Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jul 2021 - Edición 253

Lecciones del mundo TP en pandemia

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Así lo hice en pandemia

La pandemia del covid-19 ha generado una enorme crisis sanitaria, económica y social, afectando a todo el país, “pero ello nos ha generado un enorme desafío y nos ha obligado a adaptarnos en nuestro diario vivir, superando las dificultades”, nos cuenta César Gavilán, director ejecutivo de Fundación Educacional Collahuasi desde Iquique, en la Región de Tarapacá.

Por: Marcela Muñoz I.
Así lo hice en pandemia

—¿Cómo ha sido la adaptación del mundo TP a la pandemia?

—La Fundación Educacional Collahuasi hoy administra dos liceos Bicentenario, con el apoyo de sus respectivas municipalidades, como el Liceo Bicentenario Minero Juan Pablo II de Alto Hospicio y el Liceo Bicentenario Padre Alberto Hurtado Cruchaga de Pica, donde contamos con excelentes equipos docentes, empresas y otros colaboradores que han aportado ideas, plataformas y tecnología para contribuir en el proceso formativo de un gran número de estudiantes. Es así como, en la actualidad, estos jóvenes cuentan con espacios adecuados para estudiar y llevar a cabo de forma exitosa su formación, no viendo frustrado el sueño de educarse y proyectar una mejor calidad de vida personal y familiar.

Desde el inicio de la pandemia nos enfocamos en velar por la continuidad educativa, hemos entregado equipos y chips con internet para acercar la tecnología a los estudiantes, hemos impartido la modalidad de salas híbridas con clases online y que, además, permiten la conexión en tiempo real entre profesionales de Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi y las aulas de la especialidad de Explotación Minera en Alto Hospicio y Mecánica Industrial con mención en Mantenimiento Electromecánico.

—¿De qué manera se han organizado para apoyar a las familias?

—Sin duda, hemos puesto nuestro esfuerzo en acompañar a las familias, niños y jóvenes, no sólo estudiantes técnicos profesionales. En este sentido, como Fundación Educacional Collahuasi, priorizamos las necesidades educacionales y de integración social de los niños, niñas y jóvenes; por ejemplo, con la apertura de la Escuela Jacarandá en Pica, buscando siempre instalar buenas prácticas educacionales, especialmente en el área técnico-profesional, con perspectiva de desarrollo integral de los estudiantes.

—¿Qué ha ocurrido con las prácticas?

—Hemos desarrollado un nuevo concepto de “Práctica Extendida”, ya que producto de la pandemia el proceso de práctica y formación de los jóvenes se ha visto interrumpido, por lo cual Collahuasi y sus empresas proveedoras están trabajando para robustecer y mantener altos estándares en la formación práctica de sus especialidades, logrando trabajar con un panel de expertos que se encargará de reclutar a los jóvenes. Por ejemplo, los estudiantes de la comuna de Pica cuentan con una alternativa real para incorporarlos al mundo laboral mediante la realización de prácticas profesionales en las diez empresas miembros del Consejo Asesor Empresarial, lideradas por Collahuasi e integrado por las empresas proveedoras Todo Acero, Neptuno Pumps, Vulco, FLSmidth, Siemens, MDP Andamios, Imperial, Makimet y Bruening Industrial.

—¿Qué habilidades socioemocionales destacarías en los estudiantes?

—Cada uno de nuestros liceos cuenta con el apoyo directo de las Vicepresidencias de Procesos y Mina, donde los jóvenes tienen una formación directa al mundo minero, rescatando conceptos importantes con un perfil humano donde el respeto, la seguridad y el compañerismo están insertos en su formación. Sin duda, el Ciclo de Gestión de Riesgo de Collahuasi forja el perfil del alumno, logrando así un mismo idioma en seguridad.

De esta forma, los estudiantes llegan preparados al momento de su práctica o inicio al mundo laboral, pues poseen las herramientas y conceptos necesarios para mantener los altos estándares de seguridad, evitando accidentabilidad en las faenas, tanto en cordillera como en puerto.

—¿Qué desafíos crees que tienen?

—Los liceos asumen un rol estratégico, ya que las y los jóvenes que cursan las distintas especialidades que allí se imparten tienen la esperanza de que lo aprendido en aulas y talleres les permitirá insertarse exitosamente en el mundo laboral y, en la mayoría de los casos, ser un agente de cambio para sus familias, permitiendo un crecimiento y mejora socioeconómica en la realidad de sus hogares. Por ello, cada región debiese contar con técnicos que le permitan abordar los desafíos de su propio territorio, permitiendo así una activa participación en mercados, dando valor agregado a la mano de obra local, altamente competitiva y dinámica. 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.