Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jul 2021 - Edición 253

Lecciones del mundo TP en pandemia

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Claves para seguir enfrentando la pandemia

Empieza un nuevo año escolar y el trabajo de profesores (y padres) no termina. Al cansancio acumulado, la falta de sueño, el estrés, las preocupaciones y los conflictos internos que trajo consigo la pandemia, hay que sumarle la incertidumbre que rodea la vuelta a las clases. Conversamos en exclusiva con la psicóloga argentina Kay Ghersevich y la doctora en Neuropsicología Laura Monge, española, quienes nos entregaron sus claves para enfrentar de mejor manera la llegada de un tiempo nuevo e incierto.

Por: Ximena Greene Fotos: Alexandra Koch, Pixabay.
Claves para seguir enfrentando la pandemia

1 Construir realidades día a día:

Kay Ghersevich es licenciada en Psicología y profesora de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina), experta en psicoterapia gestáltica y niños. Es también la fundadora y directora del Instituto de Psicoterapia Integrativa Córdoba (IPIC), Argentina. Es casada, madre de dos niños y docente desde el año 2003.

Para Kay Ghersevich, psicóloga clínica y directora del Instituto de Psicoterapia Integrativa de Córdoba (IPIC), en Argentina, el primer mensaje que los profesores les deben transmitir a las familias es la flexibilidad. “Estamos en un momento de mucha exigencia emocional y como padres debemos adoptar una conducta activa para adaptarnos a lo que está sucediendo”, asegura. Para ello, la experta hace un llamado a ir armando realidades a medida que se va configurando el día a día. “Más que hablar de una nueva normalidad, creo que hay que referirse a una nueva realidad, que es una que se va construyendo en escenarios que cambian constantemente y que no podemos controlar”.

De acuerdo con la especialista, la normalidad tiene que ver con una normativa y con algo que se mantiene constante durante un tiempo; sin embargo, esta vuelta a clases está lejos de ser una situación normal. “Sí se están haciendo grandes esfuerzos por parte de los colegios para que así sea, pero la situación puede cambiar de un minuto a otro, y necesitamos ser flexibles”, asegura.

“Si los padres se aferran a la forma como hacían las cosas antes, no solo van a terminar más estresados y frustrados, sino también más cansados e irritables, porque nada nos asegura que esto que hagamos en esta nueva realidad se vaya a mantener por mucho tiempo más”, enfatiza.

2 Mirada compasiva:

Para esta terapeuta, la seguridad en estos tiempos de incertidumbre tiene que estar puesta en los vínculos y en los espacios seguros que hay para la contención y donde podemos validar lo que sentimos. Sin embargo, para ello necesitamos volver a conectarnos desde la humildad y la compasión, no solo con los demás, sino también con nosotros mismos.

“Tenemos que aprender a pensar bien del otro. Como sociedad, como familia, como persona. Si yo me paro en un lugar de mayor aceptación, de más amor, de más paciencia, me enfrento a mis hijos, a mi marido o a los otros (profesores) de otra manera y el vínculo cambia”, explica.

Por otro lado, estamos viviendo un contexto en el cual el acelerado ritmo de vida dificulta el adecuado desarrollo familiar. “Estamos más preocupados por cumplir que de disfrutar el momento presente. Lo peor de esto es que desaprovechamos infinidad de oportunidades de crecimiento personal para nuestros hijos”, señala.

1 Parar, pensar y reflexionar:

Laura Monge es doctora en Farmacia y máster en Neuropsicología, Inteligencias Múltiples y Mindfulness. Es la creadora del proyecto Mis Trucos Para Educar (www.mistrucosparaeducar.com) y Escuela Lemon (www.escuelalemon.com).

Laura Monge señala que uno de los mayores problemas que tiene la crianza y la educación en momentos de crisis es que no contamos con tiempo para apensar en nosotros, en nuestros hijos ni en nuestras familias. Para ello, recomienda detenerse a reflexionar y establecer objetivos de cómo queremos ser como padres y qué es lo que nos gustaría que nuestros hijos aprendan.

“El año pasado, tanto los padres como los profesores solo reaccionamos frente a los cambios que se sucedían a medida que la situación de pandemia avanzaba. Solo apagamos incendios”, recalca Monge, y agrega: “Nos pasamos el día sin pensar qué es lo que le está pasando a mis hijos, y así nunca los podremos contener, y menos ayudar”. El llamado es a parar y dedicarles tiempo.

2 Enseñar la autonomía:

Para Laura Monge, uno de los mensajes más importantes que las instituciones de educación y los profesores les pueden entregar a los padres es la importancia de fomentar la autonomía y la autogestión. Para ello, la doctora en Farmacia y máster en Neuropsicología propone que cada familia arme un plan semanal.

“La idea es establecer una planificación semanal basada en objetivos puntuales que se deben cumplir. Los padres podemos acompañar este proceso, pero cada uno sabe cuáles son sus tareas, qué es lo que esperamos de ellos y hacia dónde van los objetivos de la semana. Al final del período establecido se revisan los resultados, se refuerza lo que quedó pendiente y se planifica una nueva semana”, explica.

De acuerdo con Laura Monge, de esta forma los hacemos partícipes y responsables de su propia educación: “Cuando ayudas a tus hijos a planificar sus tareas, les estás enseñando autonomía y les das la oportunidad de crecer en muchos otros valores como la responsabilidad, el orden, el altruismo o la generosidad”, concluye.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.