Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jul 2021 - Edición 253

Lecciones del mundo TP en pandemia

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Lectura y empatía ¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando leemos?

Comprender las emociones y los estados anímicos y mentales de los demás es una habilidad crucial que nos permite relacionarnos con otros. Esta capacidad, exclusiva de los seres humanos, se conoce como Teoría de la Mente y desde 2006 en adelante, una serie de investigaciones han comprobado que leer libros de ficción mejora nuestra competencia para comprender y compartir los sentimientos de los demás.

Por: Ximena Greene
Lectura y empatía ¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando leemos?

Al igual que en la vida real, los mundos de la ficción literaria están repletos de personajes, algunos simples y otros más complejos, y de situaciones muy cercanas a las que vivimos a diario que se resuelven (o no) antes de llegar al final del libro.

De acuerdo a los expertos, esta condición de los libros presenta una oportunidad única de experimentar las vivencias de otros sin enfrentar las consecuencias potencialmente amenazantes al hacerlo. La lectura nos permite practicar el ver la perspectiva desde otra persona, lo que se relaciona directamente con la empatía y el sentimiento de identificación con algo o alguien.

Para Keith Oatley, novelista, profesor emérito de Psicología cognitiva en la Universidad de Toronto y pionero en las investigaciones relacionadas a la lectura y la empatía, la ficción literaria es esencialmente una exploración de la experiencia humana. “Tiene la capacidad de transportarte a la mente de otro personaje, permitiéndote ver y sentir lo que hacen, lo que puede exponernos a circunstancias de la vida que son muy diferentes a las nuestras”, señala el académico en sus conferencias.

En 2006, Oatley y sus colegas publicaron un estudio que estableció una fuerte conexión entre la lectura de ficción y un mejor desempeño en pruebas de empatía y desarrollo social. Probaron a los participantes sobre su capacidad para reconocer los nombres de los autores, lo que les ayudó a medir cuánta ficción leían, y luego realizar lo que se conoce como Test de Cambridge o “la lectura de la mente a través de los ojos”, una prueba que evalúa a las personas sobre su capacidad para detectar y comprender las señales visuales de los pensamientos y emociones de otras personas.

En esta prueba, los participantes relacionaron palabras de emociones con fotos de los ojos de las personas, lo cual permitió que el equipo descubriera que cuantos más nombres de autores de ficción conocían los participantes, y más ficción supuestamente leían, mayor era su capacidad de descifrar los sentimientos que transmitían las miradas. 

A lo largo de los años algunos estudios también han demostrado que la literatura influye en la forma en que nos relacionamos con las personas más que otro tipo de libros. Por ejemplo, los investigadores de un artículo de 2013 publicado en la revista especializada Science, descubrieron que las personas que más leían ficción desarrollaban de mejor manera la Teoría de la Mente, un concepto que se relaciona con la empatía, y se refiere a nuestra capacidad para comprender que otras personas tienen creencias y deseos, y que pueden ser diferentes a los nuestros.

Mejor con libros

“Mejor con libros”, o “Better with books”, es el nombre de la última publicación de la escritora estadounidense Melissa Hart. Es una guía que incluye 500 recomendaciones de ficción contemporánea para preadolescentes y adolescentes con el objetivo de inspirar una mayor empatía por ellos mismos, sus compañeros y el mundo que los rodea.

“Los niños necesitan historias para escapar, y también para obtener información sobre cómo navegar en un mundo que es cada vez más complicado, acelerado y lleno de preguntas”, señala Melissa Hart en su libro.

Cada capítulo explora un tema particular que afecta a los preadolescentes y adolescentes en la actualidad e incluye una lista de libros relacionados recomendados, todos publicados durante la última década. Además, las recomendaciones están agrupadas por edades para así ayudar a los padres que tienen hijos en distintas etapas.

“Cada vez más jóvenes son diagnosticados con ansiedad y depresión, o luchan en silencio con otros problemas que pueden aislarlos de familiares y amigos, como el acoso escolar, problemas de aprendizaje, racismo u homofobia”, señala la autora. Frente a esto, Hart cree que los personajes de los libros pueden ayudarlos a sentirse menos solos.

“Creo firmemente que los padres y otros adultos necesitan que exista y se desarrolle la literatura para adolescentes y preadolescentes. Gran parte de ella está extraordinariamente bien escrita y muchas novelas brindan a los lectores, independientemente de la edad, un sentido vívido de las preocupaciones de los jóvenes de hoy”, advierte.

4 beneficios de leer ficción

Tanto padres como profesores conocemos los múltiples beneficios que tienen la lectura y las humanidades en el desarrollo de los niños y jóvenes. Además de ser un pasatiempo tranquilo y reflexivo, leer ficción ofrece a los niños otras herramientas importantes para su desarrollo. 

  1. Ayuda a la creatividad: La creatividad es una habilidad, que al igual que otras debemos cultivar, desarrollar y practicar continuamente si queremos preservarla. Hay muchas formas en que los padres podemos ayudar a fomentar la creatividad de los hijos, y animarlos a leer ficción es una excelente manera. Al presentarles nuevas ideas, conflictos o problemas, y otras formas de pensar y ver sobre el mundo, estamos impulsando su creatividad.

  2. Toda lectura desarrolla vocabulario: Ya sea ficción o no ficción, un buen libro desarrolla el vocabulario. A medida que los niños y jóvenes leen, ven las palabras en contexto y, con el tiempo, internalizan completamente su significado. Esta es una forma divertida de adquirir conocimientos esenciales. Las palabras son la base de nuestra comunicación y tener un vocabulario sólido hace que sea más fácil, profunda y significativa.

  3. Ayuda a nuestros hijos a aprender a sociabilizar: Así como los personajes de las historias viven vidas cotidianas, cómo estas se desenvuelven les puede enseñar a los jóvenes lectores cómo reaccionar ante situaciones y desafíos. Ver los errores que cometen los personajes en las historias puede ayudar a los adolescentes a ganar experiencia para usar en sus propias vidas y les puede mostrar cómo funcionan las sociedades y la comunidad.

  4. Ayuda a los niños a aprender a concentrarse: La concentración es un músculo que necesita práctica. Cuantos más libros lean los niños y jóvenes, mejor se volverán en desconectarse de las distracciones, una habilidad que usarán por el resto de sus vidas.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.