Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2021 - Edición 250

Innovar, ¿Por qué no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Escuelas en acción

Con el fin de promover un cambio de paradigma en educación, hacia un sistema que vincule los aprendizajes con el contexto de los estudiantes y que el conocimiento se construya de forma participativa, nace Escuela en Acción, una organización que a través de capacitación docente y generación de estrategias educativas prepara a los estudiantes para enfrentar un mundo cada vez más incierto. ¿Cómo? Martín Cáceres nos cuenta.

Por: Paula Elizalde
Escuelas en acción

Todo comenzó el año 2016, cuando Carlo Mora, artista visual y quien trabajaba como profesor de Arte, se contactó con Martín Cáceres, estudiante de doctorado en Ciencias de la Computación. Carlo tenía ganas de formalizar los procesos pedagógicos que como profesor llevaba varios años haciendo, y Martín estaba realizando una investigación sobre el desarrollo del pensamiento crítico en las aulas. En las conversaciones notaron que tenían muchos puntos en común y se plantearon el desafío de aunar voluntades para difundir y expandir experiencias pedagógicas distintas a las tradicionales, donde se desarrollaran perspectivas profundas sobre el mundo.

Luego, Martín contactó a Vicente Villalobos, que en ese tiempo trabajaba en el Centro de Desarrollo Docente de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con quien habían trabajado juntos como profesores en el Liceo Politécnico Pitrufquén enseñando robótica y física, y Carlo, a su vez, contactó a David González, quien en ese tiempo trabajaba en la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas como asesor en convivencia escolar. Juntos comenzaron a idear una propuesta con foco en la capacitación a docentes que, más tarde, se formalizaría en Escuela en Acción.

Durante el año 2018 el equipo comenzó a realizar charlas, talleres y capacitaciones a establecimientos educacionales. Hoy ya con personalidad definida, Martín Cáceres, fundador de Escuela en Acción, cuenta:

—¿Qué es Escuela en Acción?

—Escuela en Acción es una organización sin fines de lucro que busca promover un cambio de paradigma en educación, hacia un sistema que vincule los aprendizajes con el contexto de los y las estudiantes y que el conocimiento se construya de forma participativa. Somos un grupo de profesionales de diferentes disciplinas, todos con experiencia de trabajo en aulas.

—En la práctica, ¿cómo funciona?, ¿con qué colegios han trabajado?

—Ofrecemos asesorías y capacitaciones a establecimientos educacionales para incorporar el aprendizaje basado en proyectos. La evidencia indica que para que los cambios perduren en el tiempo, es necesario ir más allá de la capacitación, y tener en consideración el funcionamiento organizacional de la escuela. Por esa razón, si bien hacemos talleres introductorios, lo que buscamos es codiseñar estrategias de implementación en conjunto con los equipos directivos. Basados en este diseño conjunto, realizamos talleres a los docentes donde los equipos planifican proyectos interdisciplinarios.

“Existe amplia evidencia de que aprendemos mejor cuando aquello que queremos aprender nos interesa. Por otro lado, la mejor forma de aprender es poniendo en práctica los conocimientos, habilidades y actitudes que queremos desarrollar”. Martín Cáceres, fundador Escuela en Acción.

Posteriormente, viene una fase de acompañamiento, en la cual apoyamos al equipo directivo para asegurar las condiciones necesarias para que los equipos docentes puedan implementar las estrategias, y retroalimentamos a estos equipos en la ejecución de los proyectos diseñados. De esta forma, buscamos que en los establecimientos educacionales se construyan las capacidades para sostener la innovación en el tiempo.

Hemos trabajado ya en distintos establecimientos educacionales de la Región Metropolitana y la Región del Maule, públicos y privados, y durante el 2020 comenzamos a trabajar con establecimientos educacionales a lo largo de Chile, ya que se masificó la enseñanza a distancia. También hemos trabajado en distintas universidades del país, con docentes y estudiantes universitarios.

