Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jul 2021 - Edición 253

Lecciones del mundo TP en pandemia

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

La radio al servicio de la educación

Llegar a todos los estudiantes de manera remota, incluso a los que no tienen conexión a internet, fue la principal ventaja que entregó la radio estos meses en que las clases dejaron de ser cara a cara, y en que los colegios debieron jugársela por las más variadas estrategias para entregar contenidos a todos los alumnos. Tres establecimientos de la RED de colegios de la Fundación Irarrázaval utilizaron la radio, de distintas maneras, aprovechado la amplitud, versatilidad y buena acogida que tiene este medio para llevar más allá la educación escolar.

Por: Paula Elizalde
La radio al servicio de la educación

De improviso y sin aviso llegó la pandemia, y de igual forma las clases se debieron suspender en todos los colegios del país. Fue entonces cuando profesores, docentes, alumnos y sus apoderados comenzaron a buscar maneras de no perder el año escolar, de poder estar presentes con las familias, de mantener el contacto con los alumnos… de rescatar el 2020 del coronavirus.

Las clases online fueron la primera solución. Sin duda, una buena alternativa, pero a la cual, lamentablemente, no todos podían acceder. Ante esa situación fue que nació la idea de explorar y explotar las radios como canal de educación. Fundación Irarrázaval ha sido un apoyo fundamental en la posibilidad de conseguir los equipamientos necesarios para materializar estos proyectos en varios de los colegios de la RED, como estos tres que contamos a continuación.

El estudio radial del establecimiento Misión de San Juan.

Acceso para todos

“No todas las familias contaban con conexión, y tampoco se tenían los equipos suficientes. Por eso pensamos que la radio era el medio de más fácil acceso y decidimos lanzarnos con una señal”, cuenta Josefa Reyes, periodista del colegio Marcelino Champagnat, ubicado en La Pintana, perteneciente a la RED de establecimientos de la Fundación Irarrázaval. En ese establecimiento decidieron abrir una radio en el colegio para transmitir las materias.

Las clases, que cada profesor enviaba en algún formato con audio para transmitir, también se guardaban en un canal de YouTube. Poco a poco comenzaron a formar un trabajo colaborativo, integrando a más personas de la comunidad. “Pasaron los meses y nos dimos cuenta de que YouTube era más fácil para las clases; entonces, adaptamos los programas radiales a formatos en vivo, más flexibles. Lo hacen los profesores, apoderados e incluso los mismos niños”, relata.

“La radio ha sido una herramienta que nos ha permitido llegar a una gran cantidad de estudiantes que se encuentran sin conexión a internet”. Esteban Riveros, director y asesor de contenidos de la radio Arturo Irarrázaval Correa, de la Escuela Industrial Ernesto Bertelsen Temple de Quillota.

A diferencia de otros colegios que tenían alumnos con computadores, en el establecimiento Misión de San Juan, ubicado en la comuna San Juan de la Costa, Región de los Lagos, y también perteneciente a la RED Irarrázaval, las familias no siempre contaban con estos aparatos, cuenta su director, Pablo Andrés Baeza Soto. “Aunque haya computadores, no les llegaba la señal. Y nos dimos cuenta de que lo que sí les llegaba era la radio ‘La Voz de la Costa’. Y así surgió la idea de realizar cápsulas radiales y hacer una alianza con la radio”, explica.

El éxito fue tal que se llevaron una gran sorpresa: “Familias que ya no tenían hijos en los colegios nos decían que les gustaban mucho, y estaban felices de volver a aprender, que les traía muy buenos recuerdos”.

Más allá de las materias

Como un medio que no discrimina, y que permite llegar a lugares de difícil acceso y escasa conectividad, entregando información rápida, oportuna y necesaria para los estudiantes y sus familias, define a la radio el director y el asesor de contenidos de la radio Arturo Irarrázaval Correa, de la Escuela Industrial Ernesto Bertelsen Temple de Quillota, Esteban Riveros, establecimiento que también es parte de la RED Irarrázaval. En este colegio el medio surgió de los docentes del área técnico-profesional a raíz de la pandemia y, como en los otros casos, ha sido una herramienta que ha permitido llegar a una gran cantidad de estudiantes que se encuentran sin conexión a internet.

Riveros cuenta que a través de este canal se transmiten cápsulas educativas en las áreas de lenguaje, matemática y ciencias, y “también sobre las especialidades técnicas que imparte el colegio, sobre orientación y manejo de las emociones en pandemia”. Explica que, además, ha ayudado a masificar información como fechas de vacunación, entrega de alimentos o de insumos, textos, material de estudio y para ayudar a las familias que tienen emprendimientos.

Por su parte, Josefa Reyes desde La Pintana, luego de concluido el 2020, puede decir que crear la radio fue una gran decisión. “Los niños no podían dejar de estudiar y dimos todo para estar con ellos. Quisimos invitarlos a estar seguros, a quedarse en sus casas. Darles apoyo, ese abrazo que no se podía dar de manera presencial, a hacerlos sonreír. Siento que la relación pospandemia va a ser diferente porque revalorizamos el vínculo, lo importante que es encontrarnos, y la radio es parte de eso”.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.