Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2021 - Edición 250

Innovar, ¿Por qué no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Listos para trabajar este 2021

Escogimos dos establecimientos educacionales que durante el 2020 trabajaron a full para conseguir los resultados esperados con sus alumnos y la comunidad educativa. Conversamos con Alejandro Roa (AR), director del Liceo Padre Nicolás de Vilcún, y con Víctor Arroz (VA), director del colegio Ayelén.

Por: Marcela Paz Muñoz I.
Listos para trabajar este 2021

En medio de la pandemia y justo antes de que terminaran su año 2020, conversamos con estos dos directores, ambos de establecimientos que pertenecen a la Red educativa de Fundación Irarrázaval. Para ambos, los desafíos fueron grandes, “como lograr conectar a todos los alumnos y buscar la manera de enfrentar los desafíos socioemocionales que la pandemia significó para alumnos y docentes”.

—¿Cómo trabajaron el 2020, de qué manera lograron adaptar los aprendizajes, para hacerlos en forma virtual?

—(AR) Lo primero que tuvimos que realizar fue aplicar una encuesta a los estudiantes para conocer las condiciones de conectividad y equipamiento que tenían en sus hogares, para poder trabajar a distancia. A partir de ello fue necesario adaptar más de una estrategia para llegar a los estudiantes, especialmente con los que venían a primero medio pues eran estudiantes que no alcanzamos a conocer. En esta primera fase del plan se habilitaron los correos institucionales, con el propósito de hacerles llegar material de aprendizaje, para que pudieran trabajar con carpeta compartida en drive. También fue de bastante utilidad la creación de grupos de WhatsApp a nivel de curso, administrados por el profesor jefe para mantener una comunicación adecuada. Por otra parte, también debimos entregar material impreso en el liceo y organizar salidas a terreno hacia diferentes comunidades rurales que presentaban serias dificultades de acceso y que estaban generando un alto riesgo de deserción escolar. En esa línea trabajó un equipo de profesores y asistentes de educación realizando tutorías presenciales.
Asimismo, el equipo directivo determinó facilitar computadores de los laboratorios, tarjetas telefónicas, tabletas, para entregar los implementos tecnológicos que ayudarán a los jóvenes para participar de manera activa y autónoma en su aprendizaje. Entre los recursos que también pudimos disponer fue reorientar la programación de la Radio Pewen 88.9 con señal FM que posee el establecimiento para llegar hasta el hogar de nuestros estudiantes y la comunidad en general.

“En el ámbito socioemocional, se conformó un equipo de trabajo que diseñó algunas estrategias para atender esta necesidad de bienestar y también se contó con la asesoría y un curso en manejo del autocuidado de las emociones, que nos dio espacio para conocer ciertas estrategias que pueden ayudar a manejar de mejor manera los escenarios demandantes y de incertidumbre que impactan negativamente en las comunidades escolares”. Alejandro Roa, Director Liceo Padre Nicolás de Vilcún

—(VA) Nuestros docentes instruccionales levantaron rápidamente, con el apoyo de los coordinadores y directores de ciclo, la plataforma de Google Meet. Con ella comenzamos a interactuar con nuestra comunidad educativa por medio de clases y actividades grabadas quincenalmente. Esa plataforma permitió que nuestros estudiantes observaran las clases y enviaran tareas y productos pedagógicos que los mantuvieron aprendiendo. Entretanto, avanzábamos en apoyar a nuestros estudiantes con equipos y conexión a internet para así iniciar clases sincrónicas, las cuales quedaban guardadas en Google Meet para que aquellos estudiantes con mayores dificultades de conexión pudieran revisarlas en cualquier momento. Esa focalización en algunas asignaturas permitió a nuestros estudiantes con miras a este 2021, mantener un ritmo de clases y de trabajo.

—¿Cuáles fueron los aprendizajes del año 2020?

—(AR) Si bien es cierto que el escenario del 2020 no fue fácil de abordar, pues implicó enormes desafíos en materia de incorporación y adaptación al trabajo con tecnologías para poder mantener un proceso educativo a distancia, también nos propició un ambiente para estimular la creatividad, para buscar nuevas herramientas digitales y motivar con ello la participación de los estudiantes, ya sea mediante la resolución de proyectos, la utilización de la radio como medio para dar cuenta de lo aprendido, concursos, utilización de redes sociales, plataforma de apoyo en el caso de la especialidad de Mecánica Automotriz que trabajó Electude, que nos brindó el soporte adecuado para simular procesos que son revisados en talleres prácticos. Al realizar este balance, concluimos que fue un año de aprendizaje en todos los ámbitos y donde hubo que hacerse cargo de lo emocional para mantener expectativas altas y también dar la contención necesaria.

En cuanto a cómo nos adaptamos a la priorización de contenidos, nos focalizamos en los aprendizajes imprescindibles para seguir avanzando y desarrollando para ello un trabajo interdisciplinario entre algunas asignaturas del plan de estudio, que permitió a los estudiantes poder avanzar en él, quedando solamente excluido el trabajo con talleres de libre disposición.

—(VA) El 2020 nos dejó claro que menos es más, y que si queremos que nuestros estudiantes realmente aprendan, incluso sin tenerlos en la sala de clases de manera presencial, nuestras sesiones deben focalizarse en contenidos clave y un mayor tiempo de ejercitación y respuestas a las dudas de los estudiantes.

—¿Cómo abordarán este año que recién se inicia?

—(AR) El trabajo se ha planificado para el año 2021 considerando ambos escenarios, la presencialidad de estudiantes y el soporte de clases a distancia. Para ello estamos evaluando la incorporación de una plataforma que nos brinde el servicio de aulas virtuales, para mantener el trabajo a distancia con los estudiantes, pero que también nos otorgue la posibilidad de interactuar de manera más eficiente con ellos, considerando la importancia de recibir una retroalimentación del proceso por parte del estudiante. Esto también nos demanda incorporar procesos de capacitación para nivelar las competencias que requieren los docentes para desempeñarse en un sistema híbrido.

“Durante el 2021 enfrentaremos varios desafíos, pero creo que la decisión más importante fue que nuestro equipo docente trabajará en dos unidades; una instruccional, y una socioemocional. Estos últimos estuvieron monitorizando socioemocionalmente a nuestras familias. Esta focalización de los equipos permitió a nuestros estudiantes y apoderados, sentirse apoyados por nuestro colegio”. Víctor Arroz, Director Colegio Ayelén

—(VA) Lo estamos planificando a dos niveles. A nivel de las sesiones de clases, las hemos diseñado de manera híbrida, que seguramente será el sistema durante gran parte del 2021. Para esto hemos invertido en sistemas de cámara y sonido para las salas de clases y capacitación para los docentes. En este mismo sentido, mantendremos la plataforma de Google Meet, la cual nos sirve como un repositorio de información para evaluaciones, clases grabadas y trabajos de los estudiantes.

En cuanto a la gestión escolar, mantendremos las encuestas en línea de Radar escolar para identificar el bienestar socioemocional de nuestra comunidad. Así como las evaluaciones online de Aptus para identificar el aprendizaje de nuestros estudiantes. De la misma forma, tendremos videoconferencias periódicas con nuestros apoderados, de modo de mantenernos comunicados con nuestra comunidad.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.