Por otro lado, trabajamos en actividades de divulgación sobre las ideas que promovemos. Todo este año (2020) hemos estado generando material en nuestra página y nuestras redes sociales para promover la reflexión pedagógica.

—¿Por qué el aprendizaje basado en proyectos (ABP) es importante hoy?

—El método de aprender mediante proyectos que vinculen los aprendizajes con el contexto de los estudiantes no es algo nuevo. Fue ampliamente popularizado a comienzos del siglo pasado en Norteamérica, cuando diferentes intelectuales recogieron desde Europa distintos modelos de aprendizaje. Hay registros que muestran que desde el siglo XVI las escuelas de arquitectura funcionaban con un método muy similar, vinculando los aprendizajes formales de la disciplina con la acción en el mundo real. Los argumentos planteados en el siglo pasado son muy parecidos a los que se plantean hoy en día. Existe amplia evidencia de que aprendemos mejor cuando aquello que queremos aprender nos interesa. Por otro lado, la mejor forma de aprender es poniendo en práctica los conocimientos, habilidades y actitudes que queremos desarrollar. En el siglo XXI esto cobra mayor relevancia todavía, ya que existe una preocupación creciente por lograr que los sistemas educacionales sean capaces de preparar a los estudiantes para enfrentar un mundo cada vez más incierto, lo que requiere el desarrollo de habilidades complejas y conocimientos profundos.

—¿Cómo lograr evaluarlo a distancia?

—La evaluación es un tema muy importante en la planificación e implementación de ABP. Para que un proyecto sea más que una experiencia anecdótica, debe centrarse en objetivos de aprendizaje muy claros, y para eso es necesario diseñar rigurosamente un sistema de evaluación que permita obtener evidencias que guíen el aprendizaje. Como el ABP se centra en desarrollar conocimientos profundos y habilidades complejas, los instrumentos más tradicionales de evaluación, como las pruebas de alternativas, suelen ser insuficientes. En general, los equipos docentes deben generar un sistema de evaluación que cuente con distintos instrumentos como rúbricas, pautas de cotejo o escalas de apreciación, que permitan captar con detalle el avance de los estudiantes en sus proyectos. Las herramientas digitales son de gran utilidad para retroalimentar a los estudiantes, ya que permiten tener un registro del avance.

—¿Qué esperas para este 2021 en cuanto a educación?

—El año 2020 fue terrible en muchos aspectos. Los docentes se vieron sobrepasados por tener que asumir ellos la responsabilidad de continuar con los aprendizajes de los estudiantes, en un sistema muy desigual y precario en todo sentido. Sin embargo, vimos un despliegue increíble de energía, creatividad y capacidad profesional en las comunidades educativas.

Espero que en el 2021 no se repita el guion del año pasado, que se centró en discutir si volver o no a clases, sino que busquemos la forma de apoyar a las familias y a las comunidades educativas para continuar con los aprendizajes. Ya se vislumbra que la pandemia estará con nosotros por lo menos el primer semestre, por lo cual es importante considerar lo que las comunidades aprendieron. Aun cuando pase la pandemia, todos esos aprendizajes, que tienen que ver con buscar formas de involucrar a los estudiantes con el aprendizaje, priorizar y contextualizar el currículum, incorporar a las familias en el proceso de aprendizaje, trabajar en equipos docentes, enfatizar el desarrollo de habilidades socioemocionales, deberían ser incorporados en nuestro sistema escolar.

—Por último, ¿cómo ves la escuela del futuro?

—El trabajo de Escuela en Acción se basa en imaginar una escuela que no sea una reproducción del mundo exterior, sino más bien un modelo de cómo nos gustaría que fuese la sociedad. En ese sentido, imagino escuelas donde los estudiantes sean felices aprendiendo y creando el mundo donde quieren vivir y a los docentes como guías y acompañantes de esa travesía.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.