Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ene 2021 - Edición 248

Lo mejor 2020

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Aprendo en casa

Un año distinto, donde expertos en educación aseguran que, sin duda, alumnos y profesores, en diferentes medidas, han aprendido. ¿Cuáles fueron esos aprendizajes, y cómo se viene el 2021? Beatrice Ávalos, Premio Nacional de Ciencias de la Educación 2013, desde una mirada académica y Santiago Blanco, gerente general de la SIP Red de Colegios, desde una vereda de colegios, nos cuentan su opinión.

Por: Paula Elizalde
Aprendo en casa

Ante la pregunta ¿qué aprendieron profesores y alumnos este 2020?, la respuesta, tanto para Beatrice Ávalos, Premio Nacional de Ciencias de la Educación 2013 y actual profesora titular del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, como para Santiago Blanco, gerente general de la SIP Red de Colegios, comienza con un suspiro. Sin duda, fue un año de muchos aprendizajes.

Beatrice no duda en afirmar: “Los profesores sí que aprendieron”, y agrega que, según una encuesta realizada por el CIAE a profesores del país, la gran mayoría señaló que había aprendido. “Han aprendido a conocer a sus estudiantes, su nivel social. Han aprendido métodos digitales. Han usado el aprendizaje basado en proyecto, una forma de enseñar distinta. Han privilegiado métodos activos, basados en proyectos que desarrollan habilidades para el análisis, la discusión, otras habilidades”, recalca Ávalos.

Para Santiago Blanco, los profesores aprendieron principalmente dos cosas. Por un lado, “hemos llevado adelante el sistema de evaluaciones que viene a ser parte del proceso pedagógico del trabajo que se inició el año anterior con el decreto de evaluación del sistema de educación, esto trabaja fórmulas donde los estudiantes no solamente realizan evaluaciones sumativas, sino que con otras herramientas más integrales desde el punto de vista de acreditar los conocimientos de cada estudiante”, explica Blanco. “En esa línea, hemos podido trabajar sobre la base de portafolio, y en eso hay varios paradigmas que se pusieron a prueba este año. Eso se trata de distintos entregables, todos como parte de un proceso formativo, no sumativo”. Una práctica nueva que los profesores tuvieron que implementar además de manera remota.

Por otro lado, agrega el gerente de la SIP, como red de colegios tuvieron que desarrollar “tutores de resiliencia” como apoyo y para darles contención a los estudiantes. Ese rol también fue un nuevo aprendizaje.

“En una encuesta de la SIP, uno de los grandes temas que los alumnos valoran es el apoyo de los profesores, pero, por otra parte, echan mucho de menos el entorno del colegio, y se sienten muy solos en sus casas. A veces no reciben el apoyo de sus familias y están en un ambiente totalmente adverso”, comenta Blanco. Por ese motivo desarrollaron esos tutores.

¿Y cuál fue el aprendizaje de los alumnos?
“Creo que hay grandes diferencias”, afirma Beatrice, sobre esta respuesta. “Un 10 por ciento ni siquiera ha estado presente. Hay otros que han aprendido en la medida de lo posible, los que han recibido material o se conectan a alguna clase online. Las diferencias son grandes por nivel socioeconómico, los de mayor nivel han podido seguir el proceso sin dificultades, pero es variable en el resto”, complementa Ávalos.

“El tema es no preguntarse cuánto han aprendido, sino cómo ha sido el contacto con los profesores”, agrega Beatrice. Añade: “Yo creo que ahí sí hay aprendizaje. No hay estudios aún, tenemos solo opiniones, hemos hecho encuestas y todos nos dicen que han aprendido”.

Santiago Blanco señala que “los estudiantes han tenido un aprendizaje desde el punto de vista de la autonomía, ellos han tenido que organizar y aprender a organizar su tiempo. Si ellos de verdad quieren aprender, tienen que poner de su esfuerzo, si no se responsabilizan y no le dan sentido al proceso de enseñanza, no resulta”.

2021: un nuevo y gran desafío

“Será una enseñanza híbrida”, señala Beatrice. “Si no cuentas con el espacio hoy para hacerlo de manera presencial total, se debieran hacer clases a veces presenciales y otras no. Eso les permite encontrarse con sus amigos. La vuelta depende de que cada establecimiento llegue a acuerdos. Aun cuando haya una vacuna, hay que cuidarse”, afirma.

“El próximo año lo vemos más complejo que este año”, asegura Santiago Blanco, “porque este año, como organización y colegios, tuvimos que aprender a hacer clases a distancia, pero el próximo año lo vemos como un año híbrido; es decir, vamos a tener espacios presenciales y a distancia”.

“El desafío para el próximo año es ver cómo se organiza el colegio, el horario del profesor, si es que van a tener días presenciales y una cantidad de alumnos que van a estar en el colegio y una cantidad que no va a ir, que estará en su casa, todo eso hace que sea un año bastante complejo y en eso hemos estado trabajando”, concluye Blanco.

Beatrice Ávalos
Premio Nacional de Ciencias de la Educación 2013

“Los profesores sí que aprendieron. Han aprendido a conocer a sus estudiantes, su nivel social. Han aprendido métodos digitales. Han usado el aprendizaje basado en proyecto, una forma de enseñar distinta. Han privilegiado métodos activos, basados en proyectos que desarrollan habilidades para el análisis, la discusión y otras habilidades”.

Santiago Blanco
Gerente general de la SIP Red de Colegios

“El desafío para el próximo año es ver cómo se organiza el colegio, el horario del profesor, si es que van a tener días presenciales y una cantidad de alumnos que van a estar en el colegio y una cantidad que no va a ir, que estará en su casa, todo eso hace que sea un año bastante complejo y en eso hemos estado trabajando”.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.