Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jul 2021 - Edición 253

Lecciones del mundo TP en pandemia

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Aprender más allá de las asignaturas

Pese a que todavía estamos en medio de la pandemia y de mucha incertidumbre, lo que nos dejó el 2020 fue altos niveles de aprendizaje. Sobre este tema conversamos con Andrea Osorio, directora de Aprendizaje para el Futuro de Fundación Chile.

Por: Marcela Paz Muñoz I.
Aprender más allá de las asignaturas

Para muchos expertos el 2020 nos dejó importantes lecciones. Andrea Osorio, directora de Aprendizaje para el Futuro de Fundación Chile, cuenta que se deben aprovechar los aprendizajes adquiridos; entre ellos, “la importancia de la comunicación en las comunidades, así como del vínculo entre docentes y estudiantes, y la relevancia del desarrollo socioemocional”.

Para la directora de Aprendizaje para el Futuro, “aprendimos que, más allá de las asignaturas, debemos generar procesos formativos en actitudes y valores, apuntando hacia una visión más integral de la educación, considerando el bienestar emocional”.

—A tu juicio, ¿cómo será la escuela 2021?
—Todavía con muchas incertidumbres respecto del funcionamiento en contexto de pandemia, con miedo a los contagios por parte de los diferentes miembros de la comunidad educativa. Nos imaginamos un escenario con todavía altos niveles de estrés, pero también con una serie de aprendizajes que nos deja el 2020 y que no se debieran desaprovechar; por ejemplo, la importancia de la comunicación en las comunidades, así como del vínculo entre docentes y estudiantes, y la relevancia del desarrollo socioemocional. Aprendimos que, más allá de las asignaturas, debemos generar procesos formativos en actitudes y valores, apuntando hacia una visión más integral de la educación, considerando el bienestar emocional.

Para enfrentar este año 2021, Andrea Osorio señala que “es fundamental continuar los procesos formativos respecto de elementos tecnológicos y pedagógicos. De igual modo, los espacios de reflexión entre pares pueden ser de gran apoyo para enfrentar el estrés”.

—¿Qué habilidades se deben priorizar al momento de enseñar?
—La metacognición, la colaboración, el pensamiento crítico y la comunicación resultan fundamentales para desarrollar en nuestros niños, niñas y jóvenes aprendizajes significativos con una participación activa de ellos y ellas. Se requiere desarrollar mucha conciencia en los estudiantes, respecto de sus desafíos de aprendizaje, así como también, propender a que sean conscientes de sus avances y puedan aplicarlos a otras dimensiones de sus vidas. La autonomía, en ese sentido, es clave.

—El año 2020, los profesores debieron manejarse con el uso de las tecnologías como nunca antes había ocurrido, ¿Cómo crees que fue ese aprendizaje?
—Intenso y diverso, como es nuestro país. Ha dependido mucho de las condiciones de conectividad de profesores y estudiantes. Lo que sí ha quedado claro es que la tecnología y el dominio de la misma solo cubre una parte del problema, el fondo requiere de diseño pedagógico. En ese diseño se requiere utilizar metodologías activas, en que los estudiantes puedan hacer más que escuchar. Un ejemplo de esto son las actividades que se han impulsado en algunas escuelas, donde, utilizando tecnología, los estudiantes investigan y aplican conocimiento, integrando en los productos finales más de una asignatura.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.