve que comenzar sí o sí a usar Zoom para continuar con mis alumnos de Santiago.

—¿Cómo ha sido la experiencia de profesora en la red social? ¿Y cómo ha sido esta experiencia en pandemia y en tiempos de educación a distancia? 

—Me encanta aportar en educación, aunque sea con un granito de arena. Y al publicar en redes sociales, de alguna manera siento que estoy enseñando. Y en relación a mis clases a distancia debido a la pandemia, nunca pensé que podrían llegar a ser tan efectivas. Como son clases en general, uno a uno, el alumno se concentra mucho y he podido seguir haciendo consultas psicopedagógicas. Eso sí, tuve que crear varios PowerPoint para trabajar con los niños. Por ejemplo, tengo chiquititos que están aprendiendo a leer e hice unos PowerPoint que contienen material para imprimir, para leer directamente, y propongo varias actividades de juegos y manualidades para que los padres realicen con sus hijos para reforzar el contenido visto en la sesión de clase. Es decir, busco que no solo sea un material digital y que el niño no pase “enchufado” todo el día para aprender a leer. De hecho, tienen que confeccionar unos animalitos en goma eva que representan cada letra del abecedario, de acuerdo al sonido inicial.

Además, descubrí que se pueden hacer diversos talleres tanto para padres como para profesores y han tenido gran aceptación. El 2019 andaba en búsqueda de un lugar para dar estos talleres grupales, pero realmente resultan mucho mejor online ya que se abaratan costos de arriendo, las personas no tienen que trasladarse de un lugar a otro y qué mejor que estar en la comodidad de su hogar.

Y los talleres de técnicas de estudio que siempre he realizado a alumnos, han resultado muy buenos y efectivos. Y eso también es un gran alivio para los padres ya que no tienen que llevar al hijo hasta la consulta.

—¿Cómo es la recepción de tus seguidores?

—Muy buena. Hay muchísimos seguidores que están esperando que publique el desafío ortográfico diario para marcar la alternativa que creen correcta. Y, por otra parte, muchos agradecen infinitamente que publique los resúmenes de contenidos escolares porque les ayuda para organizar sus clases, para estudiar de manera más didáctica o, simplemente, para aprender o repasar contenidos.

—¿Quiénes te siguen?

—Me sigue una gran variedad de personas; escolares que necesitan los resúmenes y profesionales vinculados al mundo de la educación, especialmente profesores. También muchos padres que me piden asesoría para sus hijos y adultos a quienes les interesa la ortografía. Y no solo chilenos, hay extranjeros, la gran mayoría latinoamericanos, especialmente mexicanos.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